Todo lo que necesitas saber sobre los prestamistas privados

La crisis económica ha causado imprevistos y dificultades para llegar a fin de mes a un gran número de familias y entidades, este contexto ha provocado que particulares y empresarios hayan tenido que recurrir a los préstamos para salvar una situación complicada.

Actualmente solicitar un préstamo resulta sencillo y existen varias opciones. Se puede acudir a una entidad bancaria que exigirá una serie de requisitos para concederlo.

Otra alternativa son las nuevas plataformas que operan en la red y que pueden asignar un préstamo online en pocos minutos.

También se puede recurrir a los prestamistas de dinero, una elección que siempre ha existido y que actualmente está muy profesionalizada y cumple con todas las garantías.

Contenido

¿Qué son los prestamistas privados?

¿Cómo es un acuerdo con un prestamista privado?

¿Cuáles aspectos regulan los acuerdos con estos prestamistas?

¿Cómo saber si el prestador privado es confiable?

¿Cuáles son las responsabilidades del prestatario?

¿Cuáles son los derechos de ambas partes?

¿Cuáles son los aspectos negativos que tienen los préstamos privados?

¿Qué hace a los préstamos privados necesarios?

¿Se puede acceder a préstamos privados figurando en ASNEF?

Tratar de salir del fichero cuanto antes.

El factor de la nómina.

¿Cuál es la seguridad del préstamo privado con una garantía hipotecaria?

¿Cuáles factores influyen en estos préstamos privados?

prestamistas privados

¿Qué son los prestamistas privados?

El papel del prestamista privado se sitúa entre la labor de la banca tradicional y el prestamista particular, pero aportando más seguridad que este último. El motivo es que suelen ser personas que cuentan con empresas estables y rentables, además tienen la capacidad de medir de forma efectiva los riesgos que conlleva la operación.

Normalmente las cantidades que adelantan los prestamistas privados no suelen superar los 1000€. Este factor les convierte en una opción muy interesante, aunque no cuenten con la misma solvencia que un banco, pero ante una situación de urgencia pueden facilitar un dinero rápido.

Tanto las entidades bancarias como las plataformas online realizan un análisis de la situación económica del solicitante.

También llevan a cabo este estudio, pero suelen ser menos exigentes, aunque lo más seguro es que haya que justificar para qué se necesita el préstamo de dinero y el compromiso de devolución que se puede adquirir.

¿Cómo es un acuerdo con un prestamista privado?

Este tipo de préstamo se alcanza a través de un acuerdo entre particulares, el proceso es similar al de la concesión de créditos personales que realizan los bancos. El acreedor presta dinero al deudor que adquiere un compromiso de devolución que se tiene que llevar a cabo en un plazo de tiempo pactado por ambas partes.

Otro aspecto que forma parte del préstamo entre particulares son los intereses, normalmente son más altos que los que ofrece una entidad bancaria llegando incluso al 30% del capital adelantado.

En este punto es donde radica la gran desventaja a la larga, pues el adelanto resulta más caro y el periodo de devolución puede ser más corto. Estas condiciones sirven para blindar al prestamista que está concediendo un capital privado y busca contar con todas las garantías de devolución.

Aun así, los requisitos que solicita el prestamista privado son más flexibles que los de la banca, y el prestatario cuenta con otro factor que juega a su favor que es la posibilidad de negociación.

Al tratarse de un acuerdo entre dos personas, aspectos como la confianza adquieren una gran importancia en la búsqueda de un acuerdo que sea satisfactorio para ambas partes.

¿Cuáles aspectos regulan los acuerdos con estos prestamistas?

La garantía de pago es el aspecto sobre el que se centran las normas que regulan este tipo de préstamo. La aplicación legal se produce en los préstamos hipotecarios regidos por la ley 2/2009 del 31 de marzo que contiene los derechos y obligaciones que corresponden a ambas partes.

¿Cómo saber si el prestador privado es confiable?

El prestamista privado tiene que estar registrado en un fichero público y estar cubierto por un seguro de responsabilidad civil o por un aval bancario que garantice que puede adelantar el dinero acordado. Además, deberá asegurar en todo momento la transparencia de la operación.

¿Cuáles son las responsabilidades del prestatario?

El cometido principal del prestatario es devolver el dinero en el tiempo y forma acordada con el prestador. En caso de no hacerlo tendrá que asumir una serie de consecuencias como el pago de los intereses de demora o su registro en un fichero de morosos como el ASNEF o el RAI.

Cuáles son los derechos de ambas partes?

La situación más favorable para prestador y prestatario es que el acuerdo quede reflejado en un contrato legal que compromete al prestamista a adelantar el dinero y al beneficiario a devolverlo. En todo este proceso también entra en juego la Ley 16/2011 del 24 de junio que desempeña su papel cuando el préstamo es personal.

Esta norma detalla todos los derechos y obligaciones de las dos partes y se endurece en el caso del beneficiario, al que obliga a responder con su patrimonio presente y futuro en caso de contraer una deuda por no hacer frente a las obligaciones pactadas en la concesión del préstamo.

¿Cuáles son los aspectos negativos que tienen los préstamos privados?

La concesión de un préstamo no deja de ser una operación financiera que está sujeta a unos riesgos que cuestionan su viabilidad. En primer lugar, el coste del adelanto es muy elevado, por eso el prestador debe evaluar correctamente la urgencia con la que necesita el dinero y solicitar la cantidad justa.

La obtención de un adelanto a través de un prestamista privado es similar a la solicitud de créditos urgentes.

Con la diferencia de que en el segundo caso el prestador pone a disposición del beneficiario una cantidad y este solo paga los intereses correspondientes al dinero utilizado, quedando exento de abonar las tasas correspondientes al dinero del que no ha hecho uso.

En el préstamo el prestatario tiene la obligación de hacer frente a los intereses de la cuantía total que se le ha adelantado, aunque después no la utilice. Otra desventaja de los préstamos particulares es que no están sujetos a las normativas establecidas por el Banco de España.

Esta situación va en perjuicio del beneficiario que tiene que leer todas las condiciones y la letra pequeña del contrato si no quiere ser víctima de algún imprevisto.

El hecho de que una entidad del peso del Banco de España no esté detrás de este tipo de préstamos deja en el aire la seguridad de la operación, por eso es recomendable que todos los puntos del acuerdo queden plasmados en una escritura pública firmada por un notario.

¿Qué hace a los préstamos privados necesarios?

Al tratarse de un adelanto de dinero privado, el prestador puede elegir en qué momento ingresa el capital en la cuenta del solicitante proporcionando un préstamo rápido que llega en pocos minutos al depósito del beneficiario. Aunque el hecho de estar en un fichero de morosos provoca que las condiciones puedan variar.

El plazo de devolución será más corto de lo normal, generalmente suele ser de un mes. 

Si se pretende tener el dinero en pocos minutos habrá que comprobar que la cuenta corriente de la que se dispone pertenezca al mismo banco que la del prestador o una entidad asociada, de lo contrario la recepción del dinero se puede alargar hasta los dos o tres días.

Al igual que ocurre con otros productos, los préstamos online también pueden proceder de un particular. Cada vez existen más plataformas que ponen en contacto a prestadores de capital privado con usuarios que necesitan un dinero urgente.

Estos sitios web aportan más seguridad a la operación, aunque hay que tener en cuenta que la figura de este intermediario puede encarecer el producto al tener que abonar unas tasas a modo de pago por sus servicios.

¿Se puede acceder a préstamos privados figurando en ASNEF?

Al igual que el RAI el ASNEF es un fichero de morosos en el que figura el nombre de una persona que tiene una deuda pendiente con una empresa. La cantidad a la que asciende esa obligación es indiferente, existen casos de personas registradas que deben cantidades menores a 20 euros.

Aparecer en estas listas reduce considerablemente las posibilidades de acceder a un préstamo. El motivo es que tanto bancos, como plataformas y prestamistas privados catalogan a ese solicitante como una persona que lleva asociada un alto riesgo de impago, aunque este hecho no cierra definitivamente las puertas a la concesión de un adelanto.

El primer aspecto que hay que tener en cuenta es que si se está en estas listas no se puede solicitar una cantidad muy alta. Es prácticamente imposible que se concedan cuantías superiores a los 800 euros, por este motivo el producto más habitual es el microcrédito, que tiene un plazo de devolución muy corto y es concedido en cuestión de horas.

Los prestamistas también conceden préstamos a personas que figuren en estas listas, aunque en estos casos el adelanto depende de la decisión personal del prestador. 

Al igual que ocurre cuando se solicitan a una plataforma o entidad, contar con un bien con el que avalar el préstamo aumentará las posibilidades, ya que el prestamista verá cómo se reducen los riesgos de la operación.

Tratar de salir del fichero cuanto antes

Figurar en el ASNEF no deja de ser un impedimento para acceder a determinados productos, por eso la mejor recomendación es borrar el nombre de estas listas y el único modo es pagando la deuda.

A no ser que suceda un imprevisto urgente, la prioridad debe ser cumplir con esta obligación para tener más capacidad de tomar decisiones financieras. Hay que tener en cuenta que tanto prestamistas de dinero como entidades harán un análisis más o menos intenso del historial económico del solicitante.

La existencia de una deuda alta o aparecer en una lista de morosos puede suponer la pérdida del adelanto. Cada prestamista establece unas condiciones bajo el objetivo de no perder dinero en el préstamo privado que va a conceder.

El factor de la nómina

Cuando una persona que figura en el ASNEF puede pedir un préstamo rápido a pesar de no contar con una nómina fija. Los prestamistas privados son conscientes de que pensionistas, autónomos o desempleados no suelen tener unos ingresos altos, un hecho que dificultará aún más la operación.

En estos casos la clave será demostrar que se cuentan con unos ingresos fijos, aunque procedan de una pensión o de un subsidio.

A partir de ahí solo quedará convencer al prestador de la viabilidad de una operación que le ofrece muy pocas garantías. Contar con un patrimonio o con un aval, aunque proceda de otra persona puede ser decisivo para que se conceda el préstamo.

¿Cuál es la seguridad del préstamo privado con una garantía hipotecaria?

El préstamo hipotecario se basa en la utilización de la vivienda como aval, esto significa que la entidad bancaria pasa a ser la propietaria de la vivienda en el caso de que el beneficiario no cumpla con las condiciones de devolución del préstamo.

En estas operaciones también se pueden aportar otros bienes inmuebles como una nave, plaza de garaje o local comercial, siempre que el bien esté a nombre del solicitante. Las cantidades que se pactan en estos préstamos son superiores a las que se tratan en los microcréditos o en los créditos rápidos, pudiendo alcanzar los 300.000 euros.

El hecho de que la cuantía sea más alta también aumenta el plazo de devolución que en la gran mayoría de ocasiones llega a los 20 años.

Este tipo de préstamos aportan importantes ventajas, la más destacada es que aceptan a clientes que figuren en listados de morosos como el RAI o el ASNEF. Además, la comunicación es muy rápida y efectiva, informando al solicitante de todos los detalles en menos de 24 horas.

Si este cumple con todos los requisitos que exige la entidad puede contar con el dinero en el plazo de un día. Otro aspecto que resulta muy atractivo es que no obliga a contar con unos ingresos regulares, ya que el prestador sabe que tiene un inmueble que le sirve de aval. 

Este hecho también hace que no sea necesario justificar para qué se necesita el préstamo. El gran inconveniente es que en caso de no cumplir con las condiciones establecidas el solicitante puede perder su vivienda.

¿Cuáles factores influyen en estos préstamos privados?

Las circunstancias que rodean al inmueble hacen que este tenga un valor mayor o menor, el hecho de que cuente con varias décadas de antigüedad hace que su precio se devalúe.

Su ubicación también es un factor muy influyente, una vivienda situada en el centro de una ciudad tiene más valor que otra que se encuentra en la periferia. Otro aspecto que tienen en cuenta las entidades es el estado de la economía del país, que repercute sobre el mercado inmobiliario.

cero interés