Tipos de Empresas Locales | El Mejor Análisis que Encontrarás Online.

empresas locales

Las empresas son organizaciones que cuentan con un capital humano y material que sirve para generar unos productos y servicios que se lanzan al mercado para obtener beneficios. Otro objetivo de las compañías es prolongar su actividad en el tiempo y crecer con la finalidad de extender su actividad y sus ganancias.

Un aspecto que tiene mucho peso en la empresa es el ámbito geográfico en el que desarrolla su labor. Esto es un hándicap para su actividad ya que influirá en su tamaño, la inversión que hay que llevar a cabo, la clientela que recibe y los ingresos que puede generar.

¿Cuáles son las empresas locales?

Son entidades que llevan a cabo su producción y venta en un entorno cercano al lugar donde se establece su sede principal. Generalmente están situadas en un pueblo o una ciudad, aunque a veces traspasan este límite y desarrollan su actividad en una provincia o comunidad autónoma.

Actualmente la gran mayoría de las empresas españolas son locales, esto hace que tengan un gran peso en la economía nacional influyendo en indicadores como la creación de empleo, la activación del consumo o la actividad y movimiento de la población con los desplazamientos de las personas para acudir a su puesto de trabajo. Este factor es más notable cuando se ubican en una localidad pequeña.

¿Qué rasgos definen a una empresa?

Independientemente de su ubicación, las empresas tienen una serie de características comunes. Algunas de ellas son el funcionamiento que tienen dependiendo del sector al que se dediquen, la finalidad de alcanzar sus objetivos económicos y la idea de ser importantes en el desarrollo del territorio en el que ejercen su actividad.

El Derecho Internacional define a cualquier empresa como una entidad que reúne capital, trabajo y administración con la idea de satisfacer una necesidad del mercado que la gran mayoría de las veces está sujeta a la ley de la oferta y la demanda.

La disciplina de la sociología también ha creado una definición para el término empresa, indicando que se trata de un conjunto humano que se organiza con el objetivo de producir unos bienes o aportar unos servicios que demanda una comunidad concreta.

¿Cuáles son los objetivos de las empresas?

La finalidad principal de cualquier empresa es obtener una rentabilidad económica, pero también se valoran otros aspectos como la aportación social que realizan en su comunidad o la creación de un ambiente de trabajo que motive a la plantilla mediante premios y posibilidades de ascenso en la compañía.

¿Cómo se clasifica a las empresas?

Se pueden clasificar de la siguiente manera:

  • Para los sectores económicos internos y externos

En el primero de ellos la entidad produce una serie de bienes y servicios destinados a satisfacer la demanda de su comunidad. A nivel externo, los objetivos se dividen en la plusvalía obtenida en las transacciones de compra y venta y en la generación de beneficios que sirvan para abonar salarios y recompensas para sus empleados.

  • Para un fin social interno y externo

El fin externo se centra en la creación de empleo estable y la publicación de oportunidades laborales que no pongan en riesgo el capital de la empresa. A nivel interno la entidad tiene el objetivo de contar con una plantilla motivada que rinda al nivel esperado y tenga un salario que le permita vivir en unas condiciones dignas y holgadas.

¿Cuál es el papel de los inversores en las empresas locales?

El papel de los inversores es esencial en el desarrollo de una empresa, el capital que aportan es la base sobre la que se desarrolla la actividad. Estas figuras pueden ser privadas, como las entidades y particulares, o públicas como el Estado, creando empresas públicas, privadas o mixtas.

Hoy en día muchas entidades adquieren capital vendiendo títulos financieros a diferentes inversores. Se trata de un negocio que tiene como objetivo el beneficio de la empresa, que posteriormente se reparte entre la propia entidad y los inversionistas.

¿Qué función cumplen los sectores en los tipos de empresas?

Las labores que llevan a cabo las empresas se tienen que adaptar a uno de los cuatro sectores de actividad que influyen directamente en las formas de trabajo y en los objetivos de las compañías. Aunque también existen entidades que no pertenecen a estas áreas y se dedican a la industria, el comercio o a la prestación de servicios públicos y privados.

Los sectores de actividad son cuatro:

  • El primario es el que se ocupa de la extracción y tratado de materias primas que son la base de los productos que saldrán al mercado.
  • El sector secundario es el que se dedica a dar la forma final a esos artículos.
  • El terciario se centra en proporcionar servicios a otras empresas y particulares.
  • El cuaternario ofrece servicios centrados en la gestión de unos bienes determinados.

¿Cuáles son las modalidades que determinan una empresa?

Otra forma de clasificación de las empresas viene marcada por aspectos como su tamaño, el grado de influencia que ejercen en el mercado o la forma jurídica bajo la que se establecen.

¿Cuál es el papel de la calidad en las relaciones?

Un factor determinante en la actividad empresarial es la creación de contactos y el reconocimiento que tienen en el mercado. En base a ello existen las entidades de lazo abierto que muestran directamente su proceso de trabajo a otras compañías junto con su eficiencia de cara al cliente, y las de lazo cerrado que encubren su actividad y no permiten la intromisión de otras empresas.

¿Tiene importancia el tamaño de una empresa?

En función del número de trabajadores, estas entidades se dividen en microempresas cuando no llegan a diez empleados, pequeñas empresas que alcanzan como máximo los 50 trabajadores, empresas medianas que llegan a los 250 y las grandes que superan esta cifra.

¿Que determina la forma jurídica de la entidad?

Este elemento viene marcado por el dueño o dueños de la empresa. Si es uno solo se consideran compañías individuales, si pertenecen a un grupo organizado de inversores reciben el nombre de sociedades y si se establecen en base a la economía social o sobre modelos comunitarios se denominan cooperativas.

¿Cuál es el papel que desempeñan las empresas en el motor económico?

Aspectos como la trayectoria o los objetivos marcados definen a las empresas como

aspirantes o startups, que son entidades que cuentan con un recorrido muy corto y que se crean en torno a una idea que se desarrolla bajo el avance de internet. Este tipo de entidades ha destacado por los empleos que ha generado durante los últimos dos años.

Por otro lado, existen las empresas especialistas que tienen un peso importante e incluso ejercen un monopolio sobre un producto concreto, las líderes que ejercen su actividad en un mercado local de forma destacada y las seguidoras que han logrado adquirir una gran importancia, pero que siguen por detrás de las líderes.

¿Cuáles son los recursos más importantes en una empresa?

El capital de una empresa se mide en sus recursos humanos y materiales, los primeros hacen referencia a los trabajadores de la empresa, así como a los empleados que ejercen su labor en áreas administrativas y de dirección. La importancia del material se mide en las materias primas y herramientas con las que cuenta la plantilla para dar forma al producto.

¿Cómo determinar la naturaleza de las empresas?

La procedencia de la gestión de las empresas crea distintos tipos de entidades. Las públicas que son administradas por el Estadolas privadas que son regidas por particulares y que tienen que contar con cierto capital y las concertadas, que algunas de ellas están gestionadas por inversores privados y otras cuentan con las subvenciones y la supervisión de la administración pública.

¿Que significa la responsabilidad social de una empresa?

Uno de los aspectos más valorados en las empresas es la responsabilidad social que se fundamenta en una relación de reciprocidad entre la entidad y la sociedad. La compañía aporta empleo, favorece la circulación de la economía y fomenta la creación de riquezas aprovechando el espacio de mercado y producción que le generan las estructuras sociales.

¿Cómo fue el desarrollo de las empresas?

La Revolución Industrial supuso el arranque de las empresas privadas de hoy en día. Ya en el siglo XIX estas entidades interfirieron en el desarrollo de los entornos locales generando capital y produciendo bienes de consumo. Los cambios sociales que se han producido desde aquel momento han afectado a estas entidades que actualmente han logrado alcanzar un gran peso institucional.

La llegada de internet ha cambiado las estructuras de las entidades privadas tradicionales y ha fomentado la creación de nuevas compañías que ejercen su actividad en el entorno digital. También se ha producido una mejora en las comunicaciones entre distintas empresas y entre firmas y empleados.

Otro fenómeno que se ha generado es el teletrabajo, a través del desarrollo de nuevos puestos en los que el empleado puede realizar su actividad desde su domicilio manteniendo un flujo de comunicación continuo con sus compañeros y superiores. Las empresas con pocos recursos y las de nueva creación se han beneficiado de esta circunstancia reduciendo los costes de espacio y material que suponen tener a un miembro de la plantilla trabajando en una oficina.

También existe el caso de trabajadores autónomos que cuentan con empleados a su cargo y que tienen la sede de su empresa en la misma ubicación que su domicilio particular, ahorrando el gasto que supondría alquilar un local de trabajo.

La tecnología no deja de progresar, internet ha sido un soporte para que muchos empresarios pongan en marcha sus negocios a través de la red. Los retos de las empresas de hoy en día han cambiado radicalmente y el mercado es cada vez más competitivo, por eso la capacidad de adaptación a los cambios, de innovación y de diferenciación respecto a la competencia son elementos esenciales de las compañías actuales.

¿Es la ubicación de la empresas un factor importante?

El tamaño y los recursos de los que disponen las empresas hacen que su área de influencia supere a la localidad en la que se originaron, de esta forma las entidades nacionales actúan a lo largo y ancho del territorio de un estado. Además de la rentabilidad, estas empresas buscan traspasar las fronteras y formar parte del mercado internacional.

También se pueden encontrar entidades comunitarias que en el caso de España son las que amplían su actividad a países de la Unión Europea. Esta situación es muy interesante para estas entidades que no tienen que hacer frente a barreras comerciales y comercializan sus productos en países con una cultura similar. El salto al exterior refleja la buena marcha de una empresa.

Finalmente se establecen las empresas multinacionales que llevan a cabo su actividad en cualquier país del mundo. El nivel del mercado hace que una entidad sea considerada multinacional cuando tiene una trayectoria en diversos continentes, estableciendo sedes en países que se encuentren a miles de kilómetros del lugar de origen.

¿Cuáles son las principales actividades de las empresas locales?

La actividad empresarial es un proceso de trabajo que se realiza con el objetivo de obtener un beneficio. La extensión del territorio en el que las entidades generan y venden sus productos y servicios determina el tamaño de estas, su capacidad productiva y el capital inicial con el que cuentan.

Normalmente las entidades ubicadas en zonas donde hay una amplia población rural, las ciudades son pequeñas y las zonas cultivables muy extensas, se dedican a actividades agrícolas y ganaderas. En estos territorios también abundan las empresas de transportes que trasladan los productos generados a otras zonas en las que son vendidos.

Por otro lado, las compañías que se ubican en las grandes ciudades suelen dedicarse a actividades de prestación de servicios especializados como la asesoría jurídica. En estos territorios también abundan las empresas de nueva creación como los startups, que están directamente influidas por la tecnología y suelen tener detrás a importantes inversores.

Conclusión

Generalmente, las empresas que desarrollan su actividad en las urbes de gran tamaño tienen importantes objetivos de crecimiento y buscan extender sus productos en el mercado internacional. Esto no suele ocurrir en territorios más pequeños en los que prima el comercio local.

En España, un factor que ha generado el desarrollo de un gran tejido empresarial es el mar. Los kilómetros de costa con los que cuenta el territorio nacional dan trabajo a entidades que se dedican a la pesca o a la fabricación de barcos y material acuático.