5 claves para evitar las pérdidas en tu economía personal

En nuestra economía personal las pérdidas son una amenaza constante para, no importa si se trata de nuestras finanzas personales o del presupuesto de una pequeña, mediana o gran empresa.

dineroEl daño que hacen viene dado por una pérdida de poder adquisitivo que se produce por invertir dinero en un bien, servicio o inversión que no da el resultado esperado y termina por ser inservible. La conclusión es menos dinero a cambio de nada.

En la gran mayoría de los casos las pérdidas se producen por tomar decisiones que no son correctas. En este artículo descubrirás cómo puedes evitar tus pérdidas económicas, debes tener en cuenta que una forma de crecer es haciendo que no descienda la cantidad de dinero con la que cuentas.

En el sector económico es muy difícil acertar siempre, hasta los expertos cometen algunos errores. Una pérdida pequeña no hace daño, las consecuencias vienen cuando se producen de forma continuada o se destina una gran parte o todo el dinero a una inversión, o a la compra de un bien que no da los resultados esperados.

La primera medida que hay que aplicar es la que se utiliza en cualquier área de la economía personal, una planificación correcta.

¿Cómo puedo evitar las pérdidas en economía personal?

Antes de tomar cualquier medida lo primero que debes tener en cuenta es que las pérdidas son inevitables, el objetivo debe ser reducirlas al máximo y esta meta es perfectamente alcanzable. También es importante contar con un dinero ahorrado por si se produce algún desplome que deje tu cuenta bancaria en números rojos, pero esto también es evitable.

  1. Diversificar las inversiones
  2. Informarse y documentarse
  3. Tener la cabeza fría cuando se está creciendo
  4. Invertir en asesoramiento profesional
  5. Evaluar los riesgos cuando se opera con otras divisas

Nunca debemos apostar todo en una sola dirección

No hay que olvidar que toda inversión esconde un riesgo, puede que este sea muy bajo, pero existe incluso en las operaciones de renta fija. Este factor te obliga a destinar solo una parte de tu dinero, porque si la operación falla, el resultado es la pérdida de una importante suma que lastrará tu economía personale.

En ocasiones surgen oportunidades que no se pueden dejar pasar, pero en estos casos es conveniente tener la cabeza fría, si todo indica que la inversión dará unos resultados muy positivos, se puede destinar una cifra mayor a la prevista, pero nunca todo el dinero o más del 50% de tus ingresos.

Conocer el mercado financiero

Es muy complicado conocer a fondo el mercado financiero, sobre todo porque la economía experimenta cambios constantes que afectan de forma directa o indirecta a las finanzas de cualquier persona, pero sí es posible informarte y adquirir unos conocimientos básicos o levemente avanzados que te permitan anticiparte y reducir los riesgos de tus operaciones.

También es importante que conozcas los productos financieros a los que puedes acceder, un préstamo personal te puede venir muy bien en un momento puntual, pero debes tener en cuenta que debes devolver el dinero que se te anticipa en el plazo establecido y con sus intereses correspondientes.

Tener los pies en el suelo

El dinero es un bien que desciende rápidamente si no se actúa con cuidado, ver una cuenta bancaria con una importante suma incita a seguir invirtiendo y a comprar determinados caprichos. Todo esto es beneficioso, pero antes de utilizar una cantidad alta de dinero es fundamental que pienses si a medio o largo plazo aquello que adquieras o la inversión que hagas te dará un buen resultado. Una escala de malas decisiones lleva a unas pérdidas que pueden ser muy perjudiciales para tus finanzas.

En caso de duda consultar a un experto

El mercado financiero experimenta constantes cambios, por eso en caso de duda ante una inversión es conveniente recurrir a un profesional que te de las claves para que aciertes en la operación o que te recomiende dejarla atrás para invertir en otro activo. Los expertos cobran unas tarifas, pero es preferible abonarlas y crecer económicamente a un ritmo más pausado, antes que enfrentarse a importantes pérdidas.

Estudiar las divisas extranjeras

Una de las recomendaciones más comunes es la de invertir en mercados exteriores, estas operaciones pueden dar resultados muy satisfactorios, pero también es necesario evaluar los riesgos.

El asesoramiento profesional es muy útil en este tipo de inversiones y es necesario valorar algunos factores, uno de ellos es el valor que tienen las divisas extranjeras en ese momento, este aspecto afecta directamente a tus ganancias y a tus pérdidas, por eso es importante que lo controles.

Gestionar tu economía personal no es sencillo, y por contradictorio que pueda parecer, cuanto más dinero tienes y decides invertir, el riesgo es mayor. Planificar y pensar a medio o largo plazo con frialdad es fundamental para evitar que descienda la cifra que tienes en tu cuenta. Es difícil, pero no imposible.