Créditos Personales Online | CCLoan | Somos tu mejor opción ✔

Actualmente el sector financiero ofrece diversos productos que sirven para obtener un dinero por adelantado, pero la opción más fiable es el crédito personal que se trata de una cantidad que ofrece una entidad emisora o prestamista para afrontar una situación determinada.

Normalmente se puede devolver en poco tiempo porque la cuantía no suele ser muy alta, y como cualquier producto financiero lleva asociados unos intereses que hay que abonar.

Las campañas publicitarias de las entidades bancarias han dado distintos nombres a los créditos personales en función de la finalidad para la que se utilicen, por este motivo es frecuente ver rótulos y anuncios donde aparecen términos como préstamo estudio, préstamo auto o préstamo al consumo.

Contenido

El tiempo, un factor decisivo.

El préstamo personal online en los bancos.

Requisitos de las entidades clásicas.

El papel de las comisiones.

Un día para recibir el dinero.

Créditos personaless en las nuevas webs.

Nuevas webs, el lugar de las mejores ofertas.

Flexibilidad con el cliente.

El valor de la información.

créditos personalessLa influencia de los bancos sobre los usos y el término que se le asigna a los productos financieros se debe a que tradicionalmente han sido estas entidades quienes han asignado los préstamos y créditos a sus clientes.

Esta situación está cambiando debido al desarrollo de internet y al auge de las nuevas plataformas digitales que han bajado las exigencias y los plazos de tiempo que establecen las entidades provocando que la nueva generación de clientes las elija para obtener financiación.

El tiempo, un factor decisivo

En ocasiones las urgencias tienen que ser solucionadas en un plazo de 24 a 48 horas y para ello se necesita contar con el dinero solicitado, lo ideal es que este capital llegue a las cuentas el mismo día en el que se pide a la entidad emisora y esta situación es muy difícil que se produzca con los bancos.

Hay que tener en cuenta que los créditos personaless se solicitan para realizar el pago de una matrícula universitaria, pagar la cuota de un vehículo que se necesita para trabajar o desplazarse al lugar de empleo o abonar el coste de un producto de primera necesidad como un frigorífico o una lavadora.

Cuando se solicita un préstamo personal es necesario realizar un proceso de verificación de datos personales y económicos. Las entidades bancarias lo llevan a cabo con una minuciosidad extrema solicitando documentos como la nómina. El contrato de trabajo o las facturas y declaraciones de IVA en el caso de los autónomos, analizar toda esta información lleva un tiempo que retrasa la concesión del préstamo.

En las plataformas digitales la situación es totalmente distinta, no es necesario llevar a cabo ningún papeleo ni presentar un justificante de ingresos. Tan solo es necesario confirmar una serie de datos personales.

La consecuencia de todo esto es que una plataforma tiene la capacidad de dar la orden de ingreso en tan solo 15 minutos.

los créditos personaless online de los bancos

Las entidades bancarias han desarrollado diversas estrategias para evitar perder clientes en favor de las nuevas plataformas que han surgido al cobijo de la red. La principal ha sido adaptarse a los parámetros de internet y a las ofertas que se pueden ver en las webs, que les están haciendo una competencia con la que hace unos años no contaban.

Una de las primeras medidas ha sido poner en marcha una banca online que permita a sus clientes realizar operaciones cotidianas como transferencias, comprobación del efectivo que se tiene en la entidad o crear una cuenta bancaria a través de la aplicación o de la web.

Además de establecer un servicio de consulta por medio de un chat que resuelve las dudas de los clientes en pocos minutos.

Estas actualizaciones de las entidades permiten solicitar un préstamo personal online rápido a través de su página web iniciando un proceso que tiene sus ventajas e inconvenientes.

El aspecto más positivo respecto a las plataformas es que las cantidades que ofrecen a sus clientes son mucho más altas, el motivo es que las entidades financieras tienen mayor capacidad debido al volumen de clientes fijos que han tenido durante décadas.

Requisitos de las entidades clásicas

Los bancos tradicionales son capaces de conceder créditos personaless online de hasta 75.000 euros. El plazo de devolución que establecen varía en función de la cuantía del producto oscilando entre los dos o tres meses y los 3 u 8 años.

Aunque todo esto depende de cada entidad ya que algunas conceden 1.000 para devolver en tan solo dos meses generando cuotas muy altas y convirtiendo al préstamo en un producto destinado a personas con gran poder adquisitivo.

Los requisitos también varían según el banco al que se pida el préstamo, es frecuente que exijan que la cuenta bancaria en la que se va a recibir la cuantía adelantada sea creada dentro de la propia entidad. A través de este mecanismo se aseguran un nuevo cliente y pueden controlar la vida económica del beneficiario, además, es posible abrir la cuenta desde la banca online.

Otra condición que se puede ver en la web de algunas entidades es tener domiciliada la nómina en el propio banco y exigir que alcance una determinada cifra para poder acceder a un tipo determinado de préstamo.

Si los gestores de la entidad detectan que la cuantía de la nómina no proporciona al beneficiario suficiente capacidad para devolver el préstamo con sus intereses, anularán la operación o recomendarán al cliente otro producto que se adapte más a sus ingresos.

Aunque estas condiciones pueden variar en función de la entidad, lo que es seguro en cualquier banco es que no concederán ningún adelanto sin tener la garantía de que la persona podrá devolver el dinero en el plazo establecido. El motivo es que un retraso en las cuotas les proporcionaría pérdidas a las entidades.

Además, sería perjudicial para los beneficiarios que se verían sancionados con el pago de intereses de demora provocando que el préstamo sea a la larga mucho más costoso.

El papel de las comisiones en los créditos personaless

Contratar un producto con un banco exige el pago de ciertas comisiones que hacen que el préstamo resulte más caro que si se contrata por medio de una de estas nuevas plataformas. Existen dos tipos de comisiones básicas a las que habría que añadir una tercera.

La primera es la de apertura que corresponde a las tasas que se pagan por acceder al préstamo personal online y recibir el dinero en el espacio de tiempo establecido. La segunda es la de cancelación y es aquella que hay que abonar cuando se decide romper con el contrato firmado o se adelanta el dinero correspondiente al pago de las cuotas de varios meses alterando la duración del contrato.

Finalmente existe una tercera comisión que es la de estudio, este pago solo es obligatorio si el cliente lo solicita y consiste en abonar el coste de un estudio de los riesgos que tendría la operación para el solicitante. Esta comisión se paga de una sola vez, y al igual que el resto corresponde a un porcentaje de la cuantía prestada.

Un día para recibir el dinero

Aunque la petición y la concesión del préstamo se lleve a cabo a través de la banca online, la carga de documentos que tiene que analizar la entidad provoca que haya que esperar un mínimo de 24 horas para tener el dinero en la cuenta.

Aun así, esto supone un avance ya que pedir el préstamo en una sucursal física supone imprimir estos documentos, hablar con un gestor y esperar a obtener el sí de la entidad. Además, internet evita perder tiempo en acudir a una sede y tener que hacer la cola correspondiente.

En las plataformas web el tiempo que se tarda en realizar la orden de envío es mucho menor, la gran mayoría tan solo necesitan 15 minutos para hacerlo, pero el hecho de que la cuenta pertenezca a un banco aumenta los tiempos establecidos para disponer del dinero.

Normalmente las entidades revisan y validan todas las transferencias que se llevan a cabo, provocando que el dinero tarde entre 24 y 48 horas en llegar.

Créditos personaless en las nuevas webs

Las plataformas que han surgido en internet y se han desarrollado a través de la red durante los últimos cinco años sí tienen la capacidad de conceder créditos personaless online rápidos, el motivo es que ofrecen condiciones mucho más accesibles que las de los bancos y el papeleo queda totalmente eliminado del proceso.

Buscar la más fiable es clave para acertar y encontrar el préstamo personal que más se adapte a los intereses del usuario. Una de las plataformas que más garantías ofrece es CCLoan.es, un sitio web especializado a través del cual se puede obtener un adelanto de dinero en poco tiempo, tan solo es necesario residir en España, tener entre 21 y 75 años de edad y ser titular de una cuenta bancaria a la que llegará el préstamo personal.

El proceso de concesión es muy ágil, por eso si se cumplen todos los requisitos tan solo es necesario registrarse en la web y verificar una serie de datos además de aportar un número de teléfono y una dirección de correo electrónico, ambos canales se utilizarán para confirmar que el dinero ya ha sido enviado.

Nuevas webs, el lugar de las mejores ofertas

Obtener un préstamo personal online a través de las plataformas digitales puede resultar muy económico, portales como CCLoan.es ofrecen 300 euros en tan solo 15 minutos y con un mes de devolución, sin intereses para nuevos clientes.

Este tipo de oferta es muy útil para superar un apuro y además la deuda no se mantiene activa durante un tiempo largo, de hecho este tipo de préstamo se suele solicitar cuando una empresa se retrasa en el pago de las nóminas.

En cuestión de ofertas CCLoan.es y otras páginas suben a los primeros lugares al conceder créditos personaless online rápidos y gratuitos, esto quiere decir que no es necesario pagar los intereses correspondientes al producto contratado y la única obligación del usuario es devolver el dinero en el plazo acordado.

Esta promoción no suele ser muy habitual y se aplica para destacar sobre la gran competencia que se ha desarrollado en internet, los créditos personaless gratis solo están disponibles para los usuarios que son primeros clientes de la web. Si se solicita un segundo producto ya sí habrá que pagar los intereses correspondientes al mismo.

La ventaja de esta oferta es que el usuario puede vivir de primera mano cómo es contratar un producto con CCLoan.es además de obtener un dinero de forma gratuita, actualmente ningún banco publica una promoción de este tipo, que es muy beneficiosa para aquellas personas que atraviesan una situación económica difícil.

Flexibilidad con el cliente

Otra de las ventajas que ofrecen estas nuevas plataformas respecto a los bancos es que son capaces de ponerse en la piel del usuario. En webs como CCLoan.es si un prestatario no puede devolver el préstamo establecido se le ofrece la opción de concederle una prórroga en la que ambas partes queden satisfechas y la economía del usuario no quede dañada.

Hay que tener en cuenta que esta prórroga tiene que ser cumplida en su totalidad, de lo contrario a la plataforma no le quedaría más remedio que establecer una sanción ya que el retraso le está generando pérdidas económicas. Aun así, es complicado encontrar esta posibilidad en los bancos, que suelen ser mucho más duros con los clientes que no cumplen con los plazos pactados.

El valor de la información

Al contratar cualquier crédito o al solicitar un préstamo personal online rápido es esencial saber las obligaciones que se contraen con un producto de este tipo, por eso si se realiza a través de un banco es necesario leer detenidamente el contrato, aclarar cualquier cuestión y mirar con detenimiento la letra pequeña para evitar cualquier contratiempo.

Lo mismo ocurre cuando esta contratación se realiza a través de una plataforma. Es esencial saber cuánto costará el préstamo y los plazos de devolución y para ello webs como CCLoan.es ofrecen herramientas como el simulador de créditos personaless en el que al colocar una cantidad aparece el periodo para restituirla.

Además, al registrarse en la web el usuario tiene acceso a una sección llamada “área de cliente”, un espacio cargado de información y mediante el cual se puede resolver cualquier duda.