Primer crédito sin intereses, una oferta difícil de rechazar

En el sector financiero nadie ofrece un producto sin obtener un beneficio a cambio, y hablar de un primer crédito gratis es algo complicado. Pero esta regla tiene una excepción.

Cada vez es más frecuente que las entidades financieras realicen ofertas en las que se concede un primer préstamo sin intereses o con un tipo de interés del 0%, es decir el único compromiso que adquiere el prestatario es el de devolver la cantidad que se le ha adelantado, sin agregar ningún coste adicional.

Esta fórmula de proveer préstamos sin intereses, lo que es igual a decir préstamos gratis, se emplea como opportunidad para atraer nuevos clientes.

Esta oferta es la mejor manera de fidelizar a personas que se sienten gratificadas por haber obtenido un dinero en el momento en el que les era necesario sin tener que pagar por utilizarlo. Aunque a partir del segundo préstamo, la entidad financiera sí comenzará a cobrar los intereses correspondientes al crédito rápido solicitado.

¿Cómo funciona el primer crédito gratis?

primer credito gratis

Aunque esta oferta se está convirtiendo en una práctica habitual, todavía es poca la entidad financiera que ofrece un primer crédito gratis. Se trata simplemente de un mini crédito rápido que rara vez supera los 300 euros, y los plazos de devolución oscilan entre las dos semanas y el mes.

Las características de los créditos sin intereses hacen que sean calificados como préstamos personales los cuales se solicitan para hacer frente a algún tipo de imprevisto económico, las cantidades ofertadas suelen ser muy pequeñas, y su obtención es rápida y sencilla.

El prestamista sabe que ofrecer los préstamos sin intereses, sin nómina, sin aval y sin comisiones, es garantía de éxito. Además, obtiene otra ganancia indirecta que es la toma de datos de un potencial cliente.

Un producto usual en las plataformas online

Actualmente se está produciendo un aumento considerable de plataformas online que ofertan distintos tipos de préstamos gratis, el mercado es cada vez más competido, por eso recurren a la oferta del primer préstamo sin comisiones.

Esta situación provoca que obtener los préstamos sin intereses ofrezca una serie de ventajas que benefician al prestatario.

Comodidad y rapidez

Normalmente ningúno de los bancos tradicionales ofrecen un primer préstamo gratis o préstamos sin intereses de nigún tipo, esto obliga al solicitante a recurrir a una plataforma de crédito rápido online.

El procedimiento para obtenerlo es sencillo e intuitivo y en un plazo máximo de 10 minutos el prestatario puede tener el dinero en su cuenta bancaria.

Todo esto supone una ventaja, sobre todo si el dinero se necesita para hacer frente a alguna emergencia, con disponer de un teléfono móvil con una buena conexión a internet es suficiente.

No existe ningún tipo de extra

El proceso de solicitud y obtención de primer crédito gratis es totalmente transparente, no se paga ninguna cuota extra al contactar con la entidad financiera para iniciar los trámites, no hay ningún tipo de comisión de apertura y por supuesto no es necesario abonar ningún interés futuro y por supuesto sin nómina y sin aval.

¿Qué pasos hay que seguir para conseguir este préstamo?

En primer lugar hay que analizar el mercado, si el fin para el que se necesita el dinero no es una emergencia extrema.

Es recomendable estudiar las condiciones que ofrecen las plataformas online a las que se quiere solicitar el crédito rápido. La variedad es tan amplia que a veces resulta difícil elegir cual es la que ofrece mejores beneficios y menores riesgos.

Una vez que se haya elegido la plataforma se debe rellenar el formulario de solicitud señalando la cantidad de dinero que se demanda y el plazo de devolución de la misma.

A continuación se tiene que enviar toda la documentación relacionada a estos créditos sin intereses que la entidad financiera exija, normalmente aquí suelen figurar datos financieros y de contacto.

Finalmente hay que esperar a que la entidad financiera evalúe todo el contenido que se ha enviado e informe vía mal o telefónica sobre el resultado de la solicitud.

Si la respuesta es afirmativa, en diez minutos el solicitante tendrá el dinero del crédito sin cargo de intereses, en su cuenta bancaria. En total todo este proceso suele tardar un tiempo máximo de 20 minutos, incluso puede ser menos si la entidad financiera comprueba que el solicitante tiene capacidad para devolver el dinero que se va a adelantar en los plazos establecidos.

¿Qué se necesita para obtener un crédito sin intereses?

Un rasgo diferenciador de este tipo de préstamos gratis, aplicable a los préstamos personales, es que son muy rápidos, por eso los trámites para su obtención son prácticamente inexistentes. Los requisitos que se exigen son:

♦ Tener residencia en España.

♦ Ser mayor de edad.

♦ Ser mayor der 18 años es suficiente. Aunque algunas entidades exigen haber llegado a los 21. También puede suceder que se establezca una edad máxima que suele ser de 70 años.

Otros puntos que hay que cumplir son contar con un teléfono móvil y ser titular de una cuenta bancaria en la que se deposita el dinero prestado y en la que se cargan los recibos correspondientes a su devolución, en ocasiones también será necesario registrar algunos datos personales como el correo electrónico o la dirección del domicilio.

También es obligatorio demostrar que se cuenta con capital suficiente para devolver el dinero que se ha prestado.

Es muy improbable que una entidad solicite que se envíe una nómina o contrato de trabajo donde aparezcan los ingresos del solicitante y la regularidad con la que los recibe, pero sí van a revisar que en esa cuenta se producen unos ingresos recurrentes de procedencia legal.

Aunque la entidad financiera no va a obtener ningún beneficio alrededor del préstamo, por ser este sin intereses, pero tampoco le interesa perder dinero. Hay que tener en cuenta que con este tipo de crédito rápido se está estableciendo una relación comercial.

Una falta en el cumplimiento de lo acordado por cualquiera de las partes supondría la pérdida de un cliente o un problema para el prestatario que no ha cumplido con el plazo o las cuantías que debían ser devueltas.

Otro factor que algunas entidades establecen como indispensable, es no figurar en una lista de morosos. Aunque puede hacer excepciones, si la deuda de la persona que aparece en el registro es inferior a 2.000 euros y no está contraída con otro banco o plataforma de pago.

Es probable que el crédito rápido sea concedido. Pero es una decisión que depende de la plataforma en la que se solicite.

Los préstamos personales en diversas plataformas

El poder obtener los préstamos rápidos gratis resulta muy atractivo para muchos solicitantes que ven una oferta irrechazable.

Pero en ocasiones esta vía no permite obtener cantidades superiores a 300€ y ninguna entidad autoriza que se soliciten varios de los préstamos personales de forma simultánea, para pedir un segundo crédito rápido es necesario que esté devuelto el primero.

Además, lo normal es que una plataforma conceda a un cliente concreto solo un primer crédito gratis.

Para salvar esta situación algunos prestatarios solicitan un préstamo online sin intereses en distintas plataformas de esta forma obtienen cantidades muy elevadas sin comisiones por pagar por ninguna de ellas.

De primeras esta opción puede resultar muy atractiva, pero es tremendamente arriesgada, es necesario tener un control exhaustivo de las cuentas para evitar que algunos de los créditos rápidos no sean abonados en el tiempo establecido.

Un hecho que podría dar lugar a fuertes sanciones por parte de la entidad emisora que bajo ningún concepto aceptará saldar con pérdidas la operación.

La competencia aumenta la flexibilidad

La proliferación de plataformas que ofrecen los créditos rápidos a través de internet sin exigir ningún tipo de interés por su concesión han aumentado considerablemente durante los últimos dos años creando un mercado extremadamente competido.

Todo esto ha provocado que este tipo de préstamo deje de ser el mini crédito rápido habitual y el límite de los 300 euros se sobrepase cada vez más.

Actualmente algunos sites ofrecen cantidades situadas en torno a los 1.000 euros sin intereses con un plazo de devolución de un mes.

Además, estas entidades no exigen garantías, y muchas veces proceden sin nómina necesaria por parte del solicitante o ningún aval e incluso algunas entidades pueden permitir que el solicitante aparezca inscrito en un fichero de morosos como el ASNEF.

Indispensable cumplir con lo establecido

El hecho de que se trate de un préstamo gratis o crédito gratis, no implica la no existencia de un acuerdo que obliga al prestatario a devolverlo en un plazo establecido, no cumplir con lo pactado puede traer consecuencias graves en forma de sanción.

En el momento en el que haya que pagar un extra, este tipo de préstamos pierden su razón de ser.

Por tal motivo, la mejor recomendación que se puede dar al solicitante es que analice su situación económica, lea la letra pequeña del contrato que va a firmar y se asegure de conocer con exactitud las consecuencias que tendría no cumplir con lo establecido

Intereses de demora

Son sanciones que se establecen cuando un pago se realiza fuera del plazo establecido. Es difícil saber con exactitud a cuanto ascenderían porque cada entidad los establece según sus cálculos y pretensiones.

Este dato suele venir reflejado en el contrato que la plataforma envía al usuario y que debe ser leído y consentido por el mismo para que se produzca la concesión del crédito rápido. Normalmente se establece el pago del 1% del total del dinero debido por cada día que pase sin cumplir la deuda.

Aparecen los gastos de gestión

Otra fórmula que aplican las entidades emisoras de los créditos rápidos cuando no se devuelven en la fecha establecida es el cobro de los gastos de gestión de la operación.

Al solicitar un préstamo sin intereses estos gastos no son abonados, pero sí pueden cobrarse en forma de sanción si el solicitante no cumple con lo establecido.

La justicia entra en escena

Si la deuda asciende a unas cantidades muy elevadas, la plataforma puede emprender acciones legales contra el solicitante para reclamar el dinero vía judicial.

Este procedimiento es el menos conveniente para el deudor, ya que en caso de que una sentencia le obligue a cumplir con su obligación, deberá pagar el dinero debido, la sanción correspondiente y en algunos casos las costas judiciales que corresponden a los gastos producidos por la celebración de un juicio.

Otro método al que suelen recurrir las entidades es la contratación de una agencia que se encargue de contactar insistentemente con el deudor recordándole el dinero que debe, todo esto genera una presión sobre él que normalmente se salda con el pago de la deuda.

Registro en una lista de morosos

Ante una situación de impago, las empresas suelen recurrir a las listas de morosos, como las encontradas con asnef, para registrar a la persona que tiene contraída una deuda.

Esta situación también es muy perjudicial para el deudor, ya que aparecer en una de estas listas le impide solicitar prácticamente cualquier tipo de crédito además de perjudicarle en trámites como darse de alta en una línea telefónica o adquirir un bien o un servicio pagándolo a plazos.

No ser admitido por entidades

La concesión de un crédito sin interés supone en primer contacto entre entidad y solicitante, no cumplir con lo establecido supone cerrar una puerta con una plataforma que puede ofrecer algún producto interesante en el futuro.

El hecho de que los créditos rápidos se contraten a través de internet anula la existencia del “boca a boca” entre entidades. Pero si esta situación se produce en un banco tradicional se corre el riesgo de que esta información pase a otras entidades que desechen la posibilidad de conceder cualquier tipo de crédito rápido a una persona que no cumple con los pagos.

Información y valoración

En primer lugar hay que tener en cuenta que las entidades ofrecen los créditos rápidos por un tiempo limitado. Normalmente corresponden a ofertas promocionales que realizan con el objetivo de darse a conocer y atraer potenciales clientes con los que poder contar en un corto periodo de tiempo.

Por este motivo lo mejor que se puede hacer es solicitarlo en el momento en el que la oferta aparece publicada y así evitar que desaparezca con el tiempo.

Aunque las condiciones establecidas son muy interesantes, siempre es recomendable leer detenidamente todos los puntos del contrato.

En ocasiones no aparecen especificados algunos gastos extra en concepto de comisiones o seguros. Estas cifras siempre deben aparecer reflejadas en el documento que hay que firmar para la obtención del crédito, sino están y posteriormente se reclaman, la entidad estaría cometiendo un delito.

Para evitar contratiempos antes de solicitar su primer crédito gratis, lo mejor es estar seguro del contenido del contrato que se firma y saber que se cuenta con suficiente solvencia para hacer frente a los plazos y cantidades reflejados en el mismo.