La expansión del COVID-19 ha perjudicado a muchos sectores y también ha generado beneficios a otros. Actualmente podemos encontrar a trabajadores que han perdido su empleo, otros a los que se les ha aplicado un ERTE o a los sanitarios, reponedores y personal de limpieza que viven jornadas muy intensas.

Los autónomos están viviendo esta crisis de una forma muy particular. Una parte tiene dificultades para llegar a fin de mes, pero otros muchos ven cómo sus ingresos aumentan por el COVID-19.

Aquí te mostramos qué profesionales pueden mantener y aumentar sus beneficios durante la cuarentena.

La pandemia del COVID-19 ha llegado en la época de mayor desarrollo del mundo digital. La red ha permitido que un gran número de empleos se mantengan e incluso ha creado nuevas oportunidades. Dentro de este caos los trabajadores freelance pueden encontrar nuevas oportunidades y hacer que el golpe de esta crisis no sea tan fuerte.

¿Habrá más ingresos para autónomos en la crisis del COVID-19?

Es imposible responder a esta pregunta de forma contundente. Un gran número de autónomos saldrán perjudicados de esta crisis, pero los que trabajan en el mundo digital o los que realizan parte de su labor a través de la red no se verán afectados. Estas son las profesiones en las que se mantendría el trabajo y en las que puede haber más beneficios.

  1. Redactores web
  2. Trabajadores de comercio online
  3. Distribuidores de todo tipo de empresas
  4. Empresarios y personal del sector sanitario y textil
  5. Docentes virtuales

Redactores web

En estos momentos la audiencia permanece confinada en sus casas. Un gran número de medios de comunicación y empresas de diferentes sectores saben que es necesario tener actualizadas sus páginas para ganar seguidores y obtener beneficios.

Los autónomos que trabajan en la creación de contenidos o en la edición de textos son necesarios en la crisis del COVID-19. Algunos ganarán más dinero y la mayoría mantendrá su trabajo.

Trabajadores de comercio online

Muchos autónomos colaboran con grandes y medianas empresas gestionando los pedidos y reclamaciones de sus clientes a través de la web. La cuarentena provocada por el COVID-19 ha hecho que aumenten las compras online y ahora estos trabajadores resultan imprescindibles.

En algunos casos realizan más gestiones que las que marcan sus contratos, y cuando acabe esta crisis es probable que vean cómo este trabajo les ha aportado más beneficios.

Distribuidores de todo tipo de empresas

Este caso está directamente relacionado con el anterior. La venta online ha crecido de una forma espectacular durante los últimos años, y en especial en la cuarentena del COVID-19.

Al igual que las empresas cuentan con colaboradores para la gestión de pedidos, también necesitan personal que se los entregue a sus clientes. Muchas entidades contratan a trabajadores autónomos para realizar este trabajo, sobre todo en fechas en las que aumenta la demanda considerablemente.

Empresarios y personal del sector sanitario y textil

El COVID-19 es potencialmente peligroso para la salud de diferentes sectores de la población. Su propagación ha dado más trabajo al personal sanitario que trabaja en clínicas privadas o en centros que requieren profesionales del área de la salud.

También ha generado trabajo en industrias como la textil. Ante la falta de material sanitario empresas de otros sectores crean elementos indispensables como las mascarillas, en este sentido el trabajo no falta. También hay empresarios que han parado la venta de productos deportivos, como las máscaras de buceo, que resultan muy útiles como respiradores para los hospitales.

En estos casos el aumento de beneficios no está asegurado. Gran parte de estos autónomos trabajan de forma altruista con el objetivo de paliar los efectos de esta crisis y ayudar a quienes más lo necesitan. Si hay un lado positivo, es que estos profesionales han demostrado que son necesarios y seguramente mantendrán su puesto de trabajo.

Docentes virtuales

La red también sirve para adquirir conocimientos. Ahora los centros educativos están cerrados por el COVID-19 y un gran número de alumnos aprovechan este tiempo para reforzar lo aprendido o avanzar en otras materias.

Los docentes virtuales son profesionales muy demandados en estos momentos, pero no todos están relacionados con el terreno académico. Profesores online de música o de diferentes artes plásticas están aumentado su clientela en esta cuarentena. Sus beneficios pueden subir.

El COVID-19 ha traído una situación nueva que nadie esperaba, aunque esta crisis puede mejorar la situación de algunos autónomos a la vez que saca la parte más solidaria de las personas.

Más allá de los beneficios que se puedan obtener, la cuarentena está demostrando que todos los profesionales son necesarios, sea cual sea su forma de trabajo.