PSD2, una normativa que refuerza la seguridad de tus transacciones

Hace años que internet se ha asentado en el sector económico. Hoy en día es posible pedir un préstamo a través de una fintech, que es un tipo de empresa que ha surgido en este contexto y que basa su modelo de negocio en la utilización de la tecnología para ofrecer productos financieros. Además, todos los bancos han creado aplicaciones en las que sus clientes pueden tener un contacto directo y hacer operaciones sencillas como transferencias.

Avances han beneficiado claramente al usuario.

psd2 normativaQue puede acceder a productos como los créditos financieros en mucho menos tiempo que hace años, pero aspectos como la seguridad o la privacidad se han visto amenazados por el surgimiento de hackers y virus informáticos. Para combatir estas prácticas, se han tenido que crear normativas para el sector financiero digital. Leyendo este artículo descubrirás todo sobre la PSD2, una nueva normativa que tiene el objetivo de proteger tus transacciones.

PSD2 es una directiva europea que pretende proteger del fraude las operaciones financieras que se llevan a cabo en internet, también busca la eliminación de los intermediaros en los pagos electrónicos. Pero el gran avance es que incide en la protección de tus datos cuanto permites el acceso a terceros, que normalmente son redes sociales o plataformas de compra, dándote todo el control de la operación.

Razones por las que es importante conocer la PSD2

Esta normativa que parece totalmente nueva comenzó a tomar forma en el año 2007, y tarde o temprano tendrás que conocerla porque estará presente en la inmensa mayoría de las operaciones financieras que realices a través de la red. Además de privacidad y control, te aportará otros beneficios que son muy interesantes.

  1. Mejor acceso a la información
  2. Mayor libertad en los contratos firmados
  3. Opción de dar marcha atrás en operaciones dudosas
  4. Mayor velocidad en las compras
  5. Un refuerzo en la seguridad

Actualmente consultar aspectos de vital importancia como los gastos asociados a cada operación tenía un coste que no quedaba más remedio que asumir, con esta nueva normativa toda la información es totalmente gratuita y se puede acceder a ella de forma mucho más rápida.

Para ser usuario de esta normativa habrá que firmar un contrato.

Que será totalmente gratuito o tendrá un coste mínimo. Normalmente, cancelar un acuerdo de este tipo lleva asociado el cargo de una penalización, pero en el caso de la PSD2 no es así, y el pacto se puede romper sin que tengas que asumir ningún coste, aunque si lo cancelas antes de los seis meses tendrás que abonar un recargo.

Puede ocurrir que por errores o diferentes circunstancias se realicen operaciones que no has autorizado, normalmente este tipo de situaciones te podían suponer un problema, pero la PSD2 obliga a que se haga una corrección inmediata en estos casos, y si todo esto te ha costado un dinero, estás en tu derecho de solicitar una devolución que se debe llevar a cabo cuanto antes.

Un aspecto que hay que tener en cuenta es que si eres usuario y tienes una disputa con un consumidor o viceversa, el servidor que se encargue de aportar el servicio de pago tendrá la responsabilidad de demostrar la legalidad de la operación y que se ha realizado correctamente.

En líneas generales todos los aspectos de la PSD2 son positivos.

Pero la gran ventaja que aporta a los usuarios es el aumento de la velocidad en las compras online. La rapidez de entrega del dinero será similar a la de las transferencias bancarias, y una vez que el vendedor acepte el pago, desaparecerán todos los trámites de confirmación. Todo esto no implica obviar el objetivo que da sentido a esta normativa que es la seguridad.

Este último aspecto será el que se vea más reforzado con un sistema obligatorio de doble identificación que se llevará a cabo mediante diferentes métodos. Uno de ellos se denomina elemento inherente, que consiste en un reconocimiento mediante huella dactilar o iris.

También se puede utilizar el llamado elemento poseído, que se trata de un instrumento físico como una tarjeta, un teléfono móvil e incluso un certificado digital, y en tercer lugar se podrá utilizar el denominado elemento conocido, que es un código PIN.

Otra ventaja de la PSD2 es que te permite activar alertas sobre tus cuentas para que en el momento en el que se produzca algún movimiento extraño de dudosa legalidad, te llegue un aviso y puedas detenerlo antes de que la situación sea más grave o seas víctima de un fraude.

Siempre es recomendable tomar precauciones

La llegada de la PSD2 está muy cerca, concretamente será en septiembre de 2019. Durante los meses siguientes se podrá comprobar la efectividad de un proyecto que se creó hace doce años, tomó forma en 2013 y empezó a aplicarse parcialmente en el año 2015.

Ser usuario de esta normativa es muy interesante.

Pero eso no quita que debas bajar la guardia cuando realizas operaciones económicas a través de internet, y siempre debes tomar una serie de precauciones que pueden evitar que seas víctima de un fraude. Recuerda que tu banco nunca contactará contigo por medio de mensajes de móvil o correos electrónicos en los que te pida información personal, si tu entidad necesita estos datos te llamará.

También es conveniente que revises cada cierto tiempo los movimientos de tu cuenta para tener la tranquilidad de que no hay ningún cargo, y si esto ocurre debes contactar cuanto antes con tu banco.

Cuando se produce una estafa virtual, actuar con rapidez es fundamental. Evitar ser víctima de un engaño a través de la red es relativamente sencillo, la clave es prestar atención y evitar webs sospechosas que ofrezcan ofertas que en condiciones normales no les saldrían rentables ni a los propios anunciantes. Además, si te surgen dudas siempre puedes investigar canales como sus redes sociales, pero lo mejor es que te centres en otra operación hasta que estés totalmente seguro.