Hace un mes que comenzó la cuarentena y cada día que pasa vemos cómo se acerca el final, pero este parón de la actividad habitual nos repercute de forma directa o indirecta. Muchas economías domésticas han quedado afectadas y está aumentando la demanda de préstamos online porque en ciertos momentos pueden salvarnos.

Un gran número de autónomos y trabajadores por cuenta ajena han tenido problemas relacionados con su trabajo y su sueldo, mientras que las personas que buscaban un empleo han visto cómo se reducían sus posibilidades.

Este escenario ha provocado que aumente la demanda de préstamos online, y aquí te explicamos en qué consisten y por qué te pueden ayudar ahora.

La demanda de préstamos online ha crecido durante la crisis del coronavirus. Este producto financiero te da la ayuda que necesitas para superar un bache. Además, se entrega bajo unas condiciones muy asequibles y normalmente no hay problemas para devolverlo. Sus características hacen que se adapte perfectamente al momento actual.

¿Por qué aumenta la demanda de préstamos online?

Los gastos siempre están ahí, y aunque intentes reducirlos durante la cuarentena, no te queda más remedio que utilizar los recursos básicos. Los préstamos online te dan el impulso que necesitas cuando atraviesas un apuro puntual y son muy útiles por varios motivos:

  1. Dan un impulso rápido
  2. La deuda acaba pronto
  3. Llegan en muy poco tiempo
  4. Son muy baratos
  5. No exigen condiciones imposibles

Dan un impulso rápido

Este tipo de adelantos te ayudan a afrontar pequeños imprevistos. Es probable que el parón haya retrasado la llegada de tu nómina, causándote ciertas dificultades.

La demanda de préstamos online ha aumentado porque normalmente están formados por cantidades bajas que oscilan entre los 50 y los 300 euros. Esta cifra te permite pagar una factura o una letra y evita que acumules deudas.

La deuda acaba pronto

Cuando la cantidad del anticipo es pequeña puedes devolverlo en poco tiempo. El plazo de devolución de los préstamos online suele ser de 30 días. Una vez que resuelves tu imprevisto y recibes tu nómina o ajustas tus gastos, devuelves el dinero y todo termina.

Además, puedes hacerlo antes de que cumpla el plazo, de esta forma eliminas tu deuda de forma rápida y planificas libremente tu economía.

Llegan en muy poco tiempo

El proceso de solicitud y entrega de estos adelantos es tremendamente rápido. No necesitas acudir a una sede física, tan solo tienes que registrarte en una plataforma financiera y rellenar la solicitud. Si todo está correcto el dinero llegará a tu cuenta el mismo día en que lo has solicitado o como muy tarde al siguiente.

Este hecho está detrás del aumento de la demanda de préstamos online. La cuarentena puede traer gastos excepcionales que dañen tus finanzas. Por eso, recibir un dinero en poco tiempo para solucionar un problema rápidamente resulta crucial.

Son muy baratos

El precio es un factor que ayuda a que haya una gran demanda de préstamos online. Todo adelanto de dinero tiene un coste que se refleja en el tipo de interés, que corresponde a un porcentaje de la cantidad que te adelantan, pero si la cifra que recibes es pequeña el precio es muy bajo.

Además, algunas plataformas digitales ofrecen a sus nuevos clientes un primer préstamo al 0% de interés, es decir, reciben un adelanto gratuito.

No exigen condiciones imposibles

Pedir un préstamo siempre ha sido un proceso largo y duro. Las entidades tradicionales suelen comprobar que tienes unos ingresos estables y solvencia para devolver el dinero en el plazo establecido. Si detectan que atraviesas dificultades es probable que cancelen el adelanto.

Con estos anticipos la situación es diferente. Normalmente las plataformas solo te piden tus datos personales y en algunos casos una pequeña justificación de tus últimos ingresos. Estas condiciones son asequibles para la mayoría de las personas y por lo tanto aumenta la demanda de préstamos online.

¿Qué hago si necesito una cantidad alta?

Es cierto que las cifras que aportan los préstamos online no suelen ser muy altas, pero tienes alternativas. Si llevas tiempo siendo cliente de una entidad bancaria y nunca has tenido problemas puedes solicitar un préstamo que te dé acceso a una cantidad alta, aunque es probable que las exigencias sean duras.

Las plataformas financieras digitales también pueden ayudarte, pero asumen riesgos más grandes que los bancos. Si no devuelves el dinero a su debido tiempo puedes crearles un problema económico, por eso es probable que te pidan más documentación o que exijan que antes hayas sido cliente, cumpliendo con las condiciones requeridas.

Un adelanto de dinero para salir de un apuro te brindará tranquilidad. Además, saber que no tienes que desplazarte y que tendrás el anticipo en pocos minutos por un coste muy bajo es casi un regalo.

Estos factores están detrás del aumento de la demanda de préstamos online. Si vas a solicitar uno, mira a medio plazo, pide la cantidad que necesitas y elimina esa pequeña deuda cuanto antes. La cuarentena trae obstáculos que puedes superar.