Principales destinos para disfrutar en invierno

Una de las mejores formas para desconectarnos de la rutina diaria y disfrutar al máximo de los periodos vacacionales en lugares turisticos, descubrir nuevos países y conocer otras culturas para abrir más la mente, alejarnos del estrés y permitirnos tener otra visión del mundo, es viajar.

A todos nos gusta realizar un gran viaje al menos una vez al año, pero existe un inconveniente difícil de sortear y este es el dinero.

Puede ocurrir que los días libres lleguen en un momento en el que hemos tenido que hacer un desembolso para cubrir una necesidad y no contemos con recursos suficientes para realizar un viaje y disfrutar, hacer turismo por territorios que hemos visitado antes. Hoy, nosotros a este problema te ofrecemos la solución.

Contenido

¿Dónde se va la mayor parte del dinero cuando viajas?

¿Cómo bajar el coste del transporte?

¿Se puede bajar el precio del billete de avión?

Poco dinero para moverse en el destino

Reducir el coste del alojamiento

¿Es posible ahorrar en los gastos básicos?

Bajar el precio de museos y monumentos

Un micro préstamo para disfrutar al máximo

Los mejores destinos invernalesVentajas de un préstamo

Ventajas de Viajar con un préstamo rápido

  • Los préstamos personales para vacaciones son generalmente más fáciles de obtener que sus homólogos, si usted tiene una buena reputación con créditos. El proceso de solicitud es mucho más simple y usted debe saber inmediatamente si es tiempo de reservar un vuelo.

  • Optar por un préstamo pequeño es una manera de combatir los excedentes en su viaje. Si solo utiliza el efectivo que obtiene del préstamo y mantiene las tarjetas de crédito estrictamente para emergencias, será mucho más eficiente en apegarse a su presupuesto.

  • Ahorrar una cantidad de dinero para unas vacaciones durante todo el año puede ser muy difícil, especialmente si simplemente lo pones todo en la tarjeta. Con un préstamo personal, tu sabes exactamente en lo que tienes que gastar y lo que te va a costar durante el próximo año sin sorpresas desagradables.

  • Un micro préstamo personal no afectará a tu relación de uso de crédito como otros préstamos.

  • No hay que luchar todo el año para ahorrar dinero para tus vacaciones sólo para descubrir que no tienes lo suficientemente cerca. Puedes planear tu viaje y luego solicitar un préstamo rápido para cubrir el costo.

destinos de invierno¿Dónde se va la mayor parte del dinero cuando viajas?

En todos los viajes existen dos gastos tan elevados como inevitables que son el transporte y el alojamiento. Controlar ambos aspectos es fundamental para hacer turismo con poco dinero y se pueden utilizar varios trucos para abaratarlos y no tener que hacer un desembolso que condicione el dinero con el que se cuenta para el resto de los días.

¿Cómo bajar el coste del transporte?

En primer lugar, hay que decidir cuál es el medio que se va a utilizar. Si se trata de un destino nacional la mejor opción es usar una aplicación para compartir coche, normalmente se recurría a los autobuses.

Pero los precios de las principales compañías han subido considerablemente y salvo que se sea socio de alguna de ellas o se tenga algún descuento acumulado el precio por desplazarse puede ser bastante alto.

Otra opción es el tren, en España este medio de transporte suele ser más caro que en otros países. Es recomendable valorar la posibilidad de utilizar el AVE, este tren reduce considerablemente los tiempos del viaje y su elevado precio se puede reducir si se comparte una mesa de cuatro.

Actualmente existen aplicaciones para poner en contacto a personas que quieran compartir este tipo de asiento y comprar los billetes de forma conjunta para beneficiarse de la oferta.

¿Se puede bajar el precio del billete de avión?

Si el viaje es muy largo y se necesita utilizar el avión se pueden aplicar algunas técnicas para encontrar el boleto aéreo más barato. En primer lugar, es conveniente utilizar un comparador de vuelos para saber qué billete costará menos, también puede ser útil registrarse en la web de una compañía y recibir información sobre ofertas y planes a través del correo electrónico.

Siempre es conveniente tomar la decisión de realizar un viaje con suficiente antelación, el tiempo puede ser un aliado para reservar un boleto meses antes de que el avión despegue.

Otra opción es apurar al máximo, ya que cuando se acerca la fecha si la aerolínea ve que el vuelo no está completo baja el precio de los billetes para poder llenar el avión, aunque con esta medida se asume el riesgo de quedarse sin pasaje.

También es recomendable investigar las aerolíneas locales del destino al que se viaja, estas no suelen tener el prestigio de otras compañías más grandes, pero son igual de eficientes y su precio suele ser más bajo.

Es importante elegir aeropuerto, esto es muy útil en algunas ciudades europeas que suelen tener dos, uno más grande y reconocido y otro más pequeño y alejado del centro urbano, normalmente aterrizar y despegar en el segundo suele ser menos costoso.

En caso de disponer de tiempo una opción muy interesante es viajar a horas poco habituales, generalmente un vuelo que despega a las 4:00 AM será más barato que otro que salga a las 11:00 AM. Esta medida implica reducir las horas de sueño, pero también el precio del boleto.

Finalmente, la mejor recomendación es viajar en temporada baja, comprar un billete en fechas señaladas como vacaciones de verano o semana santa siempre será más caro que adquirirlo en enero o febrero, septiembre, octubre o noviembre.

En algunas empresas los empleados solicitan días libres en estos meses para disfrutar de destinos poco masificados y comprar boletos más baratos que en el resto del año. La poca demanda que hay en esta época provoca que compañías aéreas y agencias de viajes bajen sus precios para vender sus paquetes.

Poco dinero para moverse en el destino

Utilizar medios de transporte para hacer turismo dentro del lugar de vacaciones también supone un gasto importante. En ocasiones los lugares que se pretenden visitar están muy lejos del alojamiento, pero en caso de no ser así es recomendable ir a pie, de esta forma el gasto se reduce a cero y se puede contemplar de cerca cuál es el modo de vida de los habitantes locales.

Además, de esta forma se pueden descubrir lugares interesantes que no aparecen en las guías ni en los anuncios.

Alquilar un transporte también puede ser muy rentable, esta práctica se suele emplear cuando se visitan países del continente asiático donde alquilar una bicicleta o una moto de pequeña cilindrada suele ser muy económico, pudiendo así realizar una ruta propia y detenerse en los lugares que llamen la atención.

En Europa esta técnica suele quedar descartada ya que alquilar un vehículo a motor puede tener un coste muy elevado.

La siguiente opción es el transporte público. Cuando se viaja fuera es común ver autobuses con el techo descubierto y llenos de turistas que fotografían todos los lugares por donde pasa el vehículo. Pero al igual que ocurre en cualquier ciudad española, existen autobuses interurbanos que se desplazan hacia el lugar que se elija, aunque es importante revisar la línea para evitar perderse.

Esto mismo ocurre con el metro, este transporte público siempre será más barato, por eso es interesante estudiar si existen bonos de 5, 10 o 20 viajes. De esta forma se puede ahorrar dinero y controlar los viajes que se realizan o calcular la ruta que se puede hacer en función de los recursos con los que se cuenta.

Finalmente existe una forma clásica de moverse por el interior de cualquier país por un precio muy bajo o por medio de un trueque, se trata del autostop que consiste en situarse en el arcén de una carretera y levantar el pulgar para solicitar a un conductor que se detenga.

Una vez que se ha parado éste pregunta dónde quiere ir el pasajero, y si la ruta convence a ambos la persona se sube al coche y le lleva a su destino. El gran inconveniente es que es una forma poco segura de viajar y que actualmente está en desuso.

Reducir el coste del alojamiento

Si se viaja con poco dinero la opción de dormir en un hotel de más de dos o tres estrellas es prácticamente imposible, por eso es imprescindible mirar otras opciones. Las más clásicas son los hostales y como ocurre en otros aspectos en ciudades africanas, asiáticas, centro americanas o sudamericanas el alojamiento es más barato que en las grandes capitales europeas.

En este sentido la tecnología puede ser una aliada, hoy en día se pueden encontrar multitud de aplicaciones en las que seleccionar un alojamiento por un precio muy bajo. Normalmente estos lugares son apartamentos o habitaciones que son propiedad de otras personas que quieren ganar un dinero extra con el alquiler.

Otra opción que cada vez es más frecuente es el intercambio de trabajo por nocturnidad, esta práctica consiste en obtener la autorización de un propietario para dormir en su casa a cambio de realizar labores de limpieza o cuidado de plantas y animales, en resumen, se trata de realizar un intercambio.

Aunque a simple vista puede parecer una locura existe la posibilidad de preguntar en templos o polideportivos públicos si se puede pasar la noche, lo más probable es que el experimento no dé sus frutos, pero en ocasiones ha funcionado, sobre todo en países subdesarrollados donde hay otro tipo de cultura.

En ocasiones la solución está en los clásicos y hoy en día los campings siguen siendo una alternativa muy interesante para poder pasar una noche por muy poco dinero.

Como último recurso quedaría una opción muy efectiva que es viajar de noche, de esta forma se duerme en el medio de transporte escogido y a efectos reales se está pagando por alojamiento y desplazamiento, aunque si el transporte ha tenido un coste bajo es muy probable que el sueño sea muy incómodo.

Ventajas de un préstamo

¿Es posible ahorrar en los gastos básicos?

En el día a día existen una serie de gastos fijos como la comida o el aseo, aunque son imposibles de eliminar sí existen formas de reducirlos.

El menos preocupante es el aseo ya que la mayoría de los hoteles, hostales o habitaciones que se alquilan para viajar cuentan con un cuarto de baño individual o compartido equipado con todos los productos básicos, aunque hay que tener en cuenta que si se viaja en avión solo se pueden llevar unos mililitros concretos de gel o champú.

Respecto a la comida, siempre es recomendable mirar todas las ofertas y comer en lugares donde haya un menú del día, otra opción es hacer una de las tres comidas en supermercados. Un clásico del viajero es llevar embutidos envasados al vacío desde el punto de origen y comprar una barra de pan en el destino para hacer un bocadillo.

Otra fórmula que es poco usual en países occidentales es acudir a un templo en el que se reparta comida de forma gratuita. Se trata de una práctica habitual en países del sudeste asiático.

Pero es conveniente recurrir a este sistema tan solo en casos extremos ya que estos alimentos están destinados a las personas con menos recursos del lugar y aunque la hospitalidad de los monjes no será denegada, resulta más ético dejar esta comida para quien lo necesita.

Bajar el precio de museos y monumentos

Uno de los sentidos de viajar es conocer sitios nuevos, en ocasiones una entrada para un museo o conjunto arqueológico es excesivamente cara, sobre todo en países europeos.

La mejor medida para combatir esta situación es buscar en internet en qué días son gratuitos estos tiques, aunque en este caso es conveniente llegar a primera hora y hacer la visita ya que una inmensa cantidad de turistas aprovecha esta oferta. Si se dispone de carnet joven, de prensa o de jubilado es imprescindible llevarlo. Con este documento se pueden obtener descuentos en hoteles, restaurantes y lugares culturales.

Es frecuente que cuando se viaja se traiga un recuerdo a los seres más queridos, y esta compra puede ser muy elevada si se realiza en lugares típicos y concurridos. Es mejor realizarla en zonas internas de las ciudades y en comercios de barrio donde un mismo producto puede reducir su precio en más de un 50%.

Un micro préstamo para disfrutar al máximo

Una de las mayores comodidades en un viaje es poder disfrutar completamente de todo lo que ofrece el destino sin necesidad de mirar el bolsillo continuamente, a veces la oportunidad llega en un momento determinado en el que no se dispone de dinero suficiente, aunque se tomen medidas de ahorro.

La mejor solución para estos casos es solicitar un micro préstamo que está formado por una cantidad muy baja de dinero, un plazo de devolución muy corto y unos intereses muy bajos. Hace años solicitar un producto de este tipo era todo un reto, pero con la llegada de internet la situación ha cambiado.

Hoy en día la red ofrece multitud de plataformas online en las que se puede obtener un dinero en pocos minutos y sin necesidad de realizar largos y agotadores trámites.

Aun así, siempre es conveniente valorar la seguridad de la aplicación y en este caso webs como CCLoan.es ofrecen todas las garantías, obteniendo el adelanto de forma muy sencilla tras registrarse y cumplimentar un formulario que sirve para comprobar y blindar toda la operación.

En caso de duda el equipo está a disposición del solicitante para lo que necesite, en poco tiempo se puede disponer de un dinero muy útil para disfrutar y regalar un viaje inolvidable que sirva para salir de la rutina y disfrutar plenamente de los días libres.

Los mejores destinos invernales

Suecia. Es uno de los mejores sitios para disfrutar de la Navidad y de la nieve. Un lugar muy remoto al que ir es Laponia, sobre todo si estás en busca del frio. Se trata de un viaje natural, ya que su cultura está totalmente acorde con el cuidado de la naturaleza.

Las actividades que te enseñarán los nativos de allí son, por ejemplo, la pesca en agujeros de hielo, los viajes en trineo, excursiones en búsqueda de alces, conocer la gente que habita en estas tierras y, si puedes, visitar la parte finlandesa, famosa porque allí vive Papá Noel.

Irlanda. Cuando hablamos de este país lo hacemos para referirnos a Dublín. ¿Por qué? Se trata de una ciudad fría donde la lluvia los visita todos los días del invierno y del año, prácticamente. Su gente es muy acogedora y capaz de hacerte sentir como en casa.

La capital irlandesa es muy famosa por brindar la oportunidad de disfrutar de una pinta en un pub, el más famoso de Dublín es Temple Bar, perfecto para disfrutar de la verdadera esencia de la ciudad. Pasear por allí es como sentirte en una película, porque podrás conocer el Trinity College, visitar la fábrica Guinness, cruzar el puente de O´Connell o contemplar el color verde de sus parques. 

Berlín. Alemania es un país frío y con mucha historia, por sus probabilidades de nevada es una excelente opción para visitar en invierno. En Navidad podrás encontrar los mercadillos navideños tan típicos de este país, además puedes disfrutar de una bebida tan típica como el Glühwein o buscar un lago helado y patinar sobre él. 

Amsterdam. Una de las ciudades más divertidas y más visitadas en Europa. Es verdad que en invierno es una ciudad helada, pero ver sus canales nevados es una auténtica maravilla.

En esta visita es necesario que observes con atención la manera en la que viven los holandeses, involúcrate en su cultura. Conoce algún coffee-shop para entrar en calor o disfruta de la ciudad con un paseo en bicicleta, es la mejor forma de conocerla. 

¿A quién no le gusta conocer otras culturas y ciudades? Viajar es un placer en cualquier época del año. Por eso te recomendamos estos destinos que son ideales para disfrutar en invierno, no olvides que puedes conseguir dinero rápido a través de los microcréditos de CCLoan.

Ventajas de un préstamo