Ahorrar dinero rápidamente es posible con estos 10 consejos

Todos soñamos con tener unas finanzas solventes que nos permitan llegar a final de mes sin pasar ningún tipo de apuro.

Finanzas suficientes para llevar un estilo de vida con el que nos sintamos satisfechos y que nos den la capacidad de solventar cualquier tipo de imprevisto sin necesidad de solicitar un dinero que no es nuestro. El ahorro es el mejor sistema para conseguir estos objetivos.

Si tienes una buena situación económica, hace poco que comenzaste a ganar dinero o simplemente quieres saber cómo gestionar tus finanzas lee este artículo donde descubrirás diferentes trucos para ahorrar. Al principio puede parecer duro, pero es más sencillo de lo que crees y la satisfacción que sentirás cuando veas las cifras de tus cuentas a final de mes no tiene precio.

Existen diferentes formas de ahorrar, pero la más efectiva se basa en reducir gastos que son prescindibles. La planificación es tu mejor aliada, por eso es importante que te pares a pensar, revises tu cuenta y compruebes dónde va cada euro que ingresas, a partir de ahí puedes empezar tu estrategia de ahorro.

¿Qué pasos debo seguir para alcanzar la meta del ahorro?

El primero de ellos es la planificación, y las herramientas interactivas de hoy en día te pueden ayudar a llevarla a cabo. Elementos como la hoja de cálculo son muy útiles, pero no debes olvidar que es una carrera de fondo y que este paso tan solo es el inicio y deberás tomar otras medidas.

consejos para ahorrar dinero

 

  1. Reducir gastos de aire acondicionado y calefacción
  2. Vigilar el consumo eléctrico
  3. Crear un fondo de emergencia
  4. Analizar cuánto gastas en transporte
  5. Evita las tarjetas de crédito
  6. Establece un presupuesto para tus necesidades y objetivos
  7. Utiliza técnicas psicológicas
  8. Compra bombillas de bajo consumo
  9. Espera a las mejores ofertas
  10. Busca la mejor opción en un caso de necesidad extrema

1.  Reducir gastos de aire acondicionado y calefacción

Muchas familias se enfrentan a unas facturas con unas cifras altísimas durante el invierno debido a la necesidad de encender la calefacción, sobre todo en las fechas navideñas donde varias personas se reúnen en una casa para celebrar estos días tan señalados y quieren disfrutar de unas temperaturas confortables.

Lo mismo ocurre en verano, cuando las altas temperaturas te obligan a encender el aire acondicionado y tu consumo se dispara, pero reducir este gasto es posible. Si tu casa no es muy grande con que enciendas la calefacción entre 4 y 5 horas al día es suficiente, 2 antes de la hora de la comida y otras 2 antes de dormir, de esta forma tu hogar estará siempre caldeado.

Otra opción es que compres un programador automático que apague los radiadores a la hora que deseas, este artículo te costará un dinero que a la larga quedará amortizado. Este mismo sistema lo puedes aplicar para el aire acondicionado.

2.  Vigilar el consumo eléctrico

No es bueno obsesionarse con nada, pero es conveniente que estés pendiente de no dejarte luces encendidas, electrodomésticos enchufados o dejar correr el agua del grifo sin control. Prestando atención a estos pequeños momentos puedes reducir las cifras de la factura de la luz y contar con un dinero extra que te puede venir muy bien.

3.  Crear un fondo de emergencia

A veces resulta imposible adelantarse a los acontecimientos, por eso es importante que montes un fondo de emergenciacon el dinero que vas ahorrando mensualmente por si llega algún gasto inesperado, de lo contrario tendrás que pedir un crédito, y aunque los puedes encontrar bajo unas condiciones muy interesantes, estarás utilizando un dinero que no es tuyo y que tienes que devolver. Una de las principales metas del ahorro es disponer de este excedente.

4.  Analizar cuánto gastas en transporte

El lugar de trabajo o nuestra zona preferida de ocio no siempre se encuentran cerca de casa y es necesario desplazarse creando una situación que te obliga a gastar dinero.

Este gasto se puede reducir, algunas ciudades como Madrid o Barcelona disponen de un sistema de transporte público muy rápido y efectivo y el coste de un abono mensual es similar al de la gasolina que se gasta en un mes e incluso puede salir más rentable porque no gastas combustible en buscar aparcamiento. Además, esta acción favorece la reducción de gases nocivos para la atmósfera y protege el medio ambiente.

5.  Evita las tarjetas de crédito

Hoy en día es imposible vivir sin tener una cuenta bancaria y estos depósitos van asociados a una tarjeta. Si tienes la opción de elegir escoge siempre la de débito porque la de crédito tiene cierto peligro si no llevas un control exhaustivo de tus gastos.

El motivo es que el importe de las compras no se carga hasta el mes siguiente y si tus adquisiciones han tenido un coste superior al del dinero de tu cuenta, la tarjeta tirará del crédito que se te ha concedido y este dinero tendrás que devolverlo con sus intereses correspondientes.

6.  Establece un presupuesto para tus necesidades y objetivos

Cuando hayas revisado los extractos de tu cuenta de los últimos meses y hayas plasmado en un papel los ingresos y gastos de los que dispones, podrás ver tu situación económica con mucha más claridad y esto te permitirá establecer un presupuesto para hacer frente a todos los gastos que se te presenten y puedas planificar futuras inversiones.

7.  Utiliza técnicas psicológicas

En ocasiones los gastos vienen debido a un impulso que hemos sentido y no hemos sabido controlar, existen diversas técnicas que nos pueden ayudar a tener cierto auto control, y una de las más efectivas es la de la espera de las 24 horas. Consiste en darte este tiempo para valorar si es conveniente adquirir ese bien o servicio que acabas de ver.

8.  Compra bombillas de bajo consumo

Este tipo de bombillas son algo más caras que las convencionales pero su consumo es mucho menor, con lo cual a la larga resultan más rentables. Además, vuelve a aparecer el factor de conciencia social, reducir el gasto de energía beneficia al medio ambiente.

9.  Espera a las mejores ofertas

Todos los establecimientos publican promociones con el objetivo de aumentar su cartera de clientes y fidelizar a los que ya tienen, por eso si el producto o servicio que piensas adquirir no es estrictamente necesario puedes esperar al periodo de rebajas o seguir las redes sociales de la superficie en la que piensas comprar para así saber cuál es el mejor momento en el que realizar tu compra.

10.  Busca la mejor opción en un caso de necesidad extrema

Puede ocurrir que la emergencia llegue en el momento más inoportuno y no te quede más remedio que pedir un préstamo. Si te tienes que enfrentar a esta situación lo mejor es que recurras a una plataforma digital en lugar de a un banco, estos portales son mucho más rápidos y si eres primer cliente es probable que no tengas que pagar intereses y el préstamo te resulte totalmente gratuito.

Reducir gastos y solventar las situaciones más urgentes es fundamental para iniciar los pasos que te permitan llegar a la meta del ahorro.

Ya has visto que obtener un excedente de dinero es mucho más sencillo de lo que parece, tan solo es necesario organizar tus ingresos y gastos y elegir el momento más oportuno para adquirir esos bienes y servicios que te proporcionarán una satisfacción personal y profesional. Además, tienes la posibilidad de cuidar el medio ambiente a la vez que conservas tu dinero.

cero interés