El cine o las series nos han mostrado una imagen del gran operador de bolsa que aumenta su fortuna cada vez que invierte. En la realidad es muy difícil que esto suceda, pero sí es posible ser un buen trader y ganar dinero en los mercados financieros.

Invirtiendo correctamente puedes obtener beneficios y adquirir conocimientos que te ayuden en tu vida profesional. Ser un buen trader está al alcance de todos, para conseguirlo hay que formarse y adquirir o entrenar ciertas habilidades. En este artículo te exponemos cuáles son.

Pasar horas estudiando el mercado financiero o leyendo noticias sobre actualidad económica te ayuda a ser un buen trader,pero esto no es decisivo, existen componentes emocionales y psicológicos que son esenciales para alcanzar el éxito.

Seguramente tengas algunas de estas habilidades, y al desarrollarlas pueden hacer que las cifras de tu cuenta vayan en aumento.

¿Qué necesito para ser un buen trader?

Un trader es una persona que invierte dinero en los mercados financieros buscando beneficios a corto, medio o largo plazo. Existen diferentes formas de trading y una gran variedad de opciones para invertir dinero.

aprender durante la cuarentena

Puedes ganar gracias a un golpe de suerte, pero esta circunstancia solo se da en momentos muy puntuales, y confiar todo al destino te llevará al fracaso.

Los grandes operadores de mercados como la Bolsa o Forex construyen su éxito adquiriendo conocimientos y dominando sus emociones. No tienes que obsesionarte ni pensar que es una meta imposible, tan solo hay que entrenar competencias como estas:

  1. Constancia para la formación
  2. Capacidad de análisis
  3. Determinación y adaptabilidad
  4. Control mental para ser buen trader
  5. Motivación, interés y curiosidad

Constancia para la formación

Para ser un buen trader hay que aprender y la formación es esencial. No es necesario que dediques largas horas a estudiar los productos financieros y su comportamiento en el mercado, pero es una carrera de fondo.

Es conveniente que reserves un tiempo durante varios días a la semana para asimilar conceptos básicos y aprender otros nuevos. Aumentar tus conocimientos y saber cómo aplicarlos siempre te dará ventaja.

Capacidad de análisis

Esta es una habilidad que se va desarrollando a medida que se adquieren conocimientos y con la práctica. Cualquier trader puede acceder a una gran cantidad de información y datos, pero la capacidad de análisis le sirve para saber cuáles son verdaderamente interesantes para él.

Un aspecto positivo de esta competencia es que el buen trader también la puede utilizar para estudiarse a sí mismo.

Es conveniente que te fijes en cómo actuaste cuando perdiste y cuando ganaste y saques tus propias conclusiones, esto te ayudará a controlar tus emociones y a actuar con frialdad. También te sirve para estudiar los errores que cometiste en una operación o los aciertos que te llevaron a una ganancia.

Determinación y adaptabilidad

El miedo siempre resta. El buen trader sabe que el camino es largo y que los riesgos están presentes, especialmente en los mercados de renta variable. La determinación te lleva a asumir estas situaciones y a seguir tus metas. Además, te ayuda a asimilar el éxito y a aceptar el fracaso sin rendirte.

Una habilidad que complementa a la determinación y que es esencial para obtener ganancias es la capacidad de adaptación. Por mucho que estudies, el mercado financiero siempre puede sorprenderte.

El ejemplo más claro es el de los activos que cambian de valor por situaciones políticas o sociales, y adaptarse a estas variaciones es fundamental.

Hace dos meses nadie imaginaba que llegaría una pandemia como la del Covid-19. Esta circunstancia ha cambiado radicalmente los valores de las acciones de entidades que eran sólidas y seguras. Los traders que saben adaptarse a momentos como estos pueden proteger su dinero e incluso aumentarlo.

Control mental para ser buen trader

Controlar tus emociones es fundamental si quieres tener una carrera larga en el trading y ganar dinero. Cuando inviertes en el mercado tienes que hacerlo de forma fría y nunca siguiendo los impulsos, sobre todo si aparecen después de una pérdida.

bancos y créditos

También debes concienciarte de que es una actividad larga y complicada y no deprimirte si no obtienes los resultados esperados.

La ambición tampoco es positiva. Piensa que cada euro tiene su valor y no debes dejarte llevar por el éxito e invertir pensado que las ganancias se repetirán cada vez que operes. Además, es importante la tolerancia al riesgo, no olvides que siempre está presente.

Motivación, interés y curiosidad

Estas tres habilidades están relacionadas y adquirirlas y entrenarlas te ayudará a ser un buen trader. La motivación te da el impulso que necesitas para estudiar el mercado, y es importante que esta no solo sea económica, si disfrutas operando todo te resultará más sencillo.

El interés te lleva a conocer otras estrategias, otros activos y otros mercados, mientras que la curiosidad refuerza este interés y te lanza a escuchar a nuevos expertos o a otros operadores.

¿Cómo empiezo a ser un buen trader?

tipo de interés

Desarrollar estas habilidades te acercará al éxito, pero de nada sirven si no las pones en práctica.

Si estás dando tus primeros pasos es conveniente que te registres en la versión demo de una plataforma de trading, de esta forma operarás en el mercado con las mismas condiciones con las que lo hace un trader, con la diferencia de que no pierdes ni ganas.

En tu cuenta demo aparece un dinero ficticio que aumenta o disminuye según los resultados de tus operaciones, esto te servirá para aprender, adquirir experiencia y conocerte a ti mismo sin perder dinero.

Una vez que estés preparado puedes dar el salto a una versión real. Invierte siempre con dinero que no necesites para tu día a día, entrena y aplica estas habilidades, y el éxito llegará poco a poco y superando obstáculos.