Todos los días recibimos nuevas informaciones sobre los efectos del coronavirus y la cuarentena que ha provocado. Ya somos conscientes de que a la crisis sanitaria le va a suceder una crisis económica. Los estados lo saben y ya han empezado a tomar medidas para evitar una recesión histórica.

En las noticias económicas que se publican cada 24 horas aparecen conceptos que estaban enterrados porque no formaban parte de la actualidad. Ahora los informativos hablan de los eurobonos. Con esta guía rápida sabrás qué son y por qué se habla continuamente de ellos.

Cuando hay una crisis económica los estados de la Unión Europea (UE) suelen asumir deudas. El eurobono es un producto que representa una obligación de pago.

Normalmente se recurre a ellos en situaciones excepcionales como la recesión que se avecina debido a los problemas generados por el coronavirus. Esto es lo que tienes que saber.

¿Qué son los eurobonos?

Los eurobonos son títulos de deuda pública destinados a los países que tienen el Euro como moneda oficial.

Para que se emitan, los jefes de Estado y los dirigentes de la Unión Europea tienen que llegar a un acuerdo. Actualmente este producto también recibe el nombre de coronabono en referencia al Covid-19.

Los eurobonos aparecen en este momento porque solucionarían los problemas de financiación a los que ya se enfrentan algunos estados, especialmente los países del sur de Europa que están siendo golpeados duramente por la expansión del virus.

La deuda emitida por este producto recaería sobre un conjunto de países de la Unión. El Banco Central Europeo (BCE) es el emisor de los bonos.

¿Por qué serían útiles en esta crisis?

Hace más de diez años que las economías de la zona euro se enfrentaron a una gran crisis. La recesión de 2008 afectó en materia de empleo y de liquidez a determinados países durante los años siguientes. Los eurobonos evitarían problemas similares a los que se produjeron entre 2010 y 2015. Estos motivos hacen que sean útiles:

  1. El riesgo de impago es bajo
  2. Sus condiciones son asumibles
  3. Aportan competitividad a la Unión Europea

El riesgo de impago es bajo

El Banco Central Europeo es la entidad que se encarga de emitir estos títulos de deuda. Siempre que se conceden productos de este tipo existen dudas sobre si los países beneficiados devolverán el dinero bajo las condiciones establecidas, pero en este caso hay más garantías.

La deuda que generan los eurobonos no es asumida por una sola economía, sino que recae sobre un conjunto de países. De esta forma, el BCE cuenta con más garantías de devolución y por tanto asume menos riesgos.

Sus condiciones son asumibles

Todo título de deuda obliga al beneficiario a devolver el dinero adelantado en una fecha determinada y abonando sus intereses correspondientes.

En principio estas condiciones serían asumibles por los países que solicitan los eurobonos. Además, muchas de las economías que los solicitan han atravesado situaciones similares y conocen los riesgos.

Aportan competitividad a la Unión Europea

Siempre ha existido una gran competencia entre las grandes instituciones económicas del mundo. Una gran crisis perjudicaría seriamente a Europa y le restaría fuerza a la unión respecto a la economía china y a la estadounidense.

La UE sabe que, si los países beneficiarios de los eurobonos cumplen con los pactos, esta recesión no será excesivamente grave.

¿Cuál es la situación actual?

Los expertos coinciden en que los eurobonos podrían ser una solución para combatir la crisis que ya amenaza a un gran número de economías europeas, pero todavía no se han emitido.

El Consejo Europeo es el organismo que debe autorizar su emisión, aunque de momento se resiste a hacerlo por dos motivos. En primer lugar, porque es una medida que nunca se ha tomado, y en segundo lugar porque algunos estados con gran peso en la Unión están en contra.

Los países más afectados por el coronavirus, entre los que se encuentran España, Portugal, Grecia o Italia ya se han dirigido a la Unión solicitando la emisión de los eurobonos.

En principio la propuesta parecía que iba a ser rechazada, pero altos cargos de la Comisión Europea y del Banco Central Europeo empiezan a ver esta medida con buenos ojos. Evitar una gran crisis es el principal objetivo y en pocos días se puede dar luz verde a su emisión.

¿Qué frena la emisión de los eurobonos?

En principio los países nórdicos y Alemania se niegan a adoptar esta medida. El motivo es que las economías más fuertes tendrían que hacer una aportación más alta de la que realmente necesitan para mejorar su situación. El pago de los eurobonos se realiza de forma conjunta y no todos los estados atraviesan la misma situación. Los más solventes terminarían pagando deuda ajena.

A día de hoy todo indica que finalmente se aprobarán los eurobonos, pero la política y el mercado normalmente experimentan cambios imprevisibles. En estos momentos también se baraja la posibilidad de emitir estos títulos, pero sin responsabilidad compartida.

El desenlace tendrá lugar en los próximos días. El único aspecto que se tiene claro es que la Unión Europea necesita soluciones para evitar otra gran recesión y es muy difícil que no mueva ficha.