Este nuevo año ha comenzado con una noticia inesperada. Todos nos hemos sorprendido al ver cómo el coronavirus ha sembrado el caos en China.

Se trata de una infección que se ha originado en un mercado de pescado en la ciudad de Wuhan. Este virus provoca tos seca, fiebres altas y dificultades para respirar.

Esta dolencia ya se ha transmitido a más de cinco países, incluso ha llegado a Estados Unidos y a Europa. Las enfermedades siempre traen problemas y no solo de salud, también en materia económica.

Aquí te mostramos las consecuencias financieras que puede generar el coronavirus en España y las soluciones que se podrían adoptar.

A día de hoy el coronavirus en España está controlado y no hay casos diagnosticados. Además, varios hospitales se han preparado para tratar los casos que puedan llegar.

Aunque la Organización Mundial de la Salud ha declarado la situación de “Emergencia Internacional”, la salud de las personas que viven en España está protegida y de momento no hay problemas financieros.

¿Cómo afectaría el coronavirus a la economía española?

Una epidemia de este tipo afecta a la economía de cualquier país. El coronavirus en España obligaría a invertir en material médico, en los tratamientos adecuados o en campañas de prevención para la población, de momento no se ha llegado a este extremo.

Tampoco se pueden olvidar otros sectores como el turístico que quedarían muy perjudicados.

El turismo es uno de los ejes principales de la economía española. La riqueza cultural y natural del país es muy atractiva. Además, los precios y el nivel de la hostelería se han convertido en un reclamo.

El año pasado se recibieron a 83 millones de personas que gastaron 90.000 millones de euros. Una posible propagación del coronavirus en España dejaría consecuencias como las que se exponen a continuación. .

  1. Pérdida de puestos de trabajo
  2. Frenazo en el crecimiento de un sector clave
  3. Bajada del turismo interior
  4. Disminución en la inversión
  5. Marcha de empresas

Pérdida de puestos de trabajo

Una de las grandes aportaciones del sector turístico a la economía estatal es la creación de empleo. Cada año se generan cientos de puestos de trabajo en hoteles, restaurantes y otros tipos de establecimientos hoteleros aparte de los creados en empresas de transporte y logística.

Una propagación del coronavirus en España restaría clientes a este tipo de establecimientos que no verían necesario hacer nuevas contrataciones. En el peor de los casos podría haber hasta despidos.

Frenazo en el crecimiento de un sector clave

El turismo es una de las bases de la economía española y además no deja de crecer. El año pasado aumentó un 1% respecto al anterior y esta línea se ha mantenido durante el último lustro.

La aparición de casos de coronavirus en España espantaría a nuevos visitantes y frenaría la tendencia positiva de un sector que a día de hoy es esencial.

Bajada del turismo interior

España no solo recibe turistas extranjeros, también acoge a personas que se desplazan por el interior del país.

Cada región tiene una cultura propia, monumentos históricos y artísticos diferentes a los de otras zonas, y climas totalmente distintos. Este tipo de desplazamientos llena transportes, hoteles y restaurantes. Una epidemia como el coronavirus mantendría a estas personas en sus casas y estas ganancias nunca llegarían.

Disminución en la inversión

Los beneficios del turismo español son muy atractivos para empresarios de origen nacional y extranjero. Un gran número de emprendedores funda nuevas empresas que ofrecen servicios innovadores para agradar al turista.

La aparición de casos de coronavirus en España pararía la inversión y la creación de nuevas compañías enfocadas al sector. Este punto debilitaría al turismo y a las ganancias estatales.

  1. Marcha de empresas

Este punto está relacionado con el anterior. El coronavirus en España además de evitar la apertura de nuevas empresas provocaría el cierre de las que están activas. Ninguna entidad puede sobrevivir sin clientes reales y potenciales.

Todo esto genera una rueda en la que se pierde dinero, inversión y empleo. Las consecuencias serían muy graves.

¿Cuál sería la solución para evitar este desplome?

Epidemias como el coronavirus afectan directamente a la salud y no queda más remedio que centrar todos los esfuerzos en pararlas. El sector turístico y la economía española quedarían muy afectados, pero con el tiempo volverían a recuperarse.

De momento no se ha confirmado que haya personas infectadas, tan solo algunos casos que permanecen en cuarentena al proceder del área más afectada de China.

A día de hoy el turismo español solo se ve afectado mínimamente por la regulación de vuelos procedentes de China o de países en los que haya casos confirmados. La salud de las personas que habitan en España no corre peligro, pero lo mejor siempre es prevenir.

La Organización Mundial de la Salud recomienda en China usar mascarillas, pero no está de más lavarse las manos o acudir al médico si aparecen síntomas. Aunque de momento no hay nada que temer, la prevención es el tratamiento y la solución más efectiva.