Los tiempos cambian. La tecnología blockchain forma parte de nuestro día a día y también ha influido en nuestra forma de gestionar la economía.

El dinero físico parece un objeto del pasado. Actualmente hacemos transferencias, pagamos facturas y recibimos nuestra nómina a través de la banca online. También invertimos en mercados como la Bolsa utilizando nuestro ordenador o recurrimos a aplicaciones para crear planes de ahorro.

El inconveniente de este sistema económico y tecnológico es que nos genera dudas en torno a la seguridad y la privacidad. Para evitar contratiempos de este tipo se han creado sistemas de seguridad como la tecnología blockchain. Aquí te mostramos en qué consiste y el peso que tendrá en instituciones como la banca.

La tecnología blockchain tuvo un gran éxito desde el momento en que surgió. Se trata de uno de los avances en seguridad más demandados y su efectividad está contrastada.

Ha sido fundamental para que se desarrolle el mercado de las criptomonedas y actualmente se usa en diferentes ámbitos. Además, permite el almacenamiento de información sin que pueda ser alterada.

¿Qué es la tecnología Blockchain?

El término blockchain hace referencia a la expresión “cadena de bloques”. Se trata de un registro de información distribuido en diferentes nodos que quedan encriptados. Todos estos nodos forman una red, es como un gran libro de contabilidad digital.

Aunque parezca una tecnología nueva surgió hace doce años. Fue popularizada por las criptomonedas, que son monedas digitales que no tienen soporte físico y con las que se pueden realizar diferentes operaciones.

La aplicación del blockchain convirtió al mercado de las criptodivisas en un entorno seguro. Ahora se emplea en diferentes sectores.

¿Cómo funciona esta tecnología?

Para entender cómo funciona tienes que imaginar una cadena en la que cada eslabón, que en este caso se denomina bloque, guarda información sobre una transacción concreta. Ese bloque está relacionado con el anterior y con el siguiente por medio de un código que funciona como una huella digital.

Este sistema hace que se forme una estructura en la que cada bloque tiene información del anterior, y esta cadena se guarda formando un nodo dentro de una red gigante.

Cada bloque tiene un papel concreto en la cadena, y cuando se crea un nuevo registro, este es verificado por todos los nodos de la red. Si pasa esta prueba, se convierte en un bloque más de la cadena.

¿En qué puede ayudar el Blockchain a la banca española?

Nadie quiere perder el tren de la tecnología Blockchain y mucho menos la banca. Garantizar la seguridad le permite aumentar su cartera de clientes ahorrando recursos, porque el mantenimiento de este sistema tiene un coste muy bajo.

Un gran número de entidades quieren emplear esta tecnología para alcanzar objetivos como estos.

  1. Creación de un nuevo modelo de negocio
  2. Lanzamiento de un sistema de pagos directo
  3. Medidas de prevención de fraudes
  4. Facilidades para la creación de contratos

Creación de un nuevo modelo de negocio

Los negocios y las relaciones entre entidades no son como las de hace diez años. Los papeles han desaparecido y el sector empresarial trata de aportar soluciones digitales.

Este contexto ha provocado que surjan compañías como las Fintech, y su evolución obliga a estructuras como la banca a estar permanentemente actualizadas. Un banco que tiene un sistema de seguridad avanzado e infalible transmite una buena imagen y puede progresar en el sector.

Lanzamiento de un sistema de pagos directos

Actualmente puedes hacer una transferencia desde tu dispositivo móvil y el dinero llega al destinatario en un plazo máximo de 24 horas.

Estos avances aportan comodidad al usuario, pero la tecnología blockchain puede mejorarlos. Al utilizarla, los intermediarios desaparecerían y los traspasos de dinero serían menos costosos. Además, los pagos se harían en cuestión de segundos.

Medidas de prevención de fraudes

La mejor forma de afrontar un fraude es evitarlo. El blockchain mejora los sistemas de verificación de identidad, y los documentos presentados por las partes de una operación serían contrastados con todas las garantías.

Esta acción acabaría con las transacciones fraudulentas y daría tranquilidad a los operadores e inversores.

Toda la información que se guarda en un bloque de una cadena blockchain permanece encriptada y es imposible que se pueda ver afectada por los ataques de un hacker.

Esta tecnología también reduce al mínimo la posibilidad de que se produzcan errores humanos, por lo que tanto una cuenta bancaria como una transacción quedarían totalmente protegidas.

Facilidades para la creación de contratos

Los bancos funcionan como empresas y para crecer tienen que crear contratos y hacer contactos dentro del sector. La tecnología blockchain ha traído la figura del Smart contract, que es un acuerdo programado mediante un código que realiza un ordenador dentro de una cadena de bloques.

El contenido de este contrato es inalterable y no es necesaria la presencia de intermediarios para su creación, con lo cual aporta grandes ventajas para las empresas y el sector bancario.

Está comprobado que la tecnología blockchain funciona y se está integrando en el funcionamiento de un gran número de entidades. A finales del 2018 más de diez bancos europeos probaron este sistema e incluso uno de ellos autentificó documentos a través de él. Este avance es una realidad.