El coronavirus Activó al ERTE, ha trastocado nuestra vida personal y profesional. El confinamiento que se ha decretado ha puesto en peligro los puestos de trabajo de un gran número de personas.

A día de hoy no hay despidos masivos, pero muchas empresas optan por otras soluciones.

De momento muchos trabajadores en cuarentena han visto cómo se bajaban sus sueldos, perdían su puesto o se tenían que adaptar al teletrabajo, mientras que a otros sus empresas les han aplicado un ERTE.

Leyendo este artículo sabrás todo sobre esta medida que se ha hecho popular por la crisis que ha provocado el Covid-19.

Los empresarios han mirado con preocupación al decreto del estado de alarma que obliga a tener a sus trabajadores en cuarentena.Además, se produce un parón económico que provoca que las cuentas no salgan.

Por otro lado, el empleado se ve muy perjudicado porque se siente indefenso ante cualquier situación. El ERTE es una medida que no ha dejado indiferente a nadie.

¿Qué es un ERTE?

Las siglas ERTE significan Expediente de Regulación Temporal de Empleo. Se trata de una autorización que se le concede a una empresa para suspender los contratos de varios empleados durante un determinado periodo de tiempo.

Se aplica por motivos económicos, técnicos u organizativos.

Muchos trabajadores en cuarentena se han visto sorprendidos por esta medida. No es un despido, con lo cual siguen vinculados a la empresa, aunque no cobran y pierden su derecho a vacaciones o pagas extras mientras está en vigor este expediente.

Una vez que finaliza este periodo de tiempo el trabajador vuelve a su puesto.

¿Qué hay que hacer para tramitar un ERTE?

Para poner en marcha una medida de este tipo es necesario dar una serie de pasos. La tramitación general de este expediente se realiza de la forma que verás a continuación.

Tienes que tener en cuenta que esta pandemia, que ha dejado a miles de trabajadores en cuarentena, ha provocado algunos cambios. Así se tramita un ERTE en condiciones normales.

  1. Se crea una mesa de negociación
  2. Creación de un calendario de reuniones
  3. Búsqueda de un acuerdo

Se crea una mesa de negociación

Este primer paso sirve para comunicar la situación. La mesa de negociación está formada por representantes de la empresa y de los trabajadores. En la reunión la compañía manifiesta su intención de aplicar el ERTE.

Desde ese momento los trabajadores disponen de 15 días para crear una comisión y negociar.

Se establece un calendario de reuniones

La comisión negociadora, que en este caso defendería los intereses de los trabajadores en cuarentena, establece un calendario de reuniones. Como mínimo tiene que haber dos, y todo lo que se hable en estos encuentros debe quedar reflejado en un acta.

Además, para que todo sea válido, este documento debe estar firmado por todos los asistentes.

Búsqueda de un acuerdo

El objetivo de estas reuniones es que la empresa y los trabajadores lleguen a un acuerdo. Si hay consenso la compañía tiene un plazo de 15 días para notificar a la autoridad laboral y a los empleados su decisión de suspender los contratos.

En caso de que no haya consenso los empleados tienen mecanismos para proteger sus derechos. Disponen de un plazo de 20 días hábiles desde que se les notifica el ERTE para llevar a la empresa a los tribunales.

Si finalmente se llega a juicio y el juez determina que el expediente no es válido, la empresa debe readmitir a los trabajadores y pagarles el salario correspondiente a los días en los que ha estado vigente el ERTE.

¿Quién se ocupa ahora de los trabajadores en cuarentena?

El ERTE es una medida que está pensada para situaciones excepcionales como las que ha provocado el coronavirus. Ante esta situación el gobierno de España ha intervenido para evitar que el Expediente de Regulación Temporal de Empleo se convierta en otro problema.

En este caso el gobierno garantiza que pagará la cuota correspondiente a la Seguridad Social de los trabajadores afectados por el ERTE.

Además, asegura que mientras se esté aplicando esta medida los trabajadores en cuarentena podrán cobrar el subsidio de desempleo, independientemente de que hayan cotizado o no los 360 días exigidos para cobrar esta prestación.

Nunca se había vivido una situación como esta, ya que ninguna empresa había establecido un ERTE por tener a sus trabajadores en cuarentena. Si se te ha aplicado este expediente mantén la calma, no se trata de un despido. En caso de que te sientas perjudicado, una vez que pase el encierro puedes hablar con representantes legales y laborales y ver qué se puede hacer.