Nunca se sabe cuándo podemos necesitar un crédito o un préstamo. Hace tiempo que los proveedores y prestamistas que conceden estos productos de forma online están asentados en el mercado, sabemos que son muy rápidos y que podemos recibir el dinero sin dar explicaciones.

Pero en ocasiones es inevitable que surjan dudas. ¿Estamos tomando la decisión correcta? ¿Es totalmente segura esta web? ¿Tendremos problemas en el futuro?

Está demostrado que estas plataformas son totalmente seguras y que son la mejor solución para situaciones de emergencia, pero no debes bajar la guardia. Antes de firmar tienes que tomar ciertas precauciones y controlar que cumplan requisitos como los que verás en este artículo.

La seguridad y la privacidad son los aspectos que más preocupan a los solicitantes de créditos, pero hay otras cuestiones que pasan desapercibidas y también debes revisar. Una de las grandes ventajas de internet es que tienes acceso a información de gran valor a un solo clic, este es uno de los factores que debes aprovechar.

¿Cómo funcionan los proveedores de créditos en línea?

Los proveedores de crédito en línea es una persona o entidad con la que contactas a través de internet y que tiene la capacidad de concederte un adelanto de dinero. Este traspaso se debe hacer de forma legal y en la inmensa mayoría de los casos se adquiere un compromiso.

El capital ha de devolverse en una fecha determinada y pagando unos intereses que corresponden a un porcentaje de la cantidad adelantada.

¿Qué aspectos no deben faltar en los proveedores de crédito?

El dinero está ligado a las emociones y es importante que cuando acudas a los proveedores de crédito y firmes el adelanto tengas la tranquilidad de saber que todo saldrá según lo previsto. Para que esto se produzca tienes que estar pendiente de que se cumplan estos requisitos.

Todo queda sellado en un contrato

Cuando llegas a un acuerdo económico es fundamental que todos los puntos queden reflejados por escrito, de esta forma si la otra parte no cumple con lo pactado tienes una prueba para reclamar.

Es importante que no te precipites y leas todos los puntos del documento que recibes, si tienes dudas aplaza la firma y busca asesoramiento.

Investiga la trayectoria de tu prestador

Cuando pides un préstamo tienes que saber a quién acudes. No importa que sea una persona o entidad, antes de iniciar el proceso debes conocer el tiempo que lleva ese prestador en el sector, el grado de satisfacción de sus clientes o si ha tenido algún problema legal que tenga que ver con esta actividad.

Las redes sociales son una buena fuente de información, en este canal puedes ver los comentarios de otros usuarios y comprobar el número de “likes” que reciben. La información solo es indicativa, ya que la propia página puede borrar los comentarios negativos.

No debe haber problemas para contactar

Cuando se acuerda un adelanto de dinero tiene que haber seriedad y ambas partes tienen que comprometerse con el pacto. La comunicación es importante y no debes tener dificultades para contactar con tu prestador y preguntar todas tus dudas. Puedes hablar por teléfono o enviar un correo electrónico, pero la persona o empresa a la que pides el adelanto debe estar disponible.

El cuidado de la página de contacto

Puede parecer superficial, pero una plataforma web cuidada, con su política de privacidad y de cookies actualizada, y con mensajes claros y concisos transmite fiabilidad.

La inmensa mayoría de plataformas emisoras de créditos o de prestamistas privados cuentan con un sitio web certificado en el que aparecen enlaces directos a la sección de “contacto” o tienen un área denominada “preguntas más frecuentes”. Generalmente un prestador que cuida su página se toma en serio su actividad.

Anunciantes fiables en el sitio web

Actualmente puedes encontrar numerosas plataformas digitales con capacidad para concederte un adelanto en pocos minutos. Cuando una página de este tipo alcanza cierta trayectoria, algunas empresas del sector deciden anunciarse en su portal.

Si esto sucede es que la página es fiable, ninguna empresa pondrá en duda su prestigio promocionando sus servicios en un lugar que no cumpla con todas las garantías.

El portal indica cuál es su sistema de seguridad

Una de las cuestiones que más preocupan a los usuarios de internet es que algún hacker pueda acceder a sus datos y ser víctimas de algún tipo de estafa.

Las plataformas digitales conocen esta situación y toman las medidas de seguridad apropiadas para evitar que se produzcan este tipo de delitos. Si una plataforma muestra en su web cuál es su sistema de seguridad, indica que ha tomado las precauciones adecuadas.

Cierto grado de flexibilidad

El compromiso de devolver un dinero es ineludible, pero a veces surgen imprevistos que te impiden cumplir con la fecha adecuada. Es importante que el prestamista o la plataforma te den la opción de solicitar una pequeña prórroga, pero debes estar atento.

Cuando las condiciones son excesivamente favorables también debes sospechar, todo esto también es un negocio y ningún prestador prestará un dinero si después no recibe una contraprestación.

Tienes la posibilidad de formar parte de una comunidad

Algunas páginas emisoras de créditos te ofrecen la posibilidad de registrarte en su comunidad. De esta forma, cada vez que ingresas en la web accedes a un área restringida introduciendo un usuario y una contraseña.

Esta sección te permite estar informado de todas las novedades, y si solicitas algún producto puedes preguntar tus dudas o hacer un seguimiento en tiempo real.

Supervisar todos estos puntos antes de solicitar un crédito puede parecer pesado, pero es importante que lo hagas. Tan solo tardarás unos minutos y es fundamental que inviertas ese tiempo en saber que has tomado la decisión correcta y que tus finanzas están a salvo de cualquier ataque.

proveedores