Cada día nos llega una nueva noticia sobre la expansión del coronavirus, alguna tan llamativa como la construcción en 10 días de un hospital especializado en China. La lucha contra el virus es un tema de actualidad, al igual que los efectos que está provocando en la economía del gigante asiático.

Esta epidemia ha afectado gravemente a las bolsas chinas. El pasado lunes el nivel de pérdidas superó el 9%, pero de momento este desplome no ha afectado a los mercados bursátiles europeos.

Conociendo los efectos que provocaría esta epidemia en la bolsa española, necesitarás más información para tomar precauciones en materia económica y de salud.

Algunos sectores muestran cierta tensión en el mercado de Europa.

La economía es un factor global, y la expansión del virus ha reducido los viajes a China o la compra de productos al gigante asiático. El desplome de las bolsas chinas no ha afectado a España, pero es conveniente tomar precauciones para evitar problemas futuros.

¿Por qué hay que frenar esta epidemia?

El principal motivo es la salud. Ya hay casos confirmados de infectados en países europeos y algunos hospitales españoles tienen en cuarentena a varias personas. Esta epidemia provoca fiebres altas, problemas respiratorios y fuertes ataques de tos seca.

La expansión del coronavirus por países como España también provocaría daños económicos. Continuar con las medidas de prevención es fundamental para proteger la integridad de la población y evitar problemas similares a los de las bolsas chinas.

Estos han sido los efectos que ha provocado el virus en la economía del gigante asiático y que podrían llegar a otras bolsas.

  1. Desplome destacado del gasto
  2. Freno del crecimiento económico
  3. Cese de la actividad industrial
  4. Pérdida de inversión extranjera
  5. Un gran esfuerzo por parte de la banca

Desplome destacado del gasto

El gobierno chino se ha visto desbordado por la expansión de la epidemia, y actualmente hay unas diez ciudades en estado de cuarentena.

Para que una economía se mueva es necesario que haya consumo, pero la población permanece en sus casas y no acude a las tiendas ni a las grandes superficies.

Además, el coronavirus ha llegado en plenas celebraciones del año nuevo chino. Las compras y la organización de eventos festivos han quedado paralizadas. Un gran número de empresas han ingresado mucho menos de lo esperado.

Todo esto ha afectado a la marcha de las bolsas chinas, y de momento las previsiones no son positivas. Una bajada del consumo en España provocaría un efecto similar en la bolsa española.

Freno del crecimiento económico

La economía china ha sido una de las que más ha crecido durante la última década, pero el coronavirus ha parado esta tendencia. Los datos de la economía española son positivos, ya que ha habido un crecimiento del 2% durante el último año.

Además, durante el último trimestre el Producto Interior Bruto creció un 0,5%. Una epidemia de estas características supondría un parón de este crecimiento que también se notaría en el mercado bursátil.

Cese de la actividad industrial

El estado de cuarentena declarado en ciudades industriales del gigante asiático ha parado la producción. Esta situación genera pérdidas en empresas del país, y como consecuencia su valor en las bolsas chinas se ve afectado. Todo esto sería extrapolable a la bolsa española y sus inversores.

Pérdida de inversión extranjera

Con un contexto como el que se vive en China, ningún inversor quiere expandir su negocio en este país asiático mientras dure la crisis.

Empresas de la relevancia de Google o Microsoft han cerrado sus oficinas y todo esto genera un efecto a nivel macro y microeconómico. Un cierre de las sedes de entidades de este tipo en ciudades como Madrid o Barcelona sería muy negativo.

Un gran esfuerzo por parte de la banca

El Banco Popular de China se ha visto obligado a destinar más de 150.000 millones de euros a las principales bolsas chinas para evitar que su desplome vaya en aumento. Es difícil predecir cómo se actuaría si la Bolsa sufriera una crisis similar.

Si instituciones del peso del Banco de España hicieran un esfuerzo de este tipo, los efectos en la economía serían notables. Además, se crearía un clima de tensión económica que afectaría al mercado bursátil español.

¿Existen motivos para alarmarse?

España no es un país que esté afectado por esta epidemia y los protocolos de prevención que se están aplicando son efectivos. Se está regulando el transporte de personas procedentes de las áreas más afectadas, y algunos hospitales se han preparado especialmente para tratar el coronavirus.

También se han publicado medidas de prevención que pueden tomar los ciudadanos para reducir el riesgo de contagio.

A día de hoy todo está controlado y se han evitado problemas de salud y contratiempos económicos similares a los de las bolsas chinas. Aun así, no hay que bajar la guardia, prevenir es la mejor medicina.