Consejos para entender tus finanzas personales

finanzas personalesTodos sabemos que para entender y gestionar nuestra economía tenemos que estar pendientes del dinero que gastamos. Conseguir unos ingresos estables y adecuados, y tener fija la meta del ahorro.

Pero todo esto no es posible sin que entendamos el concepto de finanzas personales.

Las finanzas son una rama de las ciencias económicas que se encarga de analizar la forma en la que mueven su dinero las personas, los estados, las empresas o las familias.

Conociendo el significado de finanzas personales y aplicando estos consejos para utilizar los elementos que intervienen en ellas, gestionar tu dinero de forma eficiente.

Tu nivel de educación financiera, la estrategia que empleas para gestionar tu dinero.

Los análisis que realizamos de las diferentes operaciones o la forma en la que obtienes tus ingresos, repercuten en el estado de tus finanzas personales. Controlando estos factores tus finanzas gozarán de buena salud.

¿Qué son las finanzas personales?

Las finanzas personales estudian tu forma de gestionar los recursos económicos.

Para sacar conclusiones analiza aspectos como tu nivel de ingresos o la estabilidad laboral que te permite obtenerlos mensualmente.

También tienen en cuenta  si trabajas por cuenta propia y tienes que pagar tus propios seguros sociales o tu nivel medio de vida.

Consejos para entender tus finanzas personales

Para entender tus finanzas personales no necesitas ser un experto en cuestiones económicas. Pero sí tienes que controlar conceptos básicos como capital, ingresos, gastos, estrategia financiera o educación financiera.

Estas claves te ayudarán en tu gestión:

  1. Analiza los aspectos relacionados con tus ingresos
  2. Aumenta tu educación financiera
  3. Vive siguiendo una estrategia
  4. Estudia los riesgos
  5. Ten una buena relación con tu banco
  6. Valora adecuadamente el dinero

Analiza los aspectos relacionados con tus ingresos

Actualmente es imposible vivir sin ganar dinero. Los ingresos son las ganancias que obtienes y una parte esencial de tus finanzas personales. La inmensa mayoría de las personas tienen que trabajar para conseguirlos.

Cuando quieras controlar tus ingresos brutos, debes mirar las cifras de tu nómina y la frecuencia con la que la recibes.

Si eres freelancer mira tus facturas, el día de cobro y resta el precio de la tarifa que pagas por ser autónomo.

Para saber el dinero que realmente ganas, debes restar a la cifra total de tus ganancias todos los gastos que afrontas mensualmente.

También puedes optar por generar ingresos pasivos, que consisten en ganancias que consigues mensualmente sin tener que hacer un trabajo diario.

Para lograrlo necesitas sacar adelante un proyecto que te de unos rendimientos a medio o a largo plazo, cómo escribir un libro o publicar un curso online.

Aumenta tu educación financiera

Este punto es importante. Aunque puedes sobrevivir controlando los conceptos básicos, es conveniente que te intereses por aspectos de la economía que afectan a tu dinero.

Puedes hacer algún curso o simplemente seguir la actualidad financiera. El saber no ocupa lugar y puede evitar que tus finanzas personales se estanquen, o puede darles el impulso que necesitan.

Vive siguiendo una estrategia

Las finanzas de cualquier persona necesitan control. Una estrategia te ayudará a ordenar tu dinero, distribuirlo correctamente para cumplir tus obligaciones, y sobre todo, evitará los gastos innecesarios.

Un buen plan te lleva a alcanzar tus objetivos económicos y a eliminar o evitar las deudas. No perder dinero es una forma de cuidar tus finanzas personales.

Estudia los riesgos

El riesgo es un factor que está presente en todas las operaciones económicas. Son las probabilidades de pérdida que puede tener una inversión.

Tus finanzas personales mejorarán si operas adecuadamente, pero un cálculo erróneo las debilita. Analizar el riesgo te ayuda a valorar las consecuencias, y si es muy elevado, es mejor renunciar a la inversión.

Conservar siempre es mejor que perder.

Ten una buena relación con tu banco

Actualmente no nos queda más remedio que tener una cuenta en una entidad bancaria, el sueldo o la cifra de las facturas que emitas lo ingresarán tus pagadores en ella.

Cada banco ofrece unas condiciones determinadas, así que elige el que mejor se adapte a tus finanzas personales.

Algunos te ofrecerán productos que harán que mejore tu economía, pero antes de aceptarlos o rechazarlos, piensa detenidamente y aplica tus conocimientos financieros.

Valora adecuadamente el dinero

Este consejo se aleja de la fría gestión de las finanzas personales. El dinero es un bien que está presente en la mayoría de los aspectos de la vida, y debes evitar que forme parte de tu terreno personal.

Es bueno que tengas cierta formación económica para evitar despilfarrar en gastos superfluos.

Pero no debes obsesionarte con mejorar tus finanzas personales ni arrepentirte de los pequeños gastos. El dinero tiene su lugar.