Por qué el préstamo por internet gana adeptos

Nosotros sabemos que, como otros mercados, el financiero está en constante evolución.

Hoy día en Internet encontraremos una gran competencia entre los préstamos más habituales en las entidades bancarias y los préstamos online a través de una plataforma web y estos ganan más adeptos diariamente. ¿Porque será?

Para saber cuál es el nivel de esta guerra y conocer las razones por las que el préstamo solicitado por internet no deja de ganar adeptos, te lo explicamos en este artículo, donde también descubrirás alternativas que te ofrece el mercado para obtener un préstamo y el papel que tiene internet en este abanico de posibilidades.

Tabla de Contenido

  1. ¿Qué hace atractivos a los préstamos solicitados en internet?
  2. ¿Qué medio es más exigente?
  3. ¿Dónde se puede encontrar un préstamo más económico?
  4. ¿Qué ocurre si quiero devolver un préstamo antes de tiempo?
  5. ¿En qué aspectos deben mejorar las plataformas digitales?

cero interés

Los préstamos por internet son cada vez más populares por diferentes factores, aspectos como la rapidez o la comodidad son muy atractivos para los consumidores de hoy en día. No existen cifras oficiales que puedan confirmar que la demanda de productos.

financieros como el préstamo personal es mayor en la red que en el terreno analógico, pero lo que está claro es que no dejan de ganar adeptos, e instituciones del peso de las entidades financieras se han visto obligadas a realizar cambios debido a la pérdida de clientes.

1. ¿Qué hace atractivos a los préstamos solicitados en internet?

Los préstamos en internet son cada vez más atractivos para el consumidor medio, uno de los motivos es que las personas están cada vez más adaptadas al mundo digital y el uso de dispositivos móviles está al orden del día. Además, hoy en día cualquier persona sabe utilizar un dispositivo móvil y lo puede emplear para pedir un préstamo.

  • Comodidad al hacer la solicitud
  • El valor del factor tiempo
  • La rapidez con la que el dinero llega a tu cuenta
  • Tipos de interés más ajustados
  • Menor presión para la devolución

Si algo tiene internet es que hace los trámites mucho más cómodos, un dispositivo móvil te permite solicitar préstamos online desde cualquier lugar y además te ahorra el tener que desplazarte a una sucursal física y soportar las largas colas que suele haber para esperar tu turno.

Todo esto está directamente relacionado con el factor tiempo, si puedes solicitar tu producto financiero desde cualquier lugar con conexión a internet no pierdes una o varias horas en desplazarte a un punto físico para entregar una documentación que previamente has tenido que encontrar, guardar e imprimir.

Otro factor importante es que el dinero llega a tu cuenta en menos tiempo, cuando se pide un préstamo en una entidad bancaria tienes que presentar una documentación que revele tus datos personales y también tus datos económicos, esto hace que el trabajo de confirmación sea el doble y por lo tanto lleve más tiempo dar la orden de envío de dinero a la cuenta bancaria del solicitante. Cuando se pide por internet solo es necesario aportar documentación personal que se supervisa en pocos minutos, de hecho, las plataformas digitales pueden enviarte el dinero en tan solo 15 minutos.

Es probable que tengas que esperar más de un cuarto de hora para disfrutar de tu préstamo, el motivo esprestamos por internet que el dinero se envía a la cuenta de una entidad bancaria y algunos bancos tardan entre 24 y 48 horas en hacer efectivos los ingresos, pero aun así este proceso es más rápido que el tradicional basado en la presentación de documentos que muestren que eres solvente.

El hecho de que se te pueda enviar una cantidad de dinero en pocos minutos es más importante de lo que parece, hasta el punto de que un producto tan demandado como los créditos rápidos se haya convertido en una de las referencias de las plataformas digitales y que prácticamente no aparece en las promociones de las entidades bancarias, que saben que en velocidad actualmente están por detrás de las páginas emisoras de préstamos.

Tanto los préstamos online como los offline llevan asociados unos plazos de devolución determinados y unos intereses que equivalen a la cantidad que hay que pagar por disfrutar de ese dinero por adelantado y que corresponden a un porcentaje de la cantidad prestada. Aunque los bancos son cada vez más flexibles, normalmente el valor de estos intereses es más bajo en las plataformas que en las entidades bancarias.

El tiempo y la forma de la devolución son dos aspectos muy valorados por los solicitantes de préstamos. Los plazos son muy similares en el sistema digital y en el analógico, pero pueden convertirse en una verdadera carga cuando surge un imprevisto económico y tienes una obligación que cumplir.

Cuando esto ocurre y el préstamo se ha solicitado en una entidad bancaria seguramente habrá que hacer frente al pago de unos intereses de demora que se cargarán automáticamente en tu cuenta y que aparecerán cuando te retrases en los pagos. Si el adelanto de dinero lo has pedido en una plataforma digital puedes pedir una prórroga, aunque tendrás que hacerlo con la mayor antelación posible.

En el momento en que pides una prórroga tienes que hacerte a la idea de que debes cumplir con el pago por dos motivos, el primero porque se te ha concedido una segunda oportunidad y el segundo porque esta situación le está proporcionando una pérdida a una plataforma que ha depositado la confianza en ti sin haber analizado tu situación económica.

Si un solicitante no cumple con las prórrogas concedidas por la plataforma seguramente se tendrá que enfrentar a sanciones que afecten a sus finanzas y puede que su nombre quede registrado en un listado de morosos como el ASNEF, una situación que cierra las puertas para obtener un préstamo o para financiar un producto. De hecho, las entidades bancarias casi nunca conceden adelantos de dinero que sirvan para saldar otras deudas.

2. ¿Qué medio es más exigente?

Unas exigencias muy duras pueden provocar que los usuarios abandonen la idea de pedir un préstamo y en este aspecto las plataformas digitales presentan mejores condiciones que las entidades bancarias. Cuando solicitas préstamos personales en las entidades bancarias tienes que presentar una documentación que demuestre que eres solvente.

  • Las nóminas de los últimos meses
  • El contrato de trabajo
  • Declaración de la renta
  • Declaraciones de IVA

El objetivo de estos documentos es demostrar que tienes unos ingresos regulares y que puedes devolver el préstamo. Aunque las entidades bancarias tienen mayor capacidad económica que las plataformas digitales, asumen menos riesgos y solo conceden productos financieros basados en adelantos de dinero cuando tienen la seguridad de que las cantidades serán devueltas con sus intereses correspondientes.

Estos trámites se pueden convertir en una carga para muchos usuarios que en ese momento no tienen un trabajo estable o que necesitan el dinero con una urgencia que les impide reunir toda esta documentación, imprimirla y presentarla en una sucursal. Es cierto que pueden contar con un avalista que sea una persona de su entorno y responda por ellos en caso de no poder asumir el préstamo, pero no todas las personas tienen esta posibilidad.

Con las plataformas digitales ocurre exactamente lo contrario. Tan solo es necesario presentar el Documento Nacional de Identidad (DNI), demostrar que se reside en España, aportar una dirección de correo electrónico y un número de teléfono móvil junto con el número de una cuenta bancaria de la que seas titular y que será el lugar donde se te ingresará el dinero.

Cuando las personas necesitan prestamos rapidos y faciles y no cuentan con grandes recursos solo tienen que comparar los requisitos que exigen los bancos y las plataformas, cumplir con el segundo caso es mucho más sencillo porque toda la información está a mano y se puede enviar de forma online en pocos minutos. Este factor también hace que el préstamo por internet no deje de ganar adeptos.

3. ¿Dónde se puede encontrar un préstamo más económico?

En internet los préstamos siempre saldrán más baratos. Las plataformas digitales tienen que sobrevivir en una doble competencia, por un lado, compiten contra las clásicas entidades bancarias y por otro tienen que hacer frente al resto de webs que ofrecen préstamos rápidos online con unas condiciones similares.

Este contexto ha provocado que muchas de ellas ofrezcan a sus primeros clientes préstamos personales al 0% de interés, esta promoción hace que sea un producto totalmente gratuito y suponga una oportunidad única para el consumidor, sobre todo para aquellas personas que atraviesan una situación económica difícil.

Este tipo de oferta es prácticamente imposible que la encuentres en una entidad bancaria, que siempre cobrará algún tipo de interés en cada préstamo concedido. Los bancos funcionan como empresas privadas y al igual que ocurre con las plataformas digitales, también compiten duramente entre ellos rebajando las exigencias de sus productos, aunque son menos flexibles que las plataformas digitales porque no tienen una necesidad urgente de encontrar nuevos clientes y fidelizarlos.

4. ¿Qué ocurre si quiero devolver un préstamo antes de tiempo?

En el terreno económico se producen todo tipo de situaciones y al igual que pueden surgir imprevistos que dificulten la labor de devolver un préstamo, también puede ocurrir que recibas un dinero extra que haga que puedas saldar tu deuda de una vez y tus finanzas queden limpias.

Si has pedido un préstamo en una plataforma y quieres pagar una cantidad alta para cancelar las cuotas de devolución de tu préstamo no tendrás ningún tipo de problema, pero si lo haces en una entidad es probable que tengas que pagar una sanción por haber roto un contrato de devolución que te exigía unos pagos concretos y en unas fechas determinadas. Este es otro factor que da ventaja a los préstamos online.

5. ¿En qué aspectos deben mejorar las plataformas digitales?

Aunque es imposible negar el auge de internet, todavía hay algunos factores en los que los bancos son superiores y actúan de gancho para nuevos clientes. El primero de ellos y más importante es la cantidad que pueden conceder en cada préstamo, una entidad bancaria tiene una capacidad económica mucho más grande porque su número de clientes es muy elevado y porque la mayoría de ellas llevan más de diez años operando.

En internet puedes encontrar plataformas que te proporcionen cantidades superiores a los 1.000 euros, pero estas cifras están reservadas a aquellos usuarios que han llevado a cabo varias operaciones en esas webs y han demostrado que cumplen con los periodos de devolución pactados, independientemente de si son a corto plazo o a largo plazo.

El otro aspecto en el que las entidades son más atractivas es la seguridad, la experiencia siempre es un grado y la mayoría de los bancos llevan varios años en el sector. Además, cuentan con una sede física y si existe algún problema el cliente puede hablar con una persona en vivo y en directo, esto no ocurre con las webs que operan en la red.

El primero de ellos es comprobar si tienen política de seguridad y política de cookies, otra opción es consultar sus redes sociales y ver el comportamiento de sus usuarios analizando los comentarios que publican y el número de “Me gusta” que tiene cada publicación.

Un rasgo que es muy significativo es la calidad de la atención al cliente. Estos sitios web deben tener un número de teléfono de atención al cliente, una dirección de correo electrónico a disposición de ellos y el acceso a un chat online con cortos tiempos de espera. En CCLoan.es, una de las plataformas más fiables, el usuario tiene acceso a una sección llamada “área de cliente” donde puede resolver todas sus dudas.

La decisión final siempre corresponde al usuario que necesita un dinero por adelantado. Es un hecho que los préstamos por internet no dejan de ganar adeptos y generalmente las condiciones son más interesantes que las que ofrecen las entidades bancarias que tratan de adaptarse rápidamente a los entornos digitales. La competencia es cada vez mayor.

cero interés