Fintech en España | Camino Hacia la Libertad Financiera | CCLoan.es

La tecnología que hemos sentido alguna vez nos crea la impresión de nuevas oportunidades, a la vez que nos supera y parece difícil de entender. Actualmente no queda más remedio que adaptarse. Porque está presente en todos los aspectos de nuestras vida, en el terreno económico y laboral. Uno de los últimos avances es el fintech.

Lee y descubre aún más cosas acerca del fintech, una tecnología que se basa en el uso de la innovación para crear nuevos productos y servicios. Además, podrás conocer también las oportunidades que trae a los emprendedores y a las pequeñas y medianas empresas, así como el futuro de esta técnica, sus ventajas e inconvenientes.

El término fintech está formado por los conceptos de tecnología y financiación y hace referencia a los cambios que están provocando las innovaciones tecnológicas en el terreno financiero. Su influencia es cada vez más grande y las empresas están cambiando sus formas de trabajar para adaptarse a este avance, algunos bancos incluso han comenzado a hacer hueco a empresas fintech en sus estructuras para no perder el tren de esta innovación.

Tabla de Contenido

  1. ¿Cómo funcionan las fintech?
  2. ¿Cuál es la situación actual del fintech?
  3. El reto de las fintech.
  4. ¿Qué aportan las fintech a los emprendedores?
  5. ¿Dónde puedo encontrar ayuda e información?

1. ¿Cómo funcionan las fintech?

El funcionamiento del universo fintech se basa en suprimir todos los elementos físicos que están presentes en el sector financiero, como la presentación de papeles y documentos impresos, y apostar por el desarrollo de aplicaciones y servicios digitales abaratando su uso y haciéndolos accesibles para la mayoría de las personas, para ello se basa en diferentes aspectos.

  • El desarrollo de la tecnología móvil
  • El uso del Big Data
  • La apuesta por la integración de la Inteligencia Artificial
  • La normalización del dinero electrónico

El teléfono móvil es un instrumento indispensable en nuestro día a día, no tener un dispositivo con acceso a las aplicaciones de comunicación más utilizadas como WhatsApp supone estar totalmente aislados. El sector financiero también se ha trasladado al teléfono y ahora es posible hacer transferencias o adquirir determinados productos financieros a través de la banca online o utilizando las aplicaciones de la entidad con la que operamos.

Todo esto supone una reducción de trámites, una comunicación más fluida y un acceso más rápido a los productos y servicios de la banca. La tecnología fintech rechaza totalmente el hecho de tener que acudir a una sucursal con una fotocopia del DNI en la mano y presentar la nómina, la declaración de la renta o el contrato de trabajo para solicitar un crédito o un préstamo.

Hace algunos años el Big Data era un término prácticamente desconocido, pero actualmente su uso está muy familiarizado, en la transformación digital se ve como un elemento clave debido al inmenso volumen de datos que circula a través de la red y que cada vez es mayor.

Estudios contrastados como los de IBM indican que la inmensa mayoría de datos, ya casi el 90% de los que circulan en el planeta, lo hacen a través de la red y están formados por imágenes, vídeos y textos generados en canales como las redes sociales que han nacido y se han desarrollado en internet.

La inteligencia artificial ha sido un concepto relacionado con el desarrollo de la robótica, pero hoy en día va mucho más allá, las entidades financieras la ven como una oportunidad para recoger datos de sus clientes, conocer sus perfiles y saber cuáles son sus necesidades y objetivos principales.

El dinero electrónico es aquel que se emite a través de las tarjetas o de plataformas desarrolladas en internet. Este elemento ya se usa de forma muy habitual, pero todavía hay personas que apuestan por el efectivo, sobre todo las de mayor edad que no están tan familiarizadas con la tecnología.

Una de las claves de la transformación digital que lleve al uso habitual de la tecnología fintech se encuentra en la educación, muchos usuarios son nativos digitales pero sus primeros años de enseñanza los recibieron en la década de los 90, una época en la que los avances técnicos se veían como elementos lejanos y futuristas. También influyen algunas noticias sobre las estafas producidas en el ámbito digital y la inseguridad de ver las finanzas en una pantalla en lugar de tenerlas en la palma de la mano.

La entrada de la tecnología en el sector financiero está provocando que la competencia que existía en el terreno analógico se traslade al mundo digital motivando a los directivos de las entidades a incorporar tecnologías que sirvan para mejorar sus productos y servicios con objeto de atraer nuevos clientes y fidelizarlos. Por este motivo dejar de lado a la tecnología supone un retraso respecto a la competencia.

2. ¿Cuál es la situación actual del fintech?

Aunque parece que el término fintech es reciente y acaba de surgir, hace más de cinco años que se utiliza en el sector financiero, sobre todo en Estados Unidos donde hace tiempo que las grandes empresas invierten en la utilización de esta tecnología que cada vez está más asentada.

Las cifras que se están destinando a las empresas fintech no dejan de aumentar y desde hace años superan los 12.000 millones de dólares. Las grandes entidades que operan en Europa se han dado cuenta de que el futuro está en el terreno digital y no quieren quedarse atrás, especialmente los bancos que lo están viendo como una oportunidad de conseguir clientes de cualquier parte del mundo.

El desarrollo de las plataformas digitales con capacidad para conceder micro créditos o pequeños préstamos ha favorecido indirectamente la apuesta de los bancos por la tecnología fintech. Hace tiempo que las entidades bancarias vieron que estas webs les quitaban sus clientes debido a la rapidez con la que conceden el producto solicitado y las facilidades que dan a los usuarios, esta fue una de las causas del desarrollo de la banca online y de las aplicaciones, aunque a los bancos todavía les queda camino por recorrer.

3. El reto de las fintech

Como ocurre con cualquier tecnología el reto de las fintech es seguir creciendo y dándose a conocer entre empresas y usuarios, pero operar en internet supone despejar dudas entre muchos clientes potenciales que todavía dudan de que su seguridad y privacidad estén garantizadas en la red.

Actualmente este reto no está totalmente superado, pero sí ha habido importantes avances como la creación de leyes de protección de datos trasladadas a la red, algunas de ellas muy conocidas como el Derecho al Olvido. Además, los usuarios cuentan con herramientas e información suficiente para saber si un sitio no es totalmente seguro, cada vez hay más publicaciones sobre el uso responsable de las redes sociales, y las webs son conscientes de que no tener políticas de privacidad o de cookies provoca que el cliente se desplace a otra página.

4. ¿Qué aportan las fintech a los emprendedores?

Una de las ventajas del sector digital es que ha traído multitud de oportunidades para personas que buscaban un trabajo que hacer desde el domicilio y sobre todo para los emprendedores, que han visto cómo con un ordenador con conexión a internet y una estrategia eficiente pueden montar un negocio de bajo coste que les aporte importantes beneficios.

Algunos aspectos de las fintech son muy valorados por las personas que apuestan por el autoempleo y se han incorporado a las nuevas prácticas del sector financiero. Hoy en día cada banco que empieza a operar refuerza todo su potencial digital y las entidades tradicionales siguen corriendo para adaptarse a los parámetros de la red.

  • Flexibilidad y conciliación
  • Trabajos automatizados
  • Posibilidad de controlar y rectificar los errores
  • Almacenamiento ilimitado

Desarrollar un negocio en el entorno digital da la oportunidad de tener un horario flexible en el que si hay organización se pueden hacer todas las cosas que se tienen planificadas para un día. Este aspecto también es aplicable al sector bancario, las operaciones que realizan los usuarios a través de la banca online son mucho más rápidas y eficientes y permiten ahorrar tiempo en desplazarse a una sucursal física o en buscar e imprimir documentos que se solicitan para la operación.

La automatización es otra de las claves de las fintech que operan con un formato llamado “Software As A Service” que es un sistema que permite que algunas operaciones que se llevaban a cabo entre usuarios y entidades se realicen de una forma rápida, efectiva y sin ningún coste, un aspecto que ha sido muy valorado por empresas y emprendedores particulares. Las estrategias empresariales que marcan tendencia en la actualidad indican que este tiempo se puede aprovechar en establecer planes para que los negocios crezcan y avancen.

Otro aspecto positivo es que los errores cometidos se pueden subsanar con mayor facilidad. En el terreno analógico un fallo en un documento publicado o enviado era incorregible, un error cometido en la red se puede editar y solucionar en tiempo real salvo que se haya cometido en un formato cerrado. La eliminación de los errores es imposible, pero en un universo fintech su detección y corrección es más accesible.

La nube es ilimitada y este hecho es muy beneficioso para cualquier persona o empresa que puede gestionar los datos que le llegan de una forma mucho más eficiente. Además, no tiene la necesidad de utilizar un servidor de pago para que la información que le interese quede almacenada.

La gestión de datos es fundamental para las empresas que desarrollan su negocio a través de la red. Algunas entidades bancarias han comprobado lo útil que puede ser esta rama, muchas de ellas utilizan algoritmos que miden aspectos como las costumbres y tendencias de sus usuarios potenciales para desarrollar estrategias de comunicación que les sirvan para atraer a nuevos clientes.

5. ¿Dónde puedo encontrar ayuda e información?

Aunque actualmente estamos muy adaptados a los parámetros de la red, los continuos cambios que se producen en internet nos obligan a actualizarnos continuamente y si lo que buscas es emprender en internet es muy probable que necesites asesoramiento para asegurarte de que todos los pasos que das van en la dirección correcta.

Si estás empezando y no puedes pagar las tasas de un asesor financiero lo mejor es que recurras a la Asociación Española de Fintech e Insurtech, una entidad que tiene el objetivo de realizar labores de comunicación y colaboración entre las startups y otras entidades que desarrollen su actividad en este sistema.

Desde la asociación apuntan a la necesidad de crear un movimiento de asesoramiento y comunicación entre los distintos actores de la tecnología financiera para crear una estrategia de fintech global en España, además de ayudar a las empresas que comienzan a desarrollarse en el entorno digital a adaptarse a la legalidad vigente mediante reuniones con instituciones del peso de la Comisión Nacional del Mercado de Valores o del Banco de España.

Esta institución tan solo lleva dos meses operando, pero desde entonces más de 50 entidades se han sumado a la iniciativa. La inmensa mayoría de ellas se dedican al sector bancario y operan con productos financieros como las finanzas personales, los métodos de pago o las inversiones.

Los resultados que ha generado esta asociación en tan poco tiempo confirman que es un recurso interesante al que recurrir en caso de duda. El objetivo de crear un lugar común en el que tratar aspectos como la financiación de nuevas empresas se ha cumplido. Además Fintech e Insurtech quiere seguir creciendo y para ello ha creado un espacio en su web para que las nuevas startups puedan registrarse, exponer y compartir las cuestiones que les impiden progresar y ser parte de una red colaborativa útil para el presente y el futuro.

Resumen final: El concepto fintech se ha implantado en la actualidad y está abriendo nuevas oportunidades para emprendedores y empresas que pretenden desarrollar su actividad en la red. Su llegada también ha provocado una evolución en el sector financiero que cada vez es más consciente de la importancia de operar en internet. Hoy en día casi todas las entidades bancarias tienen una aplicación propia y una banca online en la que el usuario puede hacer operaciones de forma rápida, directa y con menos costes.