Préstamos online inmediatos

La aparición y el desarrollo de las plataformas de préstamos online inmediatos han supuesto una revolución en la forma de acceder a ellos. Actualmente es posible conseguir el adelanto en tan solo 15 minutos, pero la competitividad que se ha creado en este sector ha provocado que surjan nuevas webs que ofrecen préstamos rápidos en el acto.

El único método para lograr esto es aligerando los trámites que se tienen que realizar para la concesión de los créditos rápidos. Las plataformas que ofrecen tales préstamos rápidos no suelen preguntar para qué irá destinado el dinero solicitado y tratarán de reducir al máximo la documentación a entregar, aunque hay límites legales que no pueden ser rebasados.

¿Qué exigen estas plataformas?

Para que los créditos rápidos puedan ser concedidos, es necesario presentar a la entidad emisora de estos productos financieros, ciertos documentos que identifiquen al solicitante y aporten suficientes datos sobre su situación financiera. La documentación que piden las webs de crédito rápido es muy similar a la que puede pedir cualquier plataforma de mini créditos online o préstamos personales online.

La persona que solicita un préstamo rápido de este tipo tiene que tener 18 años, residir en España y tener nacionalidad española, aunque este aspecto se ha flexibilizado y un extranjero puede acceder a un adelanto inmediato siempre que tenga un permiso de residencia que esté en vigor. Por este motivo el primer documento que hay que presentar es el DNI o NIF.

El siguiente requisito es demostrar que se tienen unos ingresos habituales. Las nóminas, prestaciones de desempleo, pensiones o avales pueden servir. También tienen posibilidades de acceder a ellos los trabajadores por cuenta propia. Normalmente las plataformas miran con lupa la figura del autónomo, el motivo es que muchos de ellos solicitán el crédito sin nómina fija mensual.

Para estas plataformas es necesario que la persona que solicita el préstamo rápido, aúnque lo haga sin nómina, envíe datos de contacto como el correo electrónico o el número de teléfono, ya que esta es la vía por la que informan que el dinero rápido ya se ha enviado o que existe algún inconveniente que impide su concesión.

Por último, habrá que adjuntar un número de cuenta bancaria en la que se recibirá el dinero y se harán los cargos para su devolución. Es imprescindible que el titular sea el mismo solicitante del préstamo rápido, de lo contrario no será concedido.

Entregados el DNI y el justificante de ingresos, el resto de requisitos varían dependiendo de la plataforma en la que se haga la solicitud. Muchas de ellas con tal de captar clientes se vuelven muy flexibles en la documentación a presentar, aunque generalmente comparten unas exigencias comunes.

Mayor permisividad

En ocasiones aparecer en un registro de morosos, con asnef por ejemplo, esto impide a los solicitantes acceder a un préstamo, sobre todo si este es inmediato o si el cliente solicita su primer préstamo el cual puede ser otorgado sin intereses. Actualmente algunas plataformas lo permiten debido a la gran competencia que existe entre ellas, esto hace que analicen la situación del solicitante aunque aparezca con ASNEF o en el RAI. Si la cuantía de su deuda es muy elevada y la tiene contraída con una entidad financiera, es prácticamente imposible que el préstamo sea concedido.

!Algo para prestar atención!

La inmediatez del préstamo es un aspecto que en ocasiones no se cumple al pie de la letra. Algunas plataformas anuncian que el dinero rápido llega a la cuenta bancaria del solicitante una vez que se verifique toda la documentación enviada y este proceso se puede prolongar en el tiempo.

Si todo está bien, el dinero puede llegar en tan solo 15 minutos, pero si esto no se produce la espera puede aumentar. En cualquier caso es prácticamente imposible que sea inmediato, porque el proceso de verificación lo llevan a cabo todas las plataformas para asegurarse de que el prestatario tiene capacidad para devolver el dinero con sus intereses correspondientes, de lo contrario no obtendrían ninguna ganancia e incluso perderían dinero.

Mínimo 1 día en los envíos internacionales

La globalidad de la red permite que cualquier usuario pueda solicitar un préstamo a través de una de estas plataformas aunque se encuentre en otro país que no sea España. El requisito es residir en el territorio, pero puede ocurrir que una persona esté en otro estado cuando le surja el imprevisto y necesite dinero de forma urgente.

Esto es posible gracias al método de pago SEPA que corresponde a la Zona Única de Pagos en Euros, y permite que se puedan realizar pagos y transacciones entre países del continente con la misma normalidad con la que se harían dentro un estado, sin costes adicionales y con las medidas de seguridad adecuadas.

La puesta en marcha de este sistema resulta muy interesante, pero el ingreso del préstamo no es inmediato y como mínimo tardará 24 horas en llegar. También hay que tener en cuenta que solo se puede llevar a cabo entre países de la Unión Europea y que tengan el euro como moneda oficial. Además, algunos bancos cobran una comisión cuando el cliente retira dinero en un país distinto al de su residencia habitual.

El micro crédito rápido, el principal prototipo de los préstamos online inmediatos

Los micro créditos rápidos o mini préstamos personales, son préstamos rápidos en pequeñas cantidades. Normalmente se solicitan para hacer frente a un imprevisto o para financiar algún producto de primera necesidad como un electrodoméstico.

En la gran mayoría de los casos son solicitados por particulares, pero actualmente cada vez más empresas están solicitándolos para afrontar gastos puntuales como pagas extras o para financiar material que se necesita para producir los bienes y servicios que lanzan al mercado.

Uno de los motivos por los que tardan poco tiempo en llegar a la cuenta bancaria del solicitante es que las cuantías son muy bajas, normalmente oscilan entre los 50 y los 300 euros. Además, los plazos de devolución son muy cortos, de hecho en tan solo 30 días se puede devolver el adelanto. Otro factor que los hace muy atractivos es que al tratarse de cantidades pequeñas los plazos también resultan muy asequibles.

Algunas excepciones

La fuerte competencia del sector ha provocado que algunas plataformas aumenten la cantidad destinada a los préstamos online inmediatos. En la gran mayoría de las webs el máximo se sitúa en los 750 euros y también se producen excepciones en los plazos de devolución, que pueden llegar a los seis meses o al año.

Préstamos rápidos personales y de estudios

La modalidad de préstamos online inmediatos no deja de crecer, el usuario tiene cada vez más variedad donde elegir en función de la cantidad que necesite y las condiciones que están sujetas a los mismos. Los personales y los de estudios son los más solicitados.

Los primeros se utilizan para cubrir una necesidad concreta en un tiempo determinado. Las cantidades no suelen ser muy altas y se emplean para fines personales como organizar eventos familiares, financiar un viaje o poner en marcha un negocio.

Los de estudios se emplean para pagar matrículas universitarias, masters o formación especializada. Siempre se han caracterizado porque sus cantidades no eran muy altas, pero estas han subido en los últimos años junto a las tasas. Su plazo de devolución varía en función de la duración de los estudios.

Los préstamos rápidos son muy populares en Estados Unidos y algunos países de Sudamérica, pero en los últimos años han dado el salto a países como España, en los que hacer frente a una matrícula requiere una inversión muy fuerte.

Aspectos que debe valorar el solicitante

La seguridad y la privacidad son los aspectos que más preocupan a los usuarios de internet. La aparición de los hackers y algunas filtraciones ha provocado que se endurezcan las medidas y se creen leyes de protección de datos que preserven las referencias personales.

Las encriptaciones

Que la web emisora del préstamo cuente con ciertos códigos de seguridad puede ser una garantía. Uno de los más utilizados es el Secure Socket Layer (SSL). Se trata de un protocolo que se encarga de proteger los datos que viajan a través de la red, sobre todo los que se envían entre web y usuario y viceversa.

Transparencia informativa

Una plataforma siempre debe mostrar al usuario todos los aspectos que conciernen al préstamo, especialmente los gastos que le rodean. Es fundamental que el solicitante sea consciente de los intereses que deberá pagar por el adelanto. Normalmente, en el crédito rápido son bajos, pero al ser una cantidad pequeña y un plazo corto las cuotas de devolución son muy altas. Saber exactamente a cuánto ascienden permite al prestatario planificar su economía para devolver el dinero en el tiempo pactado.

Comodidad de la operación

Esta es una de las grandes ventajas de los créditos online inmediatos. El dinero se puede conseguir sin moverse de casa y en ocasiones ni siquiera es necesario adjuntar un gran número de documentos. Con responder al formulario online que ofrece la propia web es suficiente, el motivo es que recoge los datos personales del solicitante y en ocasiones algunos económicos.

Privacidad y protección de datos

Normalmente los datos del solicitante pasan a formar parte de un fichero de la propia plataforma. Es importante leer con detenimiento la política de privacidad para asegurar que la información personal del solicitante no es vendida a terceros. También es conveniente consultar todas las condiciones para evitar el envío masivo de publicidad.

Préstamos personales con condiciones parecidas

Aunque comparten diferentes rasgos, el préstamo y el crédito son dos productos diferentes. En el primero, una persona recibe una cantidad por parte de un prestador que puede ser una entidad o un particular a cambio de que ese dinero sea devuelto con unos intereses pactados y en un tiempo determinado. Normalmente, el sistema de devolución consiste en el abono de cuotas mensuales.

El crédito es concedido por una entidad que pone a disposición de la persona que lo solicita una cantidad de dinero a la que puede recurrir en el momento que lo necesite. Puede ocurrir que el solicitante no utilice todo el dinero adelantado, en ese caso solo pagará intereses por la cuantía que ha solicitado.

Al igual que sucede con los préstamos personales o de otra indole, en los créditos se establece un plazo concreto de devolución, pero este se puede renovar o ampliar cuando termina. En la gran mayoría de los casos los intereses son más altos que en los préstamos, pero las cantidades suelen ser más altas y solo se paga por el dinero que se utiliza.

Los créditos también se pueden conseguir de forma inmediata, aunque no hay muchas plataformas que los ofrezcan. El procedimiento para obtenerlos es igual que el de los préstamos, hay que rellenar un formulario online y demostrar que se tienen ingresos regulares para cumplir con los plazos de devolución. Una vez que se verifican los datos, el solicitante puede disponer del dinero en pocos minutos, pero al ser un producto más exclusivo los intereses suelen ser altos y los plazos más pequeños.

Precauciones que se deben tomar

Operar con dinero a través de internet siempre es un riesgo. Aunque las medidas de seguridad se han extremado, siempre puede haber alguna filtración o fraude, por eso es necesario tomar una serie de medidas que reduzcan los riesgos.

Investigar a la entidad emisora

Siempre es recomendable acudir a firmas conocidas para pedir un préstamo, aunque a veces las condiciones que ofrecen y los largos trámites que exigen hacen que no sea una operación tan interesante. Si se acude a una plataforma que lleva poco tiempo en el sector es recomendable consultar su actividad, y sobre todo desconfiar si no se muestran de forma clara las condiciones a las que va sujeta el adelanto.

Una buena opción es revisar los comentarios que los usuarios dejan en la plataforma, la efectividad del servicio de atención al cliente así como en sus propias redes sociales. Si tiene pocos seguidores y opiniones y algunas de ellas son desfavorables es mejor buscar otra alternativa.

Pensar con detenimiento

La comunicación y la publicidad son unas de las grandes bazas de estas plataformas, y la competencia ha provocado que muchas de ellas se anuncien vistosamente para atraer al cliente. También es conveniente valorar el grado de necesidad del préstamo para solicitarlo en el momento más adecuado.