Solicitar el borrador de la renta 2019

A partir de este mes, trabajadores y empresarios comienzan a elaborar todos los trámites necesarios para presentar la Declaración de la Renta 2019.

Un documento obligatorio para la Agencia Tributaria en el que se reflejan los ingresos y el patrimonio del que disponen las personas físicas durante un año fiscal.

En ocasiones, realizar esta declaración puede resultar complicado y este es uno de los motivos que ha llevado a la propia Hacienda a crear un servicio llamado borrador de la Declaración de la Renta que sirve para que cada contribuyente pueda hacer una estimación de su ejercicio fiscal anual. Para realizar esta aproximación se emplean datos personales y económicos como inversiones, ingresos, retenciones o hipotecas.

El borrador de la renta ha dado unos resultados muy satisfactorios, prueba de ello es que va a cumplir 11 años de servicio, ya que fue en 2008 cuando la Agencia Tributaria decidió ponerlo en marcha. Los contribuyentes que no pidieron o no confirmaron el borrador del IRPF de 2018 pueden solicitarlo a partir del día 2 de abril de este mismo año.

Contenido

¿Cómo pedir el borrador de renta 2019?

¿Qué se debe hacer para solicitar el borrador en la página de la Agencia?

La casilla 450.

El borrador en la sede electrónica.

DNI: Acceso, modificación y confirmación.

Otros servicios de la web de la Agencia Tributaria.

¿Puede ser modificado el borrador de la renta?.

Pasos para realizar estas modificaciones.

¿Qué plazos hay que cumplir?.

Plazo de la declaración.

Otras fechas importantes.

¿Qué se puede desgravar en la Declaración de la Renta?

Las deducciones de los autónomos.

que hacer en málaga

¿Cómo pedir el borrador de renta 2019?

Actualmente la Agencia Tributaria está totalmente informatizada, el borrador de la renta 2019 se puede encontrar en la web oficial de este organismo en la sección “Campañas”. Otra forma de obtenerlo es descargándose la aplicación de Hacienda a través del teléfono móvil.

¿Qué se debe hacer para solicitar el borrador en la página de la Agencia?

Cualquier persona que cuente con unos conocimientos informáticos básicos puede acceder a este borrador a través de la web de la Agencia Tributaria. En primer lugar, el portal pedirá al solicitante que se identifique mediante una de estas opciones: por medio de un certificado electrónico, a través del DNI electrónico o con un código PIN que habrá que solicitar anteriormente en la propia Agencia.

La casilla 450

Existe una tercera posibilidad más compleja, pero se puede llevar a cabo sin grandes inconvenientes.

Se trata de utilizar la casilla 450 de la declaración del año pasado, una sección que se corresponde con la base liquidable general que está sometida a gravamen, que es un impuesto sobre los bienes inmuebles de los que dispone una persona física y que generalmente corresponde con el 5% del valor catastral del mismo.

La casilla 450 está ubicada en el encabezado del documento que se presenta junto con el borrador y los datos fiscales de la persona, también se puede encontrar en el comprobante de la declaración presentada el año anterior.

El borrador en la sede electrónica

Si se pretende acceder al borrador a través de la sede electrónica será necesario introducir los dígitos del Documento Nacional de Identidad (DNI), el importe de la casilla 450 y el número de teléfono móvil, seguidamente la Agencia Tributaria enviará un número de referencia que servirá de acceso al borrador de la renta que se podrá consultar en el apartado “Renta web”.

La dificultad de este procedimiento reside en que a veces se desconoce cuál es el importe de la casilla 450, para averiguarlo es necesario utilizar un código PIN que se puede conseguir en la web de la Agencia Tributaria o de forma presencial.

Es recomendable realizar estos trámites con tiempo suficiente ya que, para algunas peticiones, como la de este código PIN, es necesario concertar una cita previa que puede tardar varios días en confirmarse.

La forma más rápida de solicitar estos dígitos de acceso es a través de la sede electrónica de la propia Agencia Tributaria donde habrá que introducir datos como la fecha de caducidad del DNI y el número de teléfono móvil para enviar la clave que normalmente llega vía SMS.

DNI: Acceso, modificación y confirmación

El sistema más útil y variado para llegar al borrador de la renta es el certificado digital o DNI electrónico. Se trata del sistema de identificación más amplio que existe porque además de permitir el acceso al borrador ofrece la posibilidad de modificarlo y confirmarlo.

Otra de sus ventajas es que da acceso a otros procedimientos que tienen que ver con la propia Declaración de la Renta.

Otros servicios de la web de la Agencia Tributaria

La página oficial de Hacienda ofrece distintos servicios y posibilidades. Además de permitir consultar y modificar el borrador de la renta ofrece información muy útil como el código RENO, que es una referencia que sirve para gestionar todos los datos de la campaña correspondiente e incluso presentar la propia declaración.

Este código aparecerá en la pantalla de la propia página y se puede solicitar a través de la aplicación móvil.

En el portal de la Agencia Tributaria también se pueden llevar a cabo otras acciones como pedir cita previa, solicitar información sobre el estado de las devoluciones que corresponden en la campaña o llevar a cabo trámites como el cambio de domicilio, entregar declaraciones complementarias o exponer y realizar cambios en la domiciliación.

¿Puede ser modificado el borrador de la renta?

Puede ocurrir que durante un año se produzcan novedades en los datos fiscales de las personas debido a inversiones, ventas o adquisición de bienes inmuebles, por este motivo la propia Agencia Tributaria ofrece la posibilidad de modificar los datos que sean necesarios, especialmente los que tienen que ver con los ingresos y pérdidas que se hayan tenido durante el año fiscal.

Esta opción también sirve para cambiar algunos datos que sean erróneos o no estén precisamente detallados.

Pasos para realizar estas modificaciones

Esta información se puede cambiar de una forma muy sencilla: en primer lugar habrá que entrar en la página oficial de la Agencia Tributaria, a continuación habrá que ir a la sección “campañas” y pulsar en el icono “renta 2018”, y finalmente habrá que entrar en el servicio de la renta web de “Tramitación, borrador/declaración”.

Uno de los contratiempos de este procedimiento es el error en la casilla 305, si esto sucede no se podrá realizar la declaración en ese momento.

Se trata de un fallo que la propia agencia está trabajando en solucionar de forma urgente ya que este apartado es necesario para constatar las ganancias y pérdidas que se han obtenido en el traspaso de elementos de patrimonio. La mejor forma de saber si el error está subsanado es probar a realizar este borrador varias veces.

Hay que tener en cuenta que la presentación y realización de trámites a través de internet puede generar algunos problemas que pueden ser técnicos o estar provocados por la falta de información.

Para ello la Agencia Tributaria dispone de un teléfono de contacto y en caso de duda se puede concertar una cita previa en la que resolver la cuestión con un trabajador de Hacienda, una circunstancia que se suele producir cuando se cumplimenta un formulario vía online y el portal no permite imprimir el PDF.

¿Qué plazos hay que cumplir?

El próximo martes 2 de abril se abre el plazo para solicitar el borrador de la Declaración de la Renta y presentarlo vía online hasta el próximo 1 de julio. Además, desde el 1 de abril se puede pedir una cita previa.

Otra opción es recurrir al plan “Le llamamos” que consiste en solicitar que la propia Agencia contacte por vía telefónica con el solicitante para llevar a cabo este trámite. También se puede pedir cita previa para solicitar y presentar el borrador de forma presencial desde el próximo día 6 de mayo y hasta el 26 de junio.

Plazo de la declaración

A partir del 14 de mayo se puede presentar la Declaración de la Renta correspondiente al ejercicio fiscal de 2018 en las oficinas de la Agencia Tributaria de cada Comunidad Autónoma. Este documento se debe presentar con el resultado a ingresar y una domiciliación de cuenta hasta el 26 de junio de este año.

Otras fechas importantes

Además de los anteriores, en el calendario del contribuyente están marcados otros días que son de vital importancia para la campaña de la renta. El primero de ellos es el 1 de julio de 2019 que es la fecha tope para presentar la Declaración de la Renta y patrimonio de aquellos contribuyentes cuyo resultado en la declaración haya sido a devolver.

Este día también es el definitivo para las personas que hayan obtenido un resultado negativo y para las que renuncien a la devolución que les corresponde. Lo mismo ocurrirá con los trabajadores que se encuentren desplazados al régimen especial de tributación por el impuesto de la renta de no residentes.

El 14 de marzo es otro de los días destacados, a partir de esta semana se puede solicitar el número de referencia, y para ello es necesario acceder al servicio RENO donde se obtendrá este número que llegará al usuario a través de la App de la agencia.

La particularidad de este trámite es que se pueden pedir 10 códigos de referencia cada día y cada uno de ellos estará formado por seis dígitos alfanuméricos que revocarán al anterior.

¿Qué se puede desgravar en la Declaración de la Renta?

Todos los contribuyentes buscan ahorrar la mayor cantidad de dinero que sea posible, y conocer todos los detalles sobre la presentación del impuesto de la renta para las personas físicas (IRPF) puede ser de gran ayuda para reducir el importe de algunos pagos que en principio se tendrían que hacer.

El primer elemento son los planes de pensiones privados, cuando se llega a la edad de jubilación se puede disponer de todo el dinero que se ha ido acumulando mes a mes desde la fecha en la que se abrió este depósito en la entidad bancaria.

Esto supondrá unos ingresos para la persona que tiene la obligación de declarar, reduciéndose una parte de estos.

Si en este procedimiento surge algún tipo de duda la mejor recomendación es consultar a un experto, ya que un error en la declaración puede provocar que Hacienda interprete que los ingresos han sido inferiores a los reales, y si la Agencia Tributaria detecta alguna irregularidad en este u otro procedimiento revisará el caso y dará la oportunidad de subsanar el error antes de sancionar.

La mejor forma de evitar estas situaciones es contar con la información necesaria y saber cuáles son las acciones que se llevan a cabo.

Las personas que viven de alquiler también pueden desgravarse el importe que abonan por residir de esta forma.

Aunque existe un factor con el que hay que contar y es que la gestión de este tipo de ingresos se divide entre la administración estatal y los gobiernos regionales en los alquileres anteriores al 1 de enero de 2015, de tal manera que las declaraciones pueden variar ya que cada región aporta unas condiciones y ventajas determinadas.

Tener hijos es otro elemento que valora la Agencia Tributaria permitiendo realizar deducciones por aspectos como familia numerosa o gastos escolares. Además, los trabajadores por cuenta ajena tienen la opción de desgravar hasta 1.200 euros cada año por cada hijo nacido o adoptado en España.

Invertir en nuevas empresas también tiene una recompensa fiscal, hasta el punto de que se puede desgravar hasta un 30% de cada 60.000 euros.

Esta medida se tomó en comunidades como Madrid, Cataluña, Aragón y Galicia donde las administraciones buscan inversores que reactiven a las nuevas compañías, especialmente a las que pertenecen al Mercado Alternativo Bursátil o MAB.

Finalmente, la Agencia Tributaria intenta compensar a las personas que realicen donativos otorgándoles beneficios como la posibilidad de desgravar hasta el 75% de la cantidad que hayan pagado, una situación que instituciones como la iglesia y algunas ONG recalcan a la hora de promocionar sus campañas.

Las deducciones de los autónomos

Con el objetivo de impulsar los negocios de los autónomos, la Agencia Tributaria permite que se desgraven algunos gastos como los correspondientes a la compra de material de oficina, las dietas que se empleen en el ejercicio de la actividad profesional.

Los programas informáticos en los que hay que invertir o los gastos de desplazamiento que corresponden a la gasolina y llegan al 50% si es un vehículo habitual que se emplea para trabajar, y al 100% si se trata de un vehículo especializado para transportar mercancías.

que hacer en málaga