7 Consejos Antes de Pedir un Préstamo – Importante!

El préstamo es uno de los productos financieros al que todos recurrimos alguna vez en la vida.

Por muy bien que vayan las cosas siempre puede llegar un imprevisto o se puede necesitar una cantidad de dinero que nos permita adquirir un producto o servicio que no podemos pagar de una sola vez, como la matrícula de un máster o la compra de un vehículo.

Al solicitar un préstamo se adquieren una serie de compromisos que debemos cumplir. Por eso antes de firmar un acuerdo es necesario que pienses fríamente el paso que vas a dar. En este artículo descubrirás qué aspectos debes tener en cuenta antes de iniciar todo el proceso.

Siete consejos para ti

  1. Sé consciente de tu situación económica.
  2. Ten claro cuánto necesitas.
  3. Las plataformas digitales son una opción rápida.
  4. Ser fiel crea una muy buena relación en las plataformas
  5. El plazo de devolución es un compromiso.
  6. Leer antes de firmar.
  7. Nunca dejes nada pendiente.

Todos los préstamos tienen un plazo de devolución determinado y unos intereses que hay que abonar por disfrutar del anticipo, es imprescindible cumplir con ambas cláusulas. No hay que olvidar que se trata de un acuerdo entre dos partes y aunque tengas prisa por disponer del dinero que necesitas, debes asegurarte de que todas las condiciones pactadas quedan reflejadas por escrito y tomar algunas precauciones.

1.   Sé consciente de tu situación económica     

consejos antes de pedir un prestamoSi hay una situación que siempre debes evitar es solicitar un préstamo sin saber con seguridad si vas a poder pagarlo. Antes de iniciar los trámites debes pensar fríamente y analizar a cuánto ascienden tus ingresos y cuáles son tus gastos mensuales, también es recomendable que anotes estas cifras en un papel para consultar los datos rápidamente.

Nunca debes olvidar que para saldar tu deuda, además de devolver el dinero, tienes que abonar el tipo de interés nominal que recae sobre el producto, esta cifra también te servirá para determinar cuál es el precio del préstamo que has solicitado.

2.   Ten claro cuánto necesitas

El número de cuotas de devolución, el plazo del préstamo y los intereses dependen de la cantidad anticipada, por eso es recomendable que sepas exactamente qué cantidad necesitas. Este dato te ayudará a encontrar el tipo de préstamo que más se adapta a tus circunstancias. Es conveniente que pienses y decidas cuidadosamente, antes de solicitar el préstamo.

3.   Las plataformas digitales son una opción rápida

Actualmente las dos vías más comunes para pedir un préstamo son los bancos y las plataformas digitales. Ambas tienen sus ventajas e inconvenientes, pero si necesitas dinero de forma urgente lo mejor es que recurras a la segunda opción.

Cuando acudes a un banco tienes que presentar tus datos personales acompañados de un justificante de ingresos que refleje que eres capaz de devolver el préstamo en el plazo acordado, y comprobar estos datos lleva un tiempo que retrasa la llegada del dinero a tu cuenta. 

En una plataforma digital ocurre exactamente lo contrario, tan solo tienes que presentar tus datos personales aportando una fotocopia de tu DNI o NIE,  un número de cuenta al que se enviará el dinero y tu número de teléfono móvil junto a la dirección de tu correo electrónico. Ambos canales se utilizan para comunicarte que tu préstamo ya está en camino.

Contrastar estos datos lleva muy poco tiempo, aproximadamente 15 minutos, una circunstancia que raramente se da en una entidad bancaria, que suele tardar unas 48 horas que se pueden reducir si eres cliente del banco o vas a domiciliar tu nómina, pero es muy complicado que la orden de ingreso se emita en tan solo un cuarto de hora.

4.   Ser fiel crea una muy buena relación en las plataformas

Tradicionalmente los bancos siempre han sido el lugar al que acudir cuando se necesitaba un adelanto de dinero, su seriedad y sus condiciones representan una responsabilidad al beneficiario.

Este compromiso también se debe mantener cuando se solicita el préstamo en una plataforma digital, para que todo sea agradable.

5.   El plazo de devolución es un compromiso

Cuando una plataforma digital o una entidad bancaria conceden un préstamo personal, establecen unas cuotas mensuales que se tienen que abonar en su momento. El cumplimiento de estos plazos crea fidelidad y confianza mutua, lo cual se convertirá sin duda alguna en una larga y provechosa relación comercial.

6.   Leer antes de firmar

Aunque tengas una urgencia debes actuar con calma antes de iniciar la solicitud de un préstamo. Si siempre te detienes a leer antes de firmar cualquier cosa, felicitaciones: tus padres te educaron muy bien. Si no lo haces, debes comenzar a hacerlo.

En líneas generales, todo contrato es un acuerdo mutuo vinculante entre dos o más partes para hacer o no hacer algo. Podría ser tan simple como que pidas un café, tú pagas 1 euro, el restaurante acepta y te sirve un vaso de agua, o tan complejo como firmar una hipoteca a 30 años.

7.   Nunca dejes nada pendiente

Cada compromiso que adquieras tiene que ser cumplido, por eso tienes que asegurarte de que puedes hacerte cargo de todas las condiciones. El préstamo tiene una contraprestación que debes abonar en el tiempo necesario y en caso de duda es conveniente que consultes con el departamento de atención al cliente del banco o la web, o recurras a un experto en finanzas.

Por muy atractivo que sea el producto financiero que te ofrecen, todo en esta vida tiene un precio, por eso es imprescindible que antes de solicitar un préstamo analices tu situación y resuelvas todas las dudas que te puedan surgir para disfrutar de tu adelanto con total tranquilidad y tener el control de tu economía personal.

cero interés