Créditos en línea, apoyo económico que llega en minutos

Para esos momentos en los que aparecen imprevistos y necesitas dinero urgentemente, CCLoan te ofrece la oportunidad de pedir un crédito online de hasta 1.000 euros dentro de un proceso que tan sólo te ocupará pocos minutos. Descubre nuestro servicio de préstamos online inmediatos para cubrir esos casos de necesidad urgente. Aquí te explicamos todos los detalles.

Uno de los productos financieros más valorados por particulares y autónomos son los créditos. Tradicionalmente se han definido como una operación que lleva a cabo una entidad bancaria o emisora de crédito que concede al solicitante una determinada cantidad de dinero de la que puede disponer durante un tiempo determinado.

Para poner esta operación en marcha se suele abrir una cuenta que guarda esa cantidad y el usuario la puede utilizar cuando lo necesite con la gran ventaja de que solo tendrá que devolver y pagar los intereses de la parte a la que ha recurrido.

De este modo, si queda dinero sin utilizar del total, el solicitante no tiene que responsabilizarse sobre él.

Puntos a Tratar

¿Qué es un crédito online?

Cuáles son las razones para pedir un préstamo online en CCLoan.es.

Ventajas de los créditos en línea.

Inconvenientes de este tipo de créditos.

¿A qué tipos de créditos en línea se puede acceder?

Créditos personales.

Créditos rápidos online.

Mini créditos online.

¿Qué hay que valorar antes de pedir un crédito en línea?

¿Cómo es el proceso de contratación de los créditos en línea?

La línea de crédito en los bancos.

El proceso de solicitud.

Actualmente el usuario dispone de más opciones para pedir el crédito ya que además de contar con las clásicas entidades emisoras puede acceder a las nuevas plataformas digitales que han surgido y se han desarrollado en la red y que de forma progresiva están atrayendo a los clientes de los bancos.

¿Qué es un crédito online?

Los créditos online tienen la particularidad de ser tramitados directamente y 100% en Internet, sin tener que visitar alguna oficina de un banco local, ni necesitar hacer llamadas por teléfono. Cada día miles de usuarios se benefician de las estas nuevas tecnologías para lograr conseguir los préstamos online, desde la comodidad de su casa o desde cualquier lugar que se encuentren usando su móvil. Y es que el funcionamiento es súper sencillo.

Cuáles son las razones para pedir un préstamo online en CCLoan.es

En CCLoan.es hemos evolucionado y revolucionado el mercado de la financiación online gracias a nuestro servicio. Para ello, aumentamos la calidad en la atención al cliente, hemos hecho el proceso aún más simple y transparente, además hemos flexibilizado los plazos y métodos de pago. Algunas de las ventajas que nos diferencian cómo servicio de créditos online de otras compañías son las siguientes:

  • Primer crédito online cero interés
  • Máximo importe para solicitar son 1.000 euros.
  • No existe alguna complicación y no encontrarás gastos ocultos.
  • Todo es 100% online: nuestro servicio está disponible las 24 horas del día, los 7 días de la semana.
  • La resolución de la solicitud es en 2 minutos.
  • Te ofrecemos la máxima flexibilidad para realizar el pago del tu préstamo.

Ventajas de los créditos en línea

crédito en lineaLa gran ventaja de los créditos en línea es que se conceden de forma mucho más rápida que los créditos bancarios tradicionales, el tiempo es un factor que está directamente relacionado con el dinero que en ocasiones se necesita de forma urgente.

El hecho de que se puedan conceder en espacios de tiempo muy pequeños que en ocasiones pueden ser de 15 minutos hace que se denominen créditos rápidos.

Otro valor que tienen los créditos en línea sobre los que conceden las entidades bancarias es que las condiciones para acceder a ellos son mucho más asequibles.

Además, no existe la obligación de detallar para qué se necesita el dinero, una cuestión que suelen preguntar los bancos para asegurarse de que el adelanto concedido les será devuelto.

También es importante el plazo de devolución, en los créditos en línea suele ser muy corto, en ocasiones inferior a un mes. Generalmente los usuarios consideran que esto es una ventaja porque evitan mantener una deuda durante un tiempo prolongado.

Pero depende del caso, ya que algunos solicitantes prefieren disponer de un periodo más largo para que la obligación de pago no se convierta en una carga.

Inconvenientes de este tipo de créditos

La principal desventaja de los créditos en línea que conceden las plataformas digitales es que aportan cantidades bajas, 300 euros es la cifra más habitual, aunque la gran demanda que está teniendo este tipo de páginas les ha obligado a aumentar su oferta y algunas ya ofrecen cantidades cercanas a los 1000 euros.

Otro inconveniente es que normalmente estos créditos están dirigidos a particulares excluyendo a los empresarios, este aspecto es muy discutido entre los usuarios ya que este tipo de producto sería muy beneficioso para los emprendedores que están poniendo en marcha un nuevo negocio y necesitarían contar con un respaldo económico al que recurrir en caso de necesidad.

El aspecto positivo es que la competencia que se ha creado en el entorno digital ha provocado que muchos sitios web revisen este aspecto para abrir su clientela.

¿A qué tipos de créditos en línea se puede acceder?

Aunque el mercado financiero es cada vez más abierto, existen tres tipos de créditos en línea que se diferencian entre ellos por la cantidad que ofertan y el plazo de devolución que establecen para devolverla.

Los créditos personales son solo para particulares

Son los que únicamente se conceden a particulares. Están formados por pequeñas cantidades, aunque si el solicitante negocia ciertas condiciones puede llegar a obtener 1.000 euros.

La gran ventaja es que llegan a la cuenta del usuario en pocos minutos y por lo general no es necesario presentar avales o justificantes de ingresos regulares.

El único inconveniente es que en caso de no cumplir con los términos y condiciones pactadas en el acuerdo de concesión se puede sancionar al beneficiario con unos intereses de demora que son muy altos. Realmente esta sanción queda reflejada en los créditos personales, pero es una de las más comunes y aparece en otros productos como los préstamos personales.

Los créditos rápidos online surgieron por la demanda de ellos

El principal rasgo de este producto es que ha sido creado debido a la demanda de los usuarios que solicitaban cantidades cada vez más altas.

En este tipo de créditos aparecen cifras que llegan a los 10.000 euros y tardan como máximo 48 horas en llegar a las cuentas de los solicitantes, que los pueden devolver en plazos que a veces se prolongan hasta los cinco años.

Estos productos son muy útiles para los emprendedores que puedan atravesar situaciones comprometidas como la de no contar con capital suficiente para ingresar las nóminas a sus trabajadores, o para adquirir maquinaria de trabajo que permita a la compañía continuar con su actividad.

Mini créditos online son de cantidades pequeñas

Sus características son muy similares a la del crédito personal en línea. Aunque es la modalidad que presta la menor cantidad de dinero, algunas webs pueden llegar a conceder mini créditos de hasta 900 euros.

La gran ventaja es que se conceden de forma casi instantánea, pero el plazo de devolución también es muy corto y a veces solo llega a los 30 días.

¿Qué hay que valorar antes de pedir un crédito en línea?

El primer aspecto que hay que tener en cuenta es que internet es un escenario muy amplio en el que la variedad para adquirir productos de cualquier sector es cada vez mayor.

Todo esto puede parecer una ventaja, pero hay que tener en cuenta que siempre existe el riesgo de ingresar en un portal que ofrezca unas condiciones que no se adapten a las necesidades del usuario. Por este motivo es importante buscar información sobre las webs que transmiten créditos.

También es conveniente mostrar cierta solvencia, aunque no es necesario aportar unos ingresos muy elevados a los que en ocasiones es imposible llegar, sí es recomendable hacer ver a la entidad emisora o a la plataforma que se puede devolver la cantidad que se ha adelantado sin grandes problemas.

Otra recomendación es analizar fríamente cuál es la situación económica antes de tomar una decisión que a la larga pueda ser perjudicial.

Una herramienta muy útil es el simulador de préstamo online que consiste en un apartado en el que se coloca el importe del préstamo y el plazo de devolución que se quiere contratar, el simulador dará un resultado en el que aparecerán datos como el precio del crédito o su vencimiento.

Finalmente es esencial elegir correctamente la cantidad que se necesita. Aunque en el crédito solo se va a pagar por la parte del dinero que se utilice del capital solicitado, es conveniente ajustar las cifras a las necesidades reales para evitar cualquier tipo de riesgo que desemboque en un desembolso mayor.

¿Cómo es el proceso de contratación de los créditos en línea?

Todas las plataformas digitales siguen unos procedimientos similares, aunque algunas ofrecen unas condiciones más interesantes que otras.

Una de las más solventes es CCLoan.es que es capaz de conceder un crédito online en pocos minutos solicitando a los usuarios los requisitos para que la operación cumpla con todas las garantías legales y así evitar largos trámites que prolonguen la recepción del dinero.

El primer paso que hay que dar en estas y otras plataformas es comprobar si se cumplen los requisitos exigidos. CCLoan.es tan solo exige que el solicitante tenga una edad comprendida entre los 21 y los 75 años, ya que ningún menor de edad tiene capacidad legal para realizar este tipo de operaciones.

En segundo lugar, es necesario residir en España, y finalmente hay que ser titular de una cuenta bancaria española a la que se enviará la cantidad que se ha solicitado.

Si se cuentan con estos tres aspectos el usuario se puede registrar en la página donde dispondrá de un apartado llamado “área de cliente” en el que podrá resolver todas sus dudas.

A continuación, comienza un proceso de verificación que es muy breve y que sirve para confirmar los datos personales que se han aportado. También será necesario añadir el número de teléfono y una dirección de correo electrónico donde se confirmará la puesta en marcha de la operación y se informará de la emisión de la orden de envío del dinero.

La gran ventaja de CCLoan.es es que tarda una media de 15 minutos en realizar todo este proceso y enviar el dinero. Además, a sus primeros clientes les ofrece una serie de productos que no tienen ningún tipo de interés asociado, una oferta que resulta muy interesante si se atraviesa una situación económica complicada.

La línea de crédito en los bancos

El método tradicional para abrir una línea de crédito sigue estando vigente y cualquier usuario puede acudir a un banco para solicitar un crédito al que recurrir en caso de necesitarlo.

Lo más probable es que el proceso se formalice de forma presencial, aunque la pérdida de clientes ha provocado que algunas entidades hayan habilitado una banca online en la que se pueden realizar varias operaciones.

También es necesario valorar que las exigencias establecidas por el banco serán más duras que las que aparecen en las plataformas online, el motivo es que las entidades bancarias asumen los riesgos mínimos y por ello suelen pedir documentos como contratos de trabajo, nóminas o avales, además de preguntar para qué se va a utilizar el dinero que se solicita.

La principal ventaja de las entidades es que disponen de altas cantidades para adelantar y aportan mayor seguridad al no estar tan expuestas a los peligros de la red. Otro factor que hace que muchos usuarios se decanten por ellas es el prestigio que les aporta el nombre del banco, que con el paso de los años se convierte en una imagen de marca.

El proceso de solicitud

Una vez que la entidad comprueba que el solicitante cuenta con todas las exigencias establecidas se abre la línea de crédito a la que el usuario puede recurrir cuando quiera.

En la gran mayoría de los casos esta línea está sujeta a un contrato de un año, si una vez que finaliza este periodo el solicitante quiere continuar, se cancela la cuenta abierta y se crea un nuevo contrato con una nueva cantidad.

Tarjeta de crédito, el instrumento de los bancos

Cuando se abre una línea de crédito, es frecuente que el banco conceda una tarjeta asociada a la cuenta que permite realizar todo tipo de compras. Se trata de una tarjeta de crédito y se caracteriza porque una vez que la cuenta se ha quedado sin fondos, dispone de un dinero extra que es el crédito que permite realizar cualquier operación.

A simple vista puede parecer un instrumento muy útil, pero las tarjetas de crédito tienen algunos inconvenientes.

El primero de ellos es que el crédito utilizado se tiene que devolver con unos intereses y el segundo es que a diferencia de las tarjetas de débito el dinero correspondiente a una compra no se carga hasta el mes siguiente, un hecho que dificulta el control de los gastos y que aumenta el riesgo de utilizar un crédito por el que habrá que pagar un extra.

La opción del Crowdlending

Las plataformas de crowdlending también han surgido gracias al desarrollo de internet y tienen como función la concesión de créditos y préstamos a emprendedores que necesitan financiación para iniciar su proyecto, uno de sus principales objetivos es que todas las partes queden satisfechas con la operación.

Estas webs cuentan con una serie de expertos que evalúan los riesgos y posibilidades que tiene una iniciativa. Una vez que se ha hecho este análisis y si cumple con los requisitos establecidos se publica en la web, donde aparece toda la información relacionada con el proyecto.

Cualquier inversor que esté interesado puede entrar en la web y realizar su aportación, y una vez que la iniciativa se ha llevado a cabo generando los ingresos para los que estaba diseñada, el prestador recibe la cantidad que ha aportado junto con los intereses que se han acordado al realizar la solicitud.