Consejos para comprar los boletos aéreos más económicos

Cada día más de 100.000 vuelos surcan el cielo transportando a personas que viajan por motivos laborales, particulares o de ocio.

Los boletos aéreos pueden tener un coste muy elevado que hace que muchas personas desistan de comprarlos y busquen otras opciones estudiando otras fechas y medios de transporte.

Actualmente la red es el escenario perfecto para encontrar vuelos baratos y en los días más convenientes para el comprador.

Aunque internet también puede ocultar varios contratiempos como páginas fraudulentas de compra que obligan a extremar las precauciones, algo que no ha frenado a los viajeros que compran sus billetes de forma online.

Cómo conseguir los billetes más económicos

Para encontrar el boleto aéreo más barato y que cumpla con todas las expectativas del comprador en cuanto a hora de salida, número de escalas, facturación o colocación del asiento es necesario explorar internet en profundidad y aplicar ciertos trucos para que la compra sea perfecta.

La utilidad de los comparadores

La amplitud que ha alcanzado el mercado en todos los sectores y la utilización de internet como escenario de compra han provocado que surjan portales que tienen la función de comparar todas las ofertas para mostrar una clasificación de las más interesantes.

Todo esto permite que el usuario ahorre tiempo en esta tarea y tenga una visión más clara de lo que le ofrece cada empresa.

Utilizar estos portales para encontrar billetes de avión es una opción muy interesante, aunque es necesario elegir bien qué comparador se va a utilizar, ya que algunos tienen convenios con diferentes compañías aéreas y generan una clasificación acorde a los intereses de las mismas.

La mejor recomendación es buscar información sobre los comparadores y utilizar uno que no esté influido por ninguna compañía. También es conveniente no dejarse llevar por la primera opción y utilizar diferentes comparadores para tener una idea más amplia.

Evitar la publicidad aérea

En internet todo queda registrado de tal manera que si un usuario utiliza la red para encontrar vuelos baratos las compañías emplearán algunas técnicas como investigar las cookies del navegador para enviarle publicidad sobre sus billetes de avión.

Todo esto provoca que la persona se vea bombardeada, y si ve interesante la propuesta que aparece en su pantalla, podría decantarse por esa opción sin investigar otras más económicas.

Para evitar esta situación lo mejor es borrar las cookies y navegar de incógnito, de esta forma el rastro queda borrado y se evita la aparición de anuncios publicitarios que utilizan técnicas emocionales para incitar a la compra cada vez que se entre en redes sociales o se abra el buscador.

Aprovechar las comisiones asociadas a las tarjetas

Muchas entidades bancarias tienen convenios con las líneas aéreas más destacadas, de tal forma que a veces cuando un cliente decide adquirir una tarjeta de crédito le entregan un producto rotulado con el logo y los colores de la compañía y la inclusión de descuentos y ofertas para determinados vuelos.

Además, estas tarjetas suelen traer incluidas promociones como salas VIP, descuentos en los aeropuertos y en los productos que se venden en el propio avión o eliminación de esperas y colas para embarcar.

El único inconveniente es que estas ventajas únicamente suelen ir asociadas a las tarjetas de crédito y no servirían para una de débito, un hecho que hace que personas que no viajan de forma habitual se planteen la utilidad de estas tarjetas y terminen por desechar la idea, priorizando una gestión de su economía que se adapte a sus necesidades e intereses.

Elegir los días y las horas más baratas

Aunque no es una información totalmente contrastada existe el rumor de que hay días que son más baratos para la compra de boletos aéreos, concretamente los martes y los miércoles.

El motivo que sustenta este argumento es que el número de pasajeros que se trasladan en el segundo y tercer día de la semana es considerablemente más bajo que por ejemplo en el fin de semana.

Los datos de consumo confirman que los usuarios prefieren viajar los viernes, sábados y domingos, un hecho que provoca que los precios aumenten debido a la gran demanda que hay para estos días, sobre todo porque son los correspondientes al fin de semana que es cuando la gran mayoría de personas está libre de trabajo.

Una de las recomendaciones más habituales es pulsar en el apartado “fechas próximas” que aparece en las webs de las principales compañías aéreas.

En dicha sección se muestra toda la información sobre los precios que se establecerán para los días posteriores a la fecha elegida, de esta forma el usuario puede elegir el día que más le conviene.

La hora a la que se programa el vuelo también puede influir, si se comparan precios se puede comprobar que un billete de avión que despega a las 6:00 AM es más barato que otro que despega a horas situadas entre las 09:00 AM y las 09:00 PM, factores como la comodidad o los hábitos de sueño son los que influyen en estas variaciones de precios.

La opción de las compañías aéreas locales

Generalmente las compañías aéreas nacionales suelen ser más baratas que las grandes que organizan viajes por todo el mundo y emiten precios que se ven aumentados por el prestigio de la propia marca.

Hay que tener en cuenta que los hábitos de compra del sector aéreo son similares a los de otros sectores que también presentan productos con unos precios más elevados por el simple hecho de llevar el logo de una firma reconocida.

Estudiar las escalas

Es frecuente que los vuelos que tienen como destino otro continente o que cruzan un océano tengan que hacer escalas para que el avión pueda repostar y se cambie o descanse el piloto y la tripulación.

Si esto sucede es interesante comparar el precio que habría entre el lugar de salida y el de destino o el que supondría viajar hasta el lugar de la escala, para comprar un boleto aéreo desde allí hasta el destino definitivo. En ocasiones la segunda opción resulta más económica.

La elección del aeropuerto

Una opción muy interesante para bajar el precio de los billetes es buscar información sobre los aeropuertos secundarios, la mayoría de compañías operan con los principales dejando de lado otros que están ubicados en las grandes ciudades y que también tienen una actividad intensa.

De esta forma si se quiere viajar a una capital importante como París en lugar de mirar su principal aeropuerto que es “Charles de Gaulle” es recomendable buscar información sobre “Orly”, que está perfectamente dotado y recibe vuelos de diferentes puntos de Europa y algunos países situados fuera de las fronteras del viejo continente.

Buscar la mejor temporada

El sector del turismo tiene estudiado los meses en los que se producen más viajes y en los que menos, unos datos que van en consonancia con los periodos vacacionales de los pasajeros.

En meses como enero, febrero y noviembre es más probable encontrar ofertas, pues la demanda es menor y los precios son más bajos. Mientras que en julio, agosto y diciembre los costes suelen aumentar entre un 15% y un 20% cuando la elevada demanda aumenta el valor del billete.

En esta elección también hay que tener en cuenta otros meses que aunque no forman parte de la temporada alta oficial generan cambios importantes en los precios de los billetes.

Uno de estos es abril por la celebración de la semana santa, un periodo de siete días de vacaciones en los que muchas personas deciden viajar a otros lugares para desconectar de la rutina.

Aunque parezca contradictorio otros meses que se pueden ver afectados por estas subidas son octubre o noviembre, ambos considerados de temporada baja pero que tienen entre sus días puentes importantes como el del pilar o el de todos los santos.

La distribución del calendario puede provocar que estas festividades proporcionen hasta 4 días libres en el trabajo y como consecuencia aumente la demanda de viajeros, un hecho que puede provocar una subida en el precio de los billetes.

El poder de la información

Estar al tanto de las ofertas que lanzan las principales aerolíneas es muy útil para encontrar el mejor billete. Una buena opción es suscribirse a las noticias de estas compañías para que lleguen a la dirección de correo electrónico personal toda la información y novedades, un hecho que permite encontrar una buena oferta.

Otra forma es seguir las redes sociales de las compañías y revisarlas cada cierto tiempo para saber qué destinos son los más asequibles y cuáles son las mejores ofertas que permitan encontrar un billete que se adapte a los objetivos y necesidades del cliente.

Conservar la tarjeta de embarque

La gran mayoría de los usuarios se desprenden de la tarjeta de embarque una vez que han llegado a su destino. Esta acción puede ser un error ya que muchas compañías asocian a estas tarjetas descuentos y ofertas que pueden ser muy interesantes.

También resulta muy útil acumular millas de vuelo con una determinada aerolínea porque algunas suelen premiar a los clientes que más viajes realizan con rebajas en el precio de los billetes y promociones exclusivas.

Tres claves para realizar una compra segura

En ocasiones la adquisición de billetes por internet puede generar algunos problemas con la forma de pago o con el producto en sí. En primer lugar es necesario tener totalmente habilitada la tarjeta bancaria para realizar la compra, sobre todo porque es el único método para pagar el precio de un billete.

También se deben revisar todos los términos y condiciones de la compra para evitar que se realice algún cargo extra.

Aunque no es habitual, algunas compañías incluyen en el vuelo un seguro de cancelación que hace que el precio aumente considerablemente.

Este aspecto tiene que ser valorado por el usuario. Contratar un seguro puede ser una opción muy interesante porque en caso de no poder efectuar el vuelo, la devolución total o parcial del billete es muy difícil de obtener.

Finalmente se debe obtener información sobre la compañía en la que se va a volar, si no es una de las más prestigiosas es conveniente consultar en internet para saber si anteriormente se ha visto envuelta en algún tipo de polémica que afectara a sus usuarios en cuestiones de precio o retraso de vuelos.

Tampoco está de más consultar la cuenta y hacer un seguimiento de la compra hasta el día que despegue el avión.

La mejor forma de obtener un dinero extra para un billete

El calendario y los días disponibles no están siempre distribuidos al gusto del usuario, que se puede encontrar con un periodo vacacional que le permita viajar a un destino que siempre le haya interesado y que incluya ofertas de alojamiento y servicios turísticos muy interesantes.

Pero con un billete de avión que resulte excesivamente caro aun después de comparar varias ofertas.

Esta situación no significa que la oportunidad se vaya a perder o que no se pueda regalar el viaje soñado a personas muy cercanas. El mercado financiero ofrece determinados productos que están especialmente diseñados para este tipo de situaciones y que además resultan muy económicos.

El crédito rápido es el activo más interesante para salvar una situación como esta. Tradicionalmente este tipo de préstamos eran concedidos por las entidades bancarias.

Pero el desarrollo de internet ha provocado que surjan multitud de plataformas que permiten contar con el dinero que se necesita en poco tiempo sin exigir una documentación exagerada, a la vez que guardan todas las condiciones de seguridad que son necesarias.

Entre este tipo de webs se encuentra CCLoan.es, un portal en el que puedes obtener un crédito en tan solo 15 minutos. Únicamente es necesario entrar en la página, crear una cuenta personal y aportar algunos datos identificativos como el DNI.

En unos minutos el equipo de la plataforma estudia la situación del solicitante, que en poco tiempo tiene en su cuenta suficiente dinero como para pagar un billete de avión y disfrutar de un viaje inolvidable.