Cuando tenemos tarjetas de crédito en las manos o hablamos con nuestro banco para adquirir una, miramos detenidamente sus ventajas e inconvenientes.

La realidad es que se trata de un instrumento que nos obliga a estar muy atentos si no queremos llevarnos una sorpresa en forma de gasto, pero también nos aporta beneficios que podemos maximizar.

La tarjeta de crédito te da la tranquilidad de poder pagar en cualquier momento y lugar, aunque no debes olvidar que a primeros del mes siguiente se te cargarán esos gastos.

Existen algunos trucos que te permitirán sacarle el máximo partido al dinero que tienes en tu tarjeta de crédito, y aquí descubrirás cuáles son.

Puedes emplear algunas técnicas como negociar con tu banco, reducir los intereses o aprovecharte de los descuentos que puedes obtener en algunos establecimientos.

Pero si realmente quieres sacar todo el provecho a tu tarjeta, debes leer bien el contrato de concesión, consultar todas tus dudas con tu entidad y pensar dos veces antes de utilizarla.

¿Qué Tengo Que Saber Sobre Mi Tarjeta De Crédito?

Si tu banco ha contactado contigo para ofrecerte unas tarjetas de crédito o has solicitado una y ha aceptado, puedes estar satisfecho. Este producto solo es ofrecido a clientes que tienen unas finanzas solventes y saneadas.

Estas tarjetas están vinculada a una cuenta de la que eres titular y puedes utilizarla para adquirir productos y servicios. La gran ventaja es que si la compra es superior al dinero de tu depósito, este instrumento utiliza un crédito concedido por tu banco para pagar.

Las tarjetas de crédito te obliga a llevar un registro de tus gastos. Las compras no se cargan hasta el mes siguiente, y si has hecho un pago que no has contabilizado, tendrás que asumirlo, además, tendrás que devolverle al banco el crédito que has utilizado.

Este es el gran inconveniente, pero si utilizas tus tarjetas correctamente harás compras rentables y tu dinero no correrá peligro.

¿Cómo Sacar El Máximo Rendimiento A Mis Tarjetas?

Las tarjetas de crédito te puede ayudar a ahorrar y a conseguir tus objetivos económicos. Aplicando estas claves y pactando con tu banco unas condiciones beneficiosas, este instrumento puede ser tu aliado.

  1. Elige unos intereses adecuados
  2. Compra en establecimientos asociados
  3. Aprovecha los programas de puntos
  4. Escoge el momento adecuado para aumentar tu crédito
  5. Presiona a tu banco en el momento oportuno

Debes Elegir Unos Intereses Adecuados

Los bancos siempre buscan obtener beneficios y el crédito de tus tarjetas de crédito tiene diferentes tipos de intereses. Si tienes pensado hacer grandes compras con este instrumento pacta unos intereses bajos para no tener que pagar cantidades excesivas.

Si solo la vas a utilizar en el día a día y no está en tus planes emplear el crédito, no tienes por qué estar pendiente de los intereses.

Siempre Debes Comprar En Establecimientos Asociados

La inmensa mayoría de tarjetas de crédito tienen convenios con algunos establecimientos, pregunta a tu banco cuáles son y compra en esas tiendas.

De esta forma, podrás aprovecharte de descuentos, sorteos y promociones que harán que gastes menos por adquirir el mismo producto. Este es uno de los incentivos que usan los bancos para incitar a sus clientes a usar estas tarjetas.

Aprovecha Los Programas De Puntos

Los programas de puntos son otro incentivo que utilizan los bancos, se obtienen haciendo compras con regularidad y se pueden canjear por regalos o descuentos.

Los puedes utilizar de forma instantánea y reducir en pequeñas cantidades el pago de algunos productos o servicios, o bien acumular un gran número y disfrutar de un buen regalo o descuento. Tú decides la estrategia que quieres llevar.

Escoge El Momento Adecuado Para Aumentar Tu Crédito

Si llevas tiempo utilizando la tarjetas de crédito, estás contento y no has sufrido ningún contratiempo, puedes solicitar un aumento de crédito. Este incremento te da mayor libertad económica y te permite hacer compras por un valor más alto.

Solicítalo cuando mejore tu situación financiera con ganancias extras o aumentos de sueldo, no olvides que tienes que devolver el crédito que utilices.

 Presiona A Tu Banco En El Momento Oportuno

La competencia que existe en el sector financiero te da la oportunidad de escoger entre varias opciones.

Puedes aprovechar esta situación para presionar a tu banco argumentando que tienes una alternativa que te ofrece mejores condiciones. Aunque antes de dar este paso debes estar bien informado y estudiar las posibles consecuencias.

El mercado financiero y sus productos son un arma de doble filo. Puedes cometer un error al incumplir una cláusula y pagar por ello, pero también puedes aprovechar las oportunidades que se te presentan.

Una tarjeta de crédito es muy útil si la usas de la forma adecuada y en el momento preciso.

tarjetas de credito y sus beneficios
Cinco Beneficios Para Sacarles El Mejor Provecho A Tus tarjetas