Todos sabemos que el coronavirus está provocando una importante crisis sanitaria y económica, la hibernación de la economía es otro resultado. Hace más de un siglo que tuvo lugar la última gran epidemia y la actual está causando problemas de todo tipo.

En momentos en los que la situación es desesperada, las instituciones políticas y financieras empiezan a responder con medidas que nunca habíamos visto.

Uno de los planes que ha desarrollado el gobierno para reducir los efectos de la crisis financiera es aplicar una hibernación de la economía, una medida que no tiene precedentes en la historia reciente. Aquí te explicamos en qué consiste y cuál es el riesgo que se asume.

En estos momentos el sistema productivo español se encuentra parado hasta nuevo aviso. Con la hibernación de la economía se busca un freno de todas las actividades profesiones que no sean indispensables y así evitar la expansión del virus. También se pretende que a nivel financiero no haya grandes perjuicios.

¿En qué consiste esta hibernación de la economía?

La hibernación de la economía que se ha decretado es una medida que consiste en dar un gran frenazo a la actividad empresarial y económica. El confinamiento que comenzó el 14 de marzo permitía que algunos trabajadores de sectores como el industrial continuaran ejerciendo su actividad, pero el escenario ha cambiado.

En principio la cuarentena tan solo iba a durar 15 días, pero hasta que no se llegue al pico de la epidemia, la propagación del virus seguirá preocupando. Ahora se sabe que este parón durará en principio hasta el 11 de abril y con la hibernación de la economía se pretende que durante esta semana y la próxima solo ejerzan su actividad los profesionales que realizan tareas indispensables como los sanitarios.

El objetivo de esta medida extrema es que los contagios empiecen a disminuir con un confinamiento todavía más intenso, pero nadie sabe exactamente cuál será el estado de la economía después de la hibernación. Se trata de un riesgo que se asume con el objetivo de solucionar cuanto antes la crisis sanitaria.

¿Qué implica la aplicación de esta medida?

Con la hibernación de la economía se tienen que producir cambios en los modelos de trabajo de un gran número de empresas afectando directamente a los trabajadores, que vivirán una situación inédita durante los próximos días. Estas son las modificaciones:

  1. Solo se puede trabajar desde casa
  2. El parón no cuenta para las vacaciones
  3. Sigue abierta la posibilidad del ERTE

Solo se puede trabajar desde casa

Con la hibernación de la economía los trabajadores que realicen actividades no esenciales solo pueden trabajar desde sus domicilios. Esta medida obliga a las empresas a adaptar sistemas de teletrabajo si su actividad se lo permite, de lo contrario su producción quedará totalmente parada como mínimo hasta el 9 de abril.

Desde el gobierno insisten en que las personas que ya estén trabajando desde sus casas deben continuar haciéndolo mientras dure la cuarentena. Esta medida no les afecta a ellos.

Este parón no se considera vacaciones

Otro punto que ha dejado claro el ejecutivo es que la hibernación de la economía no puede ser interpretada como vacaciones. Una vez que termine este parón empresarios y trabajadores deberán acordar un sistema para recuperar estas horas antes del 31 de diciembre de este mismo año.

Sigue abierta la posibilidad del ERTE

Los sectores de la industria y de la construcción son los más afectados por este plan. La adaptación a la hibernación económica puede ser especialmente dura para algunas empresas, por eso se permite que puedan acogerse a los ERTE.

Mediante este expediente el contrato de sus trabajadores queda suspendido temporalmente hasta que termine este periodo de parón.

La hibernación de la economía es otra medida que la sociedad tiene que asumir para frenar la expansión del coronavirus y sus consecuencias. Su puesta en marcha ha sido criticada por algunas organizaciones empresariales y se teme que la salud de la economía se resienta después de su aplicación. El tiempo dirá si ha dado el resultado esperado.