El coronavirus también forma parte de la actualidad económica. Es imprescindible que estemos al corriente de todas sus novedades para proteger nuestra salud, aunque también es conveniente que conozcamos los efectos que causa en la economía para que no arriesgamos nuestro dinero al hacer ciertas operaciones.

El estado del mercado de valores no es el que se esperaba a finales de 2019. Los expertos creen que con el paso del tiempo podrá recuperarse, pero lo cierto es que está sufriendo importantes caídas por culpa del coronavirus. Aquí te mostramos las causas de las previsiones que se han hecho para este mercado y qué puedes hacer para que no te afecten.

La actividad del mercado de valores siempre es muy intensa. En este espacio participan un gran número de empresas e inversores que compran y venden activos cada día. Ahora se está estancando por culpa del coronavirus. Las compañías que operan pierden presencia y algunos inversores tienen una actitud más reservada.

¿Se debilita el mercado de valores por culpa del coronavirus?

El mercado de valores está sufriendo importantes caídas por culpa del coronavirus. La más destacada ocurrió la semana pasada cuando se registraron descensos que oscilaban entre el 10% y el 12%. Estas son las razones por las que podría haber nuevas caídas:

  1. Dudas sobre el final de esta crisis
  2. Inversores confusos con el entorno
  3. Las empresas necesitan tiempo para recuperarse
  4. Las potencias económicas no tienen una estrategia clara

Dudas sobre el final de esta crisis

Uno de los factores que están detrás de la previsión de caídas más fuertes en el mercado es que no se sabe exactamente cuándo se va a frenar al virus. Cada día aparecen nuevas informaciones, pero es muy arriesgado darlas como seguras.

Se cree que es probable que el coronavirus desaparezca con la llegada de las altas temperaturas de la primavera y el verano, pero no es algo totalmente seguro y en todo caso quedaría un mes para que esto sucediera. De momento todo apunta a que las dos próximas semanas serán duras para el mercado de valores.

Inversores confusos con el entorno

La inestabilidad que se ha instalado en el mercado de valores por culpa del coronavirus genera dudas en los inversores. El año pasado terminó con la previsión de que en 2020 podría haber una gran recesión.

En ese momento nadie imaginaba que llegaría un problema de estas dimensiones que afectaría a la salud y a la economía. El entorno es muy confuso, y si no se invierte en activos, el mercado pierde liquidez.

Las empresas necesitan tiempo para recuperarse

Un gran número de empresas, algunas de ellas muy potentes, han frenado su actividad por culpa del coronavirus. La consecuencia más grave para ellas ha sido el descenso de ventas. La demanda ha bajado y se han visto obligadas a modificar su oferta.

Cuando esto ocurre las entidades pierden fuerza en el mercado de valores. Es cierto que una vez que termine la crisis del coronavirus recuperarán su actividad habitual, pero esto no ocurrirá en un futuro inmediato. Este escenario es propicio para que se produzcan más caídas en el mercado de valores.

Las potencias económicas no tienen una estrategia clara

El escenario que se ha creado por culpa del coronavirus es confuso para los inversores y para las grandes potencias. China ha visto como su espectacular crecimiento se frenaba en seco.

Además, Estados Unidos afronta un nuevo periodo electoral que genera incertidumbre en sus fronteras y en el resto del mundo. Las decisiones económicas que iba a tomar Donald Trump para contentar a su electorado también pueden verse afectadas por este virus. El no saber cuándo se saldrá de esta situación impide que los países con mayor fuerza económica desarrollen planes definitivos.

¿Qué puedo hacer ante esta situación?

No tienes por qué vivir con preocupación por culpa del coronavirus. Si no has invertido en el mercado de valores puedes dormir con tranquilidad, y si lo has hecho no está todo perdido, incluso puedes aprovechar oportunidades. Estos son los mejores consejos:

  1. No te dejes llevar por las emociones
  2. Si tienes muchas dudas espera otra ocasión
  3. Estudia conjuntamente las operaciones

No te dejes llevar por las emociones

Esta recomendación es muy recurrente, pero vuelve a aparecer por culpa del coronavirus. El mercado de valores tiene más volatilidad que nunca y no debes poner tu dinero sin conocer todo sobre la situación actual del producto financiero y de la entidad que lo pone a la venta.

Si tienes muchas dudas espera otra ocasión

Nunca hay que mirar al mercado con miedo, pero en estos momentos atraviesa una situación excepcional. Si estás ante una operación que te puede generar pérdidas importantes, es conveniente que esperes a otra ocasión o inviertas en un activo con menos riesgo.

Estudia conjuntamente las operaciones

Puede ocurrir que te encuentres ante una oportunidad y no te atrevas a dar el salto por el contexto que se ha creado con el coronavirus. Una buena salida para esta situación es que consultes con un experto o preguntes a tu broker. En estos momentos el riesgo no es una opción viable.

No son momentos buenos para el mercado de valores por culpa del coronavirus. Todo indica que en las próximas semanas seguirás recibiendo noticias sobre nuevas caídas, pero no queda más remedio que esperar. Ninguna crisis dura eternamente y el mercado se repondrá. Tus objetivos deben ser la protección de tu salud, tu dinero y tus inversiones.