Créditos ecológicos y créditos verdes. Qué son y cómo adquirirlos

Ver noticias sobre los efectos devastadores que trayendo el cambio climático se está convirtiendo en una rutina.

Afortunadamente, la concienciación es cada vez mayor y poco a poco está llegando a todos los estamentos de la sociedad incluidos los bancos, que están emitiendo productos respetuosos con el medio ambiente.

Si quieres conocer todos los detalles de los nuevos créditos ecológicos y créditos verdes, lee este artículo con atención. Podrás descubrir las ventajas de este producto innovador, las posibilidades que te abre y te sentirás reconfortado con una calidad de vida que está ayudando al planeta.

Los créditos ecológicos y los verdes tienen características similares. Ambos productos están destinados a la adquisición de bienes o servicios que protejan el medio ambiente. Con los ecológicos puedes comprar un producto como un coche ecológico, mientras que con los verdes puedes poner en marcha un proyecto eficiente y a la vez comprometido como el montaje de un panel solar.

Accesos rápidoscréditos ecológicos

¿Para qué puedo utilizar un crédito verde?

¿Cuándo debo recurrir a los créditos verdes?

¿Los créditos verdes son más baratos?

¿Se puede comprar una casa con este tipo de créditos?

¿Puedo utilizarlos para comprar un vehículo ecológico?

¿Para qué puedo utilizar un crédito verde?

Los créditos verdes son productos que nada tienen que ver con las líneas de crédito convencionales. Los hábitos de consumo van cambiando y seguramente hayas oído hablar del término eficiencia energética, que consiste en adquirir productos como electrodomésticos que aprovechan al máximo cada vatio ahorrando en el consumo, y aunque son más caros, a la larga resultan rentables. Con los créditos verdes puedes financiarlos.

Estos créditos no tienen intereses ni comisiones, se pueden considerar un producto social en el que entidad emisora y beneficiario hacen un esfuerzo por el planeta. Además, llevan incorporado un periodo de carencia muy cómodo que se adapta a tus necesidades económicas y hace que puedas devolverlos sin apuros.

Si tu situación económica no pasa por su mejor momento y un crédito ecológico te supone una carga, puedes recurrir a una de sus variantes que son los microcréditos sociales y ecológicos. Estos tienen unas condiciones que no podrás encontrar en ningún otro producto, sus gastos de contratación son extremadamente bajos y el tipo de interés es mínimo.

¿Cuándo debo recurrir a los créditos verdes?

Este tipo de créditos también son concedidos por las entidades bancarias y tienen el objetivo de ayudarte a crear un proyecto comprometido con el medio ambiente a la vez que se adaptan a tus intereses. Las iniciativas que suelen subvencionar son aquellas que tienen que ver con el ecoturismo, el desarrollo de productos y servicios que cuenten con su certificación energética correspondiente o el desarrollo de formaciones destinadas a concienciar sobre el uso y la expansión de las energías renovables.

¿Los créditos verdes son más baratos?

Las líneas de créditos verdes también tienen unas condiciones muy interesantes y es prácticamente imposible que te causen un perjuicio económico. Algunas entidades tienen la capacidad de conceder cifras de hasta 75.000 euros con una comisión de apertura del 1%, este factor hace que sean puestos en duda, pero siguen siendo más interesantes que las líneas convencionales.

Los créditos verdes son más baratos que los convencionales, tan solo hace falta que consultes la web de varias entidades bancarias para comprobar que sus condiciones benefician a tu bolsillo. Por eso, si estás pensando en montar un proyecto que se convierta en tu forma de vida o en renovar tus electrodomésticos, es conveniente que te informes y acudas a estos nuevos productos.

¿Se puede comprar una casa con este tipo de créditos?

créditos ecológicos

Aunque parecía imposible, estos créditos han ido evolucionando hasta el punto de crear las hipotecas ecológicasEstos préstamos son muy particulares, en primer lugar porque están sometidos a las variaciones del Euribor, pero con restricciones, ya que su tipo de interés se sitúa entre el 1% y el 1,86% y están destinados a adquirir viviendas que sean muy respetuosas con el medio ambiente y cuyas emisiones de CO2 sean mínimas.

¿Puedo utilizarlos para comprar un vehículo ecológico?

El coche ecológico es un bien en el que es importante invertir, la gasolina es cada vez más cara y en unos años estará prohibido circular con coches diésel, por este motivo un vehículo ecológico es una inversión de presente y de futuro.

Los créditos ecológicos te ayudarán a adquirir tu nuevo vehículo sin que pongas en peligro tus finanzas. Estos coches son caros, pero ahora cuentas con una ayuda que te puede proporcionar un bien al que le sacarás un rendimiento muy bueno y que seguramente no te cause ningún problema.

Con la llegada del compromiso ecológico al ámbito económico es más sencillo cumplir con el medio ambiente, este es el único planeta que tenemos y ahora lo puedes cuidar mientras que tu bolsillo te lo agradece.

cero interés