El futuro de la tecnología ha llegado a todos los aspectos de la vida y también al sector financiero. Hoy en día podemos enviar dinero o recibir transferencias desde nuestro teléfono móvil, contratar productos o servicios como los créditos o préstamos o hacer una inversión en pocos segundos, pero

  • ¿Cuál es el futuro?
  • ¿La fusión entre el futuro de la tecnología y finanzas puede mejorar?

La unión entre finanzas y tecnología se refleja en las Fintech, que son empresas que ofrecen servicios financieros innovadores a sus clientes utilizando las últimas tecnologías. Puede parecer que esto es algo nuevo, pero este sistema lleva funcionando varias décadas. Aquí encontrarás información sobre su pasado y sabrás cuáles son los cambios que están por venir.

Durante los últimos años habrás observado cómo los avances tecnológicos no paran. Este progreso continuo también ha llegado al sector financiero y ya se han establecido las previsiones de futuro. Conócelas y benefíciate de las ventajas que te ofrecen.

¿Estamos dentro del futuro de la tecnología y las finanzas?

Es probable que al escuchar la palabra “tecnología” pienses en el siglo XXI, pero este término irrumpió en el sector financiero en 1950 cuando se crearon las tarjetas de crédito. Este instrumento fue el primer gran avance técnico que llegó al sistema económico. Hasta entonces los intercambios se hacían con dinero físico que había que llevar en el bolsillo.

Las tarjetas agilizaron los intercambios de dinero y los clientes de las entidades se sintieron más seguros al no tener que llevar grandes cantidades encima. Diez años después se creó el cajero automático, un elemento que consolidó el uso de las tarjetas.

Año 1970, el gran salto del mercado financiero

Esta década tuvo una gran importancia para el desarrollo de la estructura financiera. Se crearon sistemas para comprar de forma electrónica activos como las acciones y La Bolsa aumentó su actividad.

En los 80 los ordenadores se convirtieron en un instrumento muy útil para los bancos, las entidades pudieron gestionar grandes volúmenes de datos y supervisaban las transacciones en cuestión de segundos.

En la década de los 90 se produjo el gran salto con la aparición de internet. El comercio electrónico alcanzó un gran éxito y de ahí se pasó a la creación de los teléfonos móviles inteligentes y al desarrollo de la banca digital. El futuro de la tecnología y su último gran avance han sido las monedas digitales.

¿Qué le depara el futuro a la tecnología y a las finanzas?

Los consumidores son la gran base del mercado financiero. Su comportamiento condiciona la marcha de la economía tanto a pequeña como a gran escala y los avances tecnológicos buscan satisfacer sus necesidades y crearles nuevos retos. El futuro pasa por estos puntos.

El peso de la economía colaborativa

Las últimas crisis económicas han agudizado el ingenio de emprendedores y usuarios. Internet les ha permitido crear espacios de intercambio de productos y servicios que no tienen por qué ser económicos. Esta forma de operar ha obtenido un gran éxito y ha permitido que se desarrollen grandes proyectos. El futuro de la tecnología no se concibe sin ella.

El desarrollo de las monedas digitales

Las monedas digitales son un activo que está más que asentado, sirven para hacer intercambios, no tienen soporte físico y en torno a ellas se ha creado un mercado. El porvenir de la tecnología y las finanzas está ligado a este elemento.

También tiene una gran fuerza el blockchain, una tecnología basada en cadenas de bloques que garantizan la seguridad de las transacciones que se realizan con las divisas virtuales.

La gestión de una inmensa cantidad de datos

Es muy probable que todos los días del año te conectes a la red, aunque sea por poco tiempo. La gran mayoría de la población mundial actúa de la misma forma y esto provoca que haya un gran tráfico de datos de usuarios. Gestionarlos y garantizar su seguridad es todo un reto para el sector financiero, y la tecnología está obligada a colaborar.

El gran progreso de la inteligencia artificial

Seguramente habrás visto a diferentes tipos de máquinas como robots interactuar directamente con los humanos. La tecnología y las finanzas tienen que aprovechar esta circunstancia para detectar las necesidades de los usuarios y resolverlas de forma rápida y efectiva.

La seguridad, un reto presente y futuro

Hoy en día muchos usuarios siguen poniendo en duda la seguridad de internet, especialmente los de edad avanzada. Las Fintech son conscientes de esta circunstancia y durante los últimos años han trabajado intensamente en la búsqueda de nuevos sistemas de encriptación.

El reto es mejorarlos para evitar los ataques de hackers y reducir los daños que puedan causar elementos como los virus.

También es importante que las nuevas medidas de seguridad se adapten a la nube. Un gran número de usuarios almacena sus datos en herramientas que solo funcionan en la red. Los avances en seguridad también tienen que centrarse en proteger estas aplicaciones para evitar robos, filtraciones y estafas.

La convivencia con los reguladores

La gran cantidad de transacciones que se realizan en el mundo todos los días ha obligado a cambiar leyes y crear nuevas normativas que se adapten a los entornos digitales. A las empresas no les queda más remedio que conocerlas y adaptarse a ellas para que los datos y las finanzas de los usuarios estén debidamente protegidos.

Es importante que estés al tanto de todos estos cambios porque, aunque parezcan lejanos, pronto afectarán a tu economía. La tecnología y las finanzas van a seguir evolucionando y puede haber cambios que resulten extraños, pero debes ver todo esto como una gran oportunidad para mantener y hacer crecer tu dinero.

el futuro de la tecnología
El Futuro De La Tecnología