El Derecho Administrativo

La gran mayoría de los estados funcionan bajo una serie de normas que regulan las relaciones sociales y tienen la misión de resolver los conflictos de esta naturaleza. El término derecho hace referencia a este conjunto de reglas, y en función de la rama a la que estén enfocadas se hablará de un tipo u otro de derecho.

Las normas que regulan la administración pública pertenecen al derecho administrativo, que establece cuáles son los servicios que ofrece el Estado, cómo se organizan, y de qué forma deben responder a las necesidades de la ciudadanía. El derecho administrativo es una rama del derecho público.

Uno de los rasgos del derecho administrativo es que puede ser común, englobando a todas las funciones que se llevan a cabo en las comunidades autónomas o en los ayuntamientos. Se habla de derecho autónomo cuando congrega unos principios generales propios, o local si vincula sus normas a un territorio concreto.

Temas que encontrarás

¿Cuál es el origen del Derecho Administrativo?

Conocimientos para trabajar bajo esta normativa.

Administrativos y auxiliares administrativos.

Funciones del administrativo.

Labores del auxiliar administrativo.

Elementos que forman parte del procedimiento administrativo.

Principios que sustentan al procedimiento administrativo.

Ramas que acoge el Derecho Administrativo.

La función del Contencioso Administrativo.

Cómo iniciar un procedimiento administrativo.

Las nuevas tecnologías en el Derecho Administrativo.

que hacer en málaga

¿Cuál es el origen del Derecho Administrativo?

Estas normas se establecieron por primera vez en el Siglo XVIII cuando el llamado Antiguo Régimen fue derrotado y las revoluciones liberales ocuparon el poder de las principales naciones europeas. La Revolución Francesa fue el máximo exponente de este hecho histórico.

Una de las medidas que tomaron estos nuevos sistemas fue establecer una serie de normas que regularan las relaciones que tenían que tener el estado y los ciudadanos. Además, todo esto supuso la creación de una nueva forma de estado que distribuía el mando de las instituciones, que anteriormente recaía sobre una sola persona que era el monarca absoluto.

Actualmente el derecho administrativo se impone sobre todas las instituciones y órganos que pertenecen a la administración pública. Estas organizaciones tienen un peso superior al de las entidades privadas y particulares.

Conocimientos para trabajar bajo esta normativa

Este derecho está directamente relacionado con la profesión del administrativo o del auxiliar administrativo, que es un profesional que trabaja en entidades públicas o privadas realizando laborares de administración. Para ocupar este puesto es esencial contar con conocimientos sobre la legislación y las fuentes de las que beben los fundamentos del derecho administrativo.

Estos trabajadores deberán tener formación en todos los tipos de actos administrativos, en la jerarquía de las diferentes normas de este derecho, en los principios bajo los que se rigen, en la estructura de la administración pública y sobre todos los reglamentos de la administración que no pueden ser derogados.

También es necesario conocer todo lo relacionado con el ordenamiento jurídico del derecho administrativo y todos los aspectos que pueden afectar a las diferentes áreas de la administración. Si se trata de un trabajador público tendrá que tener en cuenta que no podrá utilizar los conocimientos que tiene sobre la propia administración para obtener un beneficio personal.

Administrativos y auxiliares administrativos

derecho administrativoAmbas profesiones son muy similares, el factor que las diferencia es que el administrativo realiza tareas propias de la administración, mientras que el auxiliar se encarga de que todos los elementos que se ubican en el lugar de trabajo funcionen correctamente. La formación también es otro aspecto diferencial ya que los administrativos están más cualificados.

Funciones del administrativo

Las labores básicas de un administrativo público o privado son muy amplias. La más destacada es la recepción y la gestión de los documentos correspondientes a la actividad de la empresa. También debe archivarlos siguiendo un orden lógico y establecido, pues perder un documento puede tener consecuencias fatales para la empresa.

Otras de sus funciones son la redacción de documentos de pago como facturas o recibos, mantener y aumentar la lista de contactos mediante el envío de cartas y correos electrónicos y controlar a la perfección el paquete Office, especialmente los programas Microsoft Word y Excel.

Además, también debe saber utilizar herramientas técnicas propias de su cargo como los programas informáticos de la administración y revisar toda la información económica de la empresa controlando los pagos realizados, los cobros recibidos, y los impuestos que se deben abonar.

Los conocimientos económicos son importantes para realizar tareas como la supervisión de la tesorería de la empresa y ser consciente de las inversiones que realiza la entidad para saber la rentabilidad que puede obtener, sabiendo los riesgos que asume en estas operaciones.

Los conocimientos del administrativo no solo se limitan a la empresa y todas sus áreas, también se extienden a otras entidades con las que colabora su compañía como los proveedores. Por este motivo este profesional debe tener buen trato con las personas, ya que en algunos momentos tendrá que contactar directamente con los clientes.

Todo esto obliga al administrativo a ser una persona polifacética en el ámbito profesional y que además sepa resolver situaciones adversas que puedan surgir. La gran ventaja de tener esta formación y contar con estas cualidades es que la figura del administrativo es necesaria en cualquier empresa, un factor que hace que haya grandes posibilidades de encontrar trabajo en el sector.

Como ha ocurrido en otras profesiones, la llegada de las nuevas tecnologías ha creado la necesidad de contar con formación en los entornos digitales. Algunas entidades solicitan a sus administrativos tener conocimientos de gestión de redes sociales o saber otros idiomas.

Labores del auxiliar administrativo

Este puesto de trabajo se podría definir como un complemento del anterior. Aunque las responsabilidades del auxiliar son menores, sí tiene que llevar a cabo funciones como la supervisión de todas las operaciones que se producen en la empresa, archivo y actualización de datos, registros y control del almacén y fotocopia y escaneado de documentos.

Al igual que ocurre con el puesto de administrativo, el auxiliar debe saber redactar correctamente y tener un control sobre el paquete de office ya que también se encarga de redactar cartas y correos electrónicos. Otros aspectos que se valorarán en los auxiliares administrativos serán los conocimientos matemáticos básicos para administrar hojas de cálculos y saber gestionar el tiempo correctamente.

En cuanto a las cualidades personales, el auxiliar administrativo tiene que ser capaz de adaptarse a los cambios, trabajar en equipo, saber escuchar y tener empatía con los clientes con el objetivo de que se sientan respaldados por la empresa. Este hecho favorecerá la creación de una buena imagen de la entidad.

Elementos que forman parte del procedimiento administrativo

El procedimiento administrativo es la solicitud de la intervención de la administración para llevar a cabo un objetivo concreto, esta acción es emprendida por un sujeto pasivo o interesado en la resolución de esta reclamación.

El procedimiento administrativo se lleva a cabo bajo un marco legal que corresponde a la ley 40/2015 de Régimen Jurídico del Sector Público, que establece las normas de resolución de estas declaraciones que normalmente se realizan con el objetivo de resolver y coordinar conflictos.

Esta ley también regula aspectos como la abstención o la recusación, que sirven para asegurar la imparcialidad de la persona que gestiona el organismo público para el que va destinada la reclamación. Esta norma también obliga al reclamador a permitir que las instituciones analicen el expediente.

Principios que sustentan al procedimiento administrativo

El procedimiento administrativo está sujeto a una serie de principios que influyen en el desarrollo de todo el proceso. El primero de ellos es el de unidad, que garantiza la existencia de un único procedimiento que tiene un principio y un final y que debe ser resuelto conforme a la legalidad vigente.

El siguiente principio es el de contradicción que obliga a resolver el procedimiento en base a las normas que establece el derecho. Para ello es necesario reunir las pruebas pertinentes, confirmar que son válidas y realizar un posterior análisis de las mismas. Otro principio que no puede faltar es el de imparcialidad, que indica que no existe ningún tipo de influencia en el proceso, desechando la posibilidad de que aparezcan favoritismos. Este fundamento también indica que el procedimiento se debe realizar con total transparencia y no pueden intervenir en él ni familiares ni personas del círculo cercano del reclamador.

Finalmente se encuentra el principio de oficialidad, que indica que todo el proceso debe llevarse a cabo bajo los parámetros legales y en base al procedimiento establecido, sin saltarse ninguna de las etapas asignadas al procedimiento.

Ramas que acoge el Derecho Administrativo

Al estar presente en la gestión de la administración pública el derecho administrativo cubre diferentes ramas, un rasgo que hace que sea una normativa multifuncional. La primera de estas funciones hace referencia al derecho administrativo orgánico, que es el que se encarga de estudiar las formas y principios de la organización administrativa. En esta línea también se encuentra el derecho administrativo funcional, que vela por el funcionamiento correcto de la administración y de las actividades que lleva a cabo.

Otra rama es la del derecho procesal administrativo, que establece unas normas sobre la administración y jurisdicción de sus formas de actuación. También tiene una responsabilidad de estado estudiando las causas de los daños que puede producir y la forma de repararlos.

Además de esto el derecho administrativo también recae en la contratación pública que revisa la forma en la que se redactan los contratos de adquisición de bienes y servicios o adjudicación de obras públicas. También se encuentra el derecho municipal que se encarga de estudiar la normativa legal de los municipios, o el ambiental que vela por el cumplimiento de las normas relativas a la protección del medio ambiente.

El derecho urbanístico dicta las normas de construcción y planificación urbana, el vial regula el cumplimiento de las normas de tráfico y el tránsito de caminos, el aduanero revisa el control de aduanas y el migratorio establece y gestiona las normas relativas a las migraciones de personas de una nacionalidad a otra.

La función del Contencioso Administrativo

Una modalidad más del derecho administrativo es el contencioso administrativo. Se trata de una orden jurisdiccional que tiene la función de controlar las actuaciones de la administración con arreglo a la ley.

También se encarga de resolver los conflictos entre la administración y la ciudadanía mediante el levantamiento de recursos contenciosos administrativos, que se encargan de respaldar las reclamaciones de aquellas personas que creen que la administración ha faltado en el cumplimiento de sus intereses y derechos.

Cómo iniciar un procedimiento administrativo

Llevar a cabo un procedimiento administrativo es una tarea que resulta sencilla, el único contratiempo que puede haber es la sobrecarga de solicitudes que tiene la administración y que puede provocar que este proceso se alargue en el tiempo más de lo esperado.

Para iniciarlo es necesario rellenar una solicitud en la que aparezcan los datos personales del interesado. Normalmente suelen ser el nombre y los apellidos, su Documento Nacional de Identidad (DNI) y la indicación del lugar donde se llevará a cabo el proceso. Otro aspecto importante es indicar de forma clara qué se solicita y los motivos que llevan a ello. La última referencia que se pide es la firma del solicitante.

Una vez que se ha presentado y se ha revisado que el formulario está debidamente cumplimentado, comienza su tramitación. Cuando esta se haya realizado se enviará una resolución en formato físico firmada por el organismo público en el que se ha presentado, en este documento se indicará si el resultado es favorable o no.

Las nuevas tecnologías en el Derecho Administrativo

Los avances tecnológicos también han llegado a esta normativa que ha sido testigo de la digitalización de la administración pública, creando una sede electrónica en la que los ciudadanos pueden realizar sus gestiones.

Todo esto ha provocado que este marco legal se tenga que adaptar a un nuevo soporte en el que también se deben aplicar las normas establecidas. En España, la inclusión de las nuevas tecnologías ha sido muy notable, hasta el punto de que se ha creado la “Ley de Acceso Electrónico de los Ciudadanos a los Servicios Públicos”.

Esta normativa digital tiene casi diez años de vigencia ya que se estableció el 31 de diciembre de 2009. Siete años después, en 2016, se derogó para dar paso a la nueva Ley de Procedimiento Administrativo Común, que garantiza la seguridad y confidencialidad de las transacciones electrónicas.

que hacer en málaga