Cuidado con los estafadores por correo electrónico que ofrecen fortunas

Los estafadores por correo electrónico entienden que Internet forma parte de nuestra vida, y aunque en líneas generales se puede decir que es un lugar seguro que ha facilitado las formas de comunicación y el modo de hacer compras y negocios. También se ha convertido en un escenario de engaños o intentos de estafas a través de canales como las páginas web, las redes sociales y también el correo electrónico.

Actualmente todo el mundo tiene una cuenta de correo electrónico, esta dirección se ha convertido en un dato personal que tienes que aportar para casi todo, incluso para abrir una cuenta bancaria.

También es una herramienta muy útil para agilizar las comunicaciones y recibir mensajes de trabajo y ocio procedentes de personas que viven en la otra punta del mundo, pero igualmente se ha convertido en un canal en el que intentar llevar a cabo un posible engaño.

En este artículo descubrirás:

Cómo puedes protegerte de esos mensajes que llegan a tu cuenta procedentes de estafadores que te ofrecen una fortuna o un premio de gran valor a cambio de prácticamente nada.

La realidad es que estos correos buscan datos personales y bancarios con el objetivo de que envíes dinero o información confidencial que les reportará un beneficio. Protegerse de estos emails es mucho más sencillo de lo que parece.

¿Cómo puedo detectar un correo electrónico pernicioso?

La técnica de estafa más utilizada en el correo electrónico es el phishing, que consiste en solicitarte un nombre de usuario y una contraseña con el objetivo de obtener todos tus datos personales.

En ocasiones el engaño no se basa en reclamar tu dinero directamente, se emplean técnicas más sutiles como obtener tus datos, comercializarlos y bombardearte con publicidad para que compres en determinadas superficies o des con un anuncio falso que te haga perder el dinero.

El otro engaño al que suelen recurrir los estafadores es el envío de mensajes en los que aseguran que has ganado un sorteo o te ofrecen un préstamo personal que contiene una cantidad importante a cambio de prácticamente nada.

La estafa aparece otra vez en tu entrega voluntaria de datos.

esa que realizas cuando rellenas el formulario para continuar en el sorteo, incluso a veces te proponen que hagas un adelanto por todos los gastos de gestión. Si recibes un email de este tipo lo que debes hacer es pulsar el botón de “Borrar”. Pero además de esto, existen otros indicadores que te ayudarán a detectar un correo cargado de malas intenciones.

  1. Un asunto de urgencia o alerta
  2. Una solicitud clara y directa de información personal
  3. Un mensaje con un contenido extraño
  4. Una dirección que es poco habitual
  5. Una extensa cantidad de archivos adjuntos

Un tipo de correo muy habitual que esconde una estafa es aquel que trae un asunto de alerta, el objetivo es captar tu atención y que abras el mensaje. En la gran mayoría de los casos te anuncia que has ganado un premio importante, pero en ocasiones también te hace preguntas sobre tus datos bancarios.

Nunca hagas caso a este tipo de mensajes.

Ten en cuenta que si el banco se quiere poner en contacto contigo para que abras o cierres tu cuenta jamás lo hará de forma espontánea y por email.

estafadoresLa solicitud de información personal es muy habitual en los correos estafa, a veces esta solicitud viene de forma directa, pero en ocasiones busca hacerlo de forma indirecta hablando en nombre de tu banco, pidiendo que actualices los datos de tu cuenta o que cambies la contraseña de tu banca online porque la tuya es insegura.

Desconfía siempre de un mensaje de este tipo y si tienes alguna duda llama a tu banco y pide información sobre ese email, seguramente te dirán que es una mentira.

En ocasiones los engaños saltan a la vista y esto se produce cuando el contenido del mensaje no tiene sentido o está lleno de faltas de ortografía.

Cuando una empresa seria como un banco, gran superficie o la administración pública envía un mensaje, revisa su forma y contenido para asegurarse de que todo es correcto, un correo mal redactado dañaría su prestigio. Por este motivo, si detectas algo extraño en el mensaje, desconfía.

Otra técnica muy habitual de los estafadores por correo electrónico.

Cargarlos de una gran cantidad de archivos adjuntos, a veces puede haber hasta cinco.

Este método sirve para evitar que caigan en la carpeta de “SPAM”, pero esconde grandes riesgos para tu ordenador. La curiosidad nos gana a todos y a veces es inevitable abrir el mensaje, pero si lo haces nunca descargues ninguno de estos archivos, porque en la gran mayoría de los casos son falsos y tienen el objetivo de introducir un virus que dañe tu ordenador y observe tu información.

¿Cuál es la mejor forma de evitar estafadores por correo electrónico?

Protegerse de estas prácticas es más sencillo de lo que parece, en resumen, basta con estar atento a los detalles del mensaje. Métodos tan sencillos como revisar y obtener datos sobre el remitente pueden librarte de un engaño, también puedes utilizar un antivirus y revisar con asiduidad tu cuenta bancaria para asegurarte de que no hay movimientos ni cargos extraños.

Una medida muy recurrente es estar informado, la tecnología y la economía forman parte de nuestra vida diaria, por eso es importante estar al día de noticias sobre estafas tecnológicas y prácticas que te pueden llevar a ser víctima de un engaño. La información siempre te da la posibilidad de anticiparte.

Conclusión

Internet es un canal de comunicación que te puede servir para disfrutar, y no debemos abrir nustros correos electrónicos sin antes analizar la fuente emisar, la firma digital, los enlaces y el contenido del correo, por si se cae victima de estafadores por correo electrónico, pero internet es un reflejo de la vida cotidiana y el engaño siempre está presente, con prestar atención a los detalles puede ser suficiente para estar protegido.

Primer préstamo sin Interés