Rebajas de verano: ¿Cuándo empiezan y qué oportunidades tienes para disfrutarlas?

Además de sol, playa y vacaciones para algunos afortunados, el verano también ofrece oportunidades que afectan a tu economía y una de ellas son las rebajas.

Este periodo lo puedes aprovechar comprando ropa para estos meses de calor o incluso para el invierno, haciendo frente al frío con las prendas adecuadas, compradas de forma anticipada y a un precio inferior al que costarían si las adquieres en noviembre o diciembre.

Seguramente hayas oído hablar de las rebajas de verano, pero debes saber más sobre ellas y recibir algunos consejos sobre cómo aprovechar las oportunidades. No te pierdas en eternas colas de personas agolpadas a las puertas de los centros comerciales para comprar sus productos, aquí encontrarás información para aprovechar estos descuentos, aunque tu economía no atraviese su mejor momento.

Por lo general las rebajas de verano comienzan a finales de junio o a principios de julio, y terminan el 31 de agosto. Ahora te encuentras en este periodo, pero estas fechas varían dependiendo de la Comunidad Autónoma en la que vivas y la superficie en la que vayas a hacer tu compra, por eso lo primero que debes hacer es informarte.

¿Cómo puedo aprovechar las oportunidades de las rebajas?

Aunque las rebajas están vestidas de una gran campaña de marketing no dejan de ser un asunto económico y en estas cuestiones la organización es fundamental. También es conveniente mantener la cabeza fría y saber esperar, ya que los descuentos son más notables a medida que se acerca el final de agosto, pero además de esto, se pueden tomar otras medidas para disfrutar al máximo de las rebajas.

  1. Saber qué se necesita
  2. Revisar la ley y tus derechos
  3. Controlar que la rebaja se hace sobre el precio habitual
  4. Si fuera necesario, saber cómo hacer una reclamación

Una de las recomendaciones más habituales es elaborar una lista de los productos que se necesitan, de esta forma se evita caer en una de las trampas más habituales de los periodos de rebajas, que son las compras compulsivas. Adquirir un producto que luego no vas a utilizar o que le vas a dar un uso muy escaso supone una pérdida de dinero por muy rebajado que esté.

rebajas de veranoTambién es conveniente que revises toda la normativa, cada establecimiento inicia y termina las rebajas cuando lo considera oportuno y si no estás pendiente, esto puede perjudicarte. Además, no debes olvidar que los anuncios de cambios y devoluciones deben estar ubicados en lugares visibles.

Si no estás satisfecho con el servicio o crees que el establecimiento no ha cumplido, siempre tienes la opción de reclamar, por eso debes guardar el recibo de todo lo que compres, por si luego tienes que devolver un producto, y si ves que la situación es insostenible, puedes recurrir a las hojas de reclamaciones.

Es recomendable que te informes de los precios habituales de los productos que quieres comprar, algunos almacenes utilizan la técnica de subirlos de manera desproporcionada uno o dos días antes del periodo de rebajas para anunciar una bajada espectacular que realmente no se produce. Tú tomas la decisión final de la compra, pero es conveniente que lo tengas en cuenta.

Cuando vas a las rebajas debes evaluar tus verdaderas necesidades y saber esperar, existen periodos de segundas y hasta terceras rebajas en los que puedes encontrar descuentos espectaculares, pero corres el riesgo de que el producto que buscas se agote antes de la fecha.

¿Cómo puedo disfrutar de las rebajas si cuento con poco dinero?

A veces las oportunidades se presentan en momentos inoportunos, pero si tienes dificultades económicas y quieres disfrutar de las rebajas, puedes hacerlo con los préstamos online. Estos productos financieros consisten en un adelanto de dinero que se solicita a través de la red y tienen la ventaja de que llegan a tu cuenta en pocos minutos, y se conceden bajo unas condiciones muy interesantes.

Los minicréditos también son una opción muy valorada, tienen las mismas características que los préstamos online, con la diferencia de que están formados por cantidades más bajas, aunque puedes conseguir hasta 300 euros, una cifra nada despreciable para disfrutar de las rebajas.

Las rebajas son un periodo que espera cualquier consumidor, para aprovecharlas al máximo solo es necesario hacer una mínima planificación y recurrir a los creditos online en caso de necesitar un extra. Portales como CCLoan.es cuentan con una trayectoria internacional y tienen la capacidad de enviarte el dinero en tan solo 15 minutos.