Minicreditos Nuevos | La Mejor Oportunidad Para Conseguir un Crédito

Los mini créditos han sido uno de los productos que más se han desarrollado en internet. El motivo es que por sus características se adaptan a la perfección a la capacidad económica de las nuevas plataformas digitales. Son créditos online de cantidades muy pequeñas que oscilan entre los 50 y los 300 euros, con un tipo de interés muy bajo y que se devuelven en un plazo máximo de 30 días.

Tanto tú como yo hemos visto muchas veces en internet empresas emisoras que ofrecen minicréditos, con unas cantidades muy bajas y a cambio de unas condiciones que son muy favorables para cualquier usuario. Este año han renovado su oferta y puedes encontrar minicréditos nuevos que han aumentado las cifras de dinero para sus clientes.

En este artículo te enseñaré todo lo que tienes que saber sobre los minicréditos nuevos, para qué sirven, todas las posibilidades que se abren al contratarlos y algunas precauciones que debes tomar cuando firmas el contrato de concesión con una entidad bancaria o con una plataforma digital.

Contenido

¿Cuáles son los préstamos rápidos más habituales?

Minicréditos nuevos, la última novedad de 2019.

¿Dónde puedo solicitar préstamos urgentes?.

¿Por qué es mejor recurrir a una plataforma en casos extremos?

¿Cuáles son los requisitos que hay que cumplir?

¿Varían los requisitos para obtener los minicréditos nuevos?

¿Es conveniente descartar a los bancos?

¿Puedo contratar un minicrédito nuevo en un banco?

¿Qué sucede si estoy inscrito en un fichero de morosos?

¿Cómo me aseguro de que la operación queda blindada?

¿Qué hago si no puedo cumplir con el contrato?

Sin Interés la primera vez que solicitas un crédito

Actualmente existen multitud de webs que ofrecen créditos que llegan a tu cuenta pocas horas después de haber hecho la solicitud, este dinero rápido te puede servir para afrontar situaciones de emergencia que requieren un pago casi instantáneo. Todo esto ha generado una fuerte competencia entre estas plataformas y las entidades bancarias que han visto cómo los usuarios prefieren solicitar préstamos de forma online y con los trámites estrictos y necesarios.

¿Cuáles son los préstamos rápidos más habituales?

minicreditos nuevosEn el mercado financiero actual puedes encontrar diversos tipos de préstamos, pero los más comunes son los préstamos personales. Puedes utilizar estos adelantos de dinero para diferentes fines como pagar una matrícula universitaria, abonar las cuotas de financiación de un vehículo o un electrodoméstico de primera necesidad o para hacer un regalo a un familiar que quiere celebrar su boda por todo lo alto.

Una de las ventajas de este producto es que no necesitas una entidad bancaria para solicitarlo, pero debes tener en cuenta que se crearon con el objetivo de satisfacer necesidades puntuales y determinadas, por lo que la cantidad solicitada no puede ser muy alta. Este factor también hace que sean muy asequibles para los usuarios.

Minicréditos nuevos, la última novedad de 2019

Los minicréditos se llaman así porque gestionan cantidades pequeñas, pero como ocurre con cualquier otro producto, el paso del tiempo y la ley de la oferta y la demanda han hecho que cambien algunas de sus características para adaptarse a las necesidades del consumidor que solicita un préstamo con condiciones de devolución que sean asequibles, pero tiene el objetivo de recibir una cuantía de dinero más elevada que aumente su margen de maniobra.

El minicrédito más habitual se devuelve en tan solo un mes y sus cantidades no superan los 300 euros, pero este año las plataformas digitales han publicado ofertas de minicréditos nuevos que aumentan sus cantidades y plazos.

Si buscas un adelanto de 500, 600 e incluso 1000 euros lo normal es que el plazo se mantenga en los 30 días. Esto es muy interesante si has tenido un retraso en el pago de tu nómina y tienes que hacer frente a todos los gastos que aparecen a primeros de mes. Además, una oferta de este tipo hará que tu deuda no se prolongue en el tiempo.

Pero los minicréditos nuevos han ido a más y puedes encontrar cantidades como 2.000 euros, 3.000 e incluso 5.000 para devolver en plazos que se prolongan hasta los 3 años. La oferta más destacada es de 60.000 euros a reponer en 10 años.

En algunos sitios web estos minicréditos nuevos aparecen denominados como préstamos personales y los propios portales indican que el dinero se puede utilizar para comprar un coche, hacer reformas en el hogar o adquirir un electrodoméstico que se necesita para el día a día.

¿Dónde puedo solicitar préstamos urgentes?

El cambio de tendencia que se ha dado durante los últimos cinco años ha provocado que cuando te mencionen la palabra préstamo pienses en las clásicas entidades bancarias y en internet. Estos son los dos lugares principales a los que puedes recurrir si quieres obtener un préstamo rápido, pero si la emergencia es muy alta lo mejor es que realices la solicitud de créditos en una plataforma digital.

¿Por qué es mejor recurrir a una plataforma en casos extremos?

Los valores más destacados de las entidades bancarias son la seguridad y la capacidad económica, pero el gran inconveniente es que tardan demasiado tiempo en dar la orden de envío de dinero a la cuenta del receptor. El motivo es que realizan un proceso de verificación muy detallado, lo normal es que te pidan las nóminas, el contrato de trabajo o tus declaraciones de IVA, facturas o la declaración de la renta si eres autónomo.

Otro requisito que suelen poner los bancos es que presentes un aval que sirva para responder por ti en caso de que no cumplas con los acuerdos pactados y además es muy probable que te pregunten para qué vas a utilizar el dinero que has solicitado. Todo este proceso se debe a que las entidades no quieren asumir ningún riesgo, aunque en el caso de que algunos de sus clientes no cumplan con lo acordado no tendrán inconveniente en aplicar duras sanciones.

En las plataformas digitales este escenario es totalmente distinto. Puedes encontrar créditos online que llegan a tu cuenta en pocos minutos. Esto se debe a que realizan lo indispensable para cumplir con la legalidad vigente y dotar a la operación de todas las garantías, y para ello solo es necesario verificar algunos datos personales.

Estos portales no tienen la capacidad económica de los bancos que llevan décadas operando y tienen una cartera de clientes que les permiten llevar a cabo cualquier operación. Esta es una situación que te favorece ya que cuanto más baja sea la cuantía menos riesgos asume la web, más rápido es el proceso de verificación y antes llega el dinero a tu cuenta. Este contexto convierte a las plataformas digitales en la mejor opción para obtener mini créditos rápidos.

¿Cuáles son los requisitos que hay que cumplir?

Al igual que ocurre con las entidades cada plataforma establece unos requisitos. CCLoan.es es una de las que más está creciendo, esta web es muy buena opción para solicitar préstamos urgentes ya que es capaz de proporcionarte 300 euros en tan solo 15 minutos. Para acceder a esta oferta tan solo debes tener entre 21 y 75 años, residir en España y ser titular de una cuenta bancaria.

Si cumples con estas condiciones, tan solo tienes que registrarte en la web y aportar un número de teléfono móvil y una dirección de correo electrónico donde te avisarán de que el dinero ya ha sido enviado. Si tienes alguna duda continúa navegando por la web e ingresa en el apartado “área de cliente” donde podrás hacer cualquier consulta.

¿Varían los requisitos para obtener los minicréditos nuevos?

Las webs emisoras que operan en internet tienen establecidas unas condiciones generales que son asequibles para la gran mayoría de los usuarios, pero el hecho de que los minicréditos nuevos estén formados por cantidades mucho más elevadas y los plazos de devolución sean más largos provoca algunos cambios que afectan directamente al usuario.

Antes de nada, debes tener en cuenta que cuanto mayor sea el plazo de devolución menor será la cuantía que tengas que pagar mensualmente y esta situación también se produce en el caso contrario. Las nuevas plataformas digitales han sido quienes han motivado la aparición y difusión de este producto siendo conscientes de que una cifra elevada supone también un riesgo elevado para sus intereses.

Por este motivo es frecuente ver en sus anuncios condiciones como cuotas innegociables, cobro de comisiones de cancelación anticipada, obligación de presentar un aval que respalde la operación, justificante de ingresos o posibilidad de acceder a una prórroga en los pagos siempre que estés conforme con aumentar el número de cuotas para que la web recupere su anticipo.

¿Es conveniente descartar a los bancos?

Se trata de una decisión que depende de ti, si quieres asegurarte de que el dinero va a llegar en el menor tiempo posible lo mejor es que recurras a la plataforma, pero nunca es recomendable que descartes ninguna opción.

Actualmente los bancos han cambiado su estrategia y han comenzado a operar en el mundo digital creando una banca online y desarrollando aplicaciones en las que puedes realizar distintas operaciones como solicitar un minicrédito nuevo. Si finalmente te decantas por una entidad, recurre a tu banco habitual, ya que este sabrá tu situación económica y esto hará que el proceso de verificación sea más rápido.

¿Puedo contratar un minicrédito nuevo en un banco?

Las entidades bancarias mantienen una competencia feroz con las nuevas plataformas digitales y siempre están pendientes de cualquier novedad que ofrezcan a sus usuarios, su mayor capacidad económica les hace jugar con ventaja y no tienen problema en adaptarse a los nuevos productos que promocionen.

Por este motivo han comenzado a ofrecer a sus clientes minicréditos nuevos, pero las entidades han mantenido sus condiciones y para concederlos solicitan que presentes un aval monetario o un bien inmueble. Además, la gran mayoría te exigirá que abras una cuenta dentro de la propia entidad, de esta forma ganan un nuevo cliente para su cartera y pueden controlar tus movimientos y así obtener datos de tu situación económica.

¿Qué sucede si estoy inscrito en un fichero de morosos?

Aparecer en listas como el RAI o el ASNEF siempre es un freno a la hora de solicitar un crédito o un préstamo y también influye en la concesión de los minicréditos nuevos. La fuerte competencia ha hecho que las plataformas digitales y algunas entidades bancarias pasen por alto esta situación, pero lo mejor es que saldes tu deuda cuanto antes para evitar problemas.

Si vas a solicitar uno de los minicréditos nuevos puede ser que este hecho juegue en tu contra porque las cantidades son más altas, de todos modos, es probable que encuentres alguna oferta interesante, aunque es muy complicado que las cifras superen los 500 euros.

¿Cómo me aseguro de que la operación queda blindada?

Nunca debes olvidar que la solicitud de préstamo que realizas y todas las condiciones de este deben quedar por escrito en un contrato de crédito. Este documento es una garantía para las dos partes y en caso de que no se cumpla con lo establecido se pueden llevar a cabo las reclamaciones que sean necesarias.

Debes tener en cuenta que este contrato te protege a ti, pero también a la entidad emisora, por eso antes de firmar debes leer la letra pequeña y ser consciente de que puedes cumplir con lo establecido, ya que de lo contrario puedes enfrentarte a fuertes sanciones que debiliten el estado de tu economía.

¿Qué hago si no puedo cumplir con el contrato?

Todos los créditos y préstamos tienen un plazo de devolución que se lleva a cabo mediante cuotas mensuales en las que están incluidos los intereses de la operación. En los mini créditos lo normal es que haya un solo pago que se realiza a los 30 días, pero si las cantidades son superiores a los 300 euros lo normal es que estos plazos se prolonguen varios meses.

Si se solicita un préstamo en una entidad bancaria y no pagas en los periodos establecidos lo normal es que tengas que abonar unos intereses de demora que encarecerán la operación, si esto te sucede con una plataforma seguramente tengas que enfrentarte a algún tipo de sanción.

Debes tener en cuenta que tu falta de pago les está proporcionando unas pérdidas económicas que tienen que equilibrar, y su capacidad es inferior a la de las entidades bancarias, sobre todo si llevan poco tiempo operando en el sector. Nunca debes olvidar que tanto bancos como plataformas son empresas que buscan una rentabilidad, pero sobre todo tienen el objetivo de evitar las pérdidas.

Si ves que se te echan las cuotas encima y no puedes abonarlas lo mejor es que lo comuniques cuanto antes a tus prestatarios y solicites una prórroga. Normalmente las plataformas suelen ser más flexibles en esta petición, pero se trata de una última oportunidad y si no cumples te enfrentarás a graves consecuencias.

Obtener este tiempo extra es más complicado si se trata de una entidad bancaria. Cuando solicitas uno de los minicréditos nuevos los bancos ya realizan un estudio previo y verifican que tienes solvencia para cumplir, aunque si ves que estás en un caso extremo lo mejor es que se lo hagas saber. Es probable que te sea concedida la prórroga, pero si no cumples, tienes muchas opciones de que la entidad recurra a los tribunales y registre tu nombre en un fichero de morosos.

Resumen final: Los minicréditos nuevos son productos innovadores que han lanzado este año los bancos y las plataformas digitales. Se diferencian de los minicréditos convencionales en que las cantidades que ofrecen son mucho más altas, un hecho que hace que aumente su plazo de devolución y cambien algunas condiciones.

Sin Interés la primera vez que solicitas un crédito