Préstamos Más Altos – ¿Cuáles Sectores Los Piden Más?

En España el sector de la población que solicita los préstamos más altos es el de los trabajadores autónomos.

Una forma laboral en la que una persona paga a la seguridad social una cantidad mensual y realiza su actividad profesional por cuenta propia consiguiendo sus propios clientes a los que les hace una factura que sirve para justificar el pago que recibe por su trabajo.

Indice

  1. ¿Cuál es el sector que pide los préstamos más altos?
  2. ¿Por qué los autónomos piden préstamos tan altos?
  3. ¿Qué tipo de préstamo es el más solicitado por los autónomos?
  4. ¿Cuál es el préstamo que tiene las cantidades más altas?

 1.      ¿Cuál es el sector que pide los préstamos más altos?

Como leíste arriba, los trabajadores autónomos ocupan el primer puesto, y además ellos no dejan de multiplicarse, actualmente España cuenta con más de 3 millones de profesionales que trabajan por cuenta propia.

Normalmente la decisión de inscribirse en el RETA, que es el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, procede de una idea de negocio que va a prosperar o porque es muy complicado encontrar un puesto de trabajo debidamente remunerado en el sector para el que se ha estudiado.

Aunque a primera vista este contexto parece muy positivo, la realidad de los autónomos es totalmente distinta, los clientes no son fijos y los beneficios no están asegurados. Además, para funcionar tienen que invertir importantes cantidades de dinero en alquiler de locales, pago a proveedores o en las nóminas de los trabajadores.

Estas cantidades varían en función de la profesión que lleven a cabo, pero hacer una inversión es imprescindible para cubrir una serie de gastos.

  • Cuota mensual a la Seguridad Social
  • Gastos de gestoría
  • Programas de facturación
  • IVA e IRPF
  • Dominio web
  • Nóminas
  • Alquiler y gastos del local
  • Comisiones por pagos en diferentes soportes

Además del pago mensual a la seguridad social, existen otros gastos que no queda más remedio que asumir como los de gestoría.

También es fundamental emitir facturas debidamente detalladas, para ello es necesario contar con programas de facturación que hagan esta labor de forma automática y reproduzcan documentos que cumplen con todas las garantías.

Cualquier persona tiene que pagar impuestos, pero a los autónomos se les suman otros dos, el Impuesto sobre el Valor Añadido que es el IVA, el 21% de la cantidad total que se cobra al cliente y el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas o IRPF que durante los tres primeros años de actividad es del 7%, aunque después sube hasta el 15%.

La presencia digital es esencial, muchos negocios y transacciones se cierran a través de la red, por eso contar con un dominio web propio y una página de la empresa es imprescindible. 

El mundo digital también ha traído otro gasto que es el de las transacciones, enviar dinero a través de internet tiene un coste que a veces se puede evitar, pero que hay que asumir cuando se transfiere el dinero a países extranjeros.

Muchos autónomos trabajan de forma individual desde espacios compartidos, bibliotecas públicas e incluso su propia casa, esto hace que ambos gastos se puedan eliminar, pero si tu idea es montar una Pyme no te quedará más remedio que asumirlos.

2.      ¿Por qué los autónomos piden préstamos tan altos?

Si el autónomo trabaja de forma individual lo normal es que pida un préstamo que contiene una cantidad inferior a los 10.000 euros, el motivo de que se traten estas cifras es que todos estos gastos se tienen que abonar de forma mensual y si se ha dado de alta hace poco y los ingresos no son fijos pueden convertirse en un problema.

Cuando la persona va a montar una Pyme, entonces las cantidades se sitúan en un mínimo de 100.000 euros, hay que tener en cuenta que a los gastos normales hay que sumar las nóminas de los trabajadores. Los bancos más potentes llegan a ofrecer préstamos por más de 1 millón de euros, aunque estos solo se conceden a los grandes empresarios.

3.      ¿Qué tipo de préstamo es el más solicitado por los autónomos?

El mercado financiero es muy amplio y ofrece todo tipo de productos formados por un adelanto de dinero, pero los préstamos sin nómina son el producto más solicitado por los autónomos. La gran ventaja es que se conceden sin necesidad de presentar un contrato de trabajo o unos ingresos fijos, con demostrar que se recibe dinero de forma periódica es suficiente.

Las cantidades y las exigencias para conceder esta modalidad de préstamos dependen de cada entidad, normalmente piden que se demuestre que se cuentan con ingresos alternativos como facturas ocasionales, pensiones o ayudas de la administración.

4.      ¿Cuál es el préstamo que tiene las cantidades más altas?

El préstamo que contiene la cantidad más alta es el hipotecario, esta modalidad lleva asociada una serie de intereses y comisiones que hace que sea muy caro. Las entidades bancarias son las únicas capacitadas para concederlos, y aunque parezca extraño no suelen establecer grandes dificultades porque en caso de que el beneficiario no pague las cuotas, debido a sus propios mecanismos de seguridad.

Finalmente: Los préstamos son un producto al que recurren muchos emprendedores que quieren trabajar por cuenta propia o crear un negocio.

Montar una empresa obliga a realizar una inversión inicial muy fuerte y mantener los pagos mensuales al día es todo un reto, sobre todo si el negocio lleva poco tiempo en funcionamiento, por eso los autónomos son quienes piden los préstamos más altos.

cero interés