Retenciones 2019 | Cómo Afecta Tanto Autónomos Como Trabajadores.

Para que el Estado pueda mantener sus estructuras básicas y los servicios públicos necesita contar con recursos que proceden principalmente de los impuestos.

Existen diferentes tipos, pero los tributos que aportan ingresos importantes son los que se aplican a las nóminas de los trabajadores por cuenta ajena y a las facturas de los autónomos.

Una de las medidas que se aplican son las retenciones que recaen sobre los ingresos del contribuyente que hace un pago anticipado de sus obligaciones.

Este adelanto es devuelto total o parcialmente en la declaración de la renta, un documento que sirve a la Agencia Tributaria para saber cuáles son los ingresos y a cuánto asciende el patrimonio del que dispone una persona física o jurídica durante un año fiscal.

Contenido

¿Qué es la tributación IRPF?

¿Cuáles son las retenciones del IRPF en 2019?

¿Quiénes son los consejeros y administradores de sociedades?

¿Como aplican las retenciones a trabajadores desplazados?

¿Cuál es la retención que aplica los autónomos?

¿Cuándo se tienen que ingresar estas retenciones?

¿Cuáles retenciones aplican sobre los alquileres

¿En qué momento se tienen que realizar estas retenciones?

¿Cómo se presentan las retenciones a la agencia tributaria?

¿Que son los impuestos sobre los derechos de imagen?

¿Que son impuestos de acciones y participaciones?

¿Qué es el derecho de suscripción preferente?

¿Cuáles son las retenciones para actividades agrícolas y ganaderas?

¿Cuál es el plazo para cumplir con las retenciones atrasadas?

cero interés

Las retenciones surgen con dos objetivos básicos, el primero es supervisar que el contribuyente cumple con todas sus obligaciones para que el Estado pueda garantizarse su propia financiación y adquiera una capacidad económica que permita su propio mantenimiento.

El otro fin es el de servir como instrumento para evitar el fraude fiscal.

¿Qué es la tributación IRPF?

El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) se aplica sobre las nóminas y facturas de todas las personas que residen en España.

Se trata de un tributo que va asociado a las ganancias, de esta forma cuantos mayores sean los ingresos del trabajador más dinero tendrá que tributar.

Aunque cada año se establecen nuevos valores la retención general que se aplica es del 15%, pero existen casos en los que se puede reducir al 7% como el de los autónomos que inician su actividad y que pueden aplicar esta reducción durante los dos años siguientes.

De este 7% también se pueden beneficiar los recaudadores municipales o mediadores de seguros que utilicen los servicios de auxiliares externos o delegados comerciales de la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado.

Un mercado que mueve unas cantidades de dinero muy elevadas, tanto en los grandes sorteos como en los juegos de azar que se realizan diaria y semanalmente.

¿Cuáles son las retenciones del IRPF en 2019?

Los porcentajes de retención que se aplican en cada año fiscal no suelen experimentar importantes variaciones y dependen de la situación personal del contribuyente, sus posesiones, cargas familiares o el tipo de actividad profesional que lleva a cabo.

No se aplica de la misma forma a los autónomos que a los asalariados de una empresa.

¿Quiénes son los consejeros y administradores de sociedades?

retenciones de impuestosLas personas que ejerzan esta actividad económica tendrán una retención básica del 19%, pero la naturaleza progresiva del IRPF indica que si las sociedades tienen un volumen de negocio superior a los 100.000 euros la retención ascenderá hasta el 35%.

El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas también se aplicará a las ganancias que obtengan los consejeros y administradores por realizar actividades como cursos, seminarios o conferencias a las que se aplicará un 15%.

Este porcentaje también se establecerá sobre obras literarias, artísticas o científicas. El 15% también se aplicará a modo de sanción por el atraso en los pagos de ejercicios anteriores.

¿Como aplican las retenciones a trabajadores desplazados?

Aquellas personas que tengan un régimen fiscal especial y que se hayan desplazado a una determinada zona española tendrán una retención fija del 24% de sus ingresos.

Pero si las ganancias de estos superan los 600.000 euros, este porcentaje aumentará de forma progresiva sobre la cifra correspondiente a los beneficios que obtengan.

cero interés

¿Cuál es la retención que aplica los autónomos?

La retención general aplicable a cualquier factura será del 15%, pero hay excepciones que se aplican según la actividad económica que lleven a cabo y que esté sujeta a un Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE) que no sea profesional y que se aplica sobre trabajadores que han decidido montar negocios como bares, talleres mecánicos o empresas de fontanería.

Este tipo de trabajadores pagará su IRPF de forma fraccionada una vez cada tres meses presentando en la Agencia Tributaria el modelo 130 que obliga a abonar un 20% de los beneficios trimestrales que se han obtenido.

Este porcentaje se viene aplicando durante varios ejercicios y aunque existen especulaciones sobre un posible cambio, en 2019 mantendrá su valor.

La información es un elemento clave en la presentación de cualquier tipo de documento que contenga el pago de las obligaciones a las que tiene que hacer frente un profesional.

Por este motivo cuando una persona se da de alta como autónomo en la Agencia Tributaria se le asigna el Impuesto de Actividades Económicas mediante un número que designa al epígrafe en el que desarrolla su profesión. Esta cifra además de servir para clasificar al autónomo se emplea para que sepa cuáles son sus obligaciones económicas.

Posibilidades de cambios

En ocasiones estos porcentajes son sometidos a cambios orquestados por la propia Agencia Tributaria. Generalmente estas variaciones son anuales, pero es recomendable consultar la web de la Agencia Estatal de Administración Tributaria para tener la seguridad de que se está cumpliendo de forma efectiva con las obligaciones fiscales.

¿Cuándo se tienen que ingresar estas retenciones?

Todos los empresarios tienen la obligación de presentar cada trimestre el IRPF correspondiente a sus ingresos, para ello existen dos modelos, el 111 que se aplica sobre las nóminas o las facturas y el 115 si las ganancias proceden del alquiler de algún bien inmueble.

También existe el modelo 130 que es al que se tienen que dirigir los autónomos que tengan un IAE que no sea profesional.

La Agencia Tributaria tiene fijadas cuatro fechas trimestrales para este 2019. La primera de ellas comienza el 20 de enero y finaliza el 20 de abril, la segunda desde este día hasta el 20 de julio y la siguiente hasta el 20 de octubre, que abre el periodo de la última de ellas que llega al 20 de enero del año siguiente.

¿Cuáles retenciones aplican sobre los alquileres?

El porcentaje de IRPF que se ha designado este año para aplicar sobre los beneficios del alquiler es del 19% en todo el territorio español salvo la excepción de Ceuta y Melilla.

En estos dos municipios se reduce hasta el 9,5% si el arrendador tiene allí su domicilio o está autorizado a aplicar las deducciones establecidas para el Impuesto sobre la Renta de las personas Físicas en estos territorios.

¿En qué momento se tienen que realizar estas retenciones?

La propia web de la Agencia Tributaria indica que los empresarios y profesionales tienen la obligación de abonar la retención cuando obtengan los ingresos procedentes de las rentas obtenidas por el arrendamiento o subarrendamiento de bienes inmuebles urbanos, aunque existen algunos casos que están exentos de retención.

El primero de ellos corresponde al arrendamiento de viviendas que las empresas ofrecen a sus propios empleados, también están exentos los arrendadores que reciban unas rentas inferiores a los 900 euros anuales, así como los rendimientos obtenidos de los contratos de arrendamiento financieros o las rentas que no estén sujetas al Impuesto de Sociedades.

Otra excepción se produce cuando la actividad del arrendador está clasificada en un epígrafe del IAE que le faculta para la actividad de arrendamiento o subarrendamiento de bienes inmuebles urbanos.

En estos casos se aplica el valor catastral sobre los inmuebles que se destinan a este fin para así establecer la cuota correspondiente al IAE, que no puede resultar cero.

¿Cómo se presentan las retenciones a la agencia tributaria?

Para presentar las retenciones correspondientes a cada mes y trimestre se tiene que utilizar el modelo 115 de la Agencia Tributaria, pero además de este documento, el propietario tiene la obligación de presentar un informe anual de las retenciones que ha practicado sobre las rentas obtenidas usando el modelo 180.

¿Que son los impuestos sobre los derechos de imagen?

La imagen es una representación visual de un objeto o persona que requiere una protección legal, para ello se ha establecido un derecho que permite a una persona proteger su propia imagen para evitar que se utilice de una forma indeseada.

El derecho de imagen está catalogado como un derecho fundamental reconocido en la propia Constitución, siendo uno de los más importantes del sistema jurídico.

Esta norma permite a una persona explotar su propia imagen de forma individual o permitiendo que otros individuos o publicaciones puedan hacerlo, al igual que también tiene la facultad de prohibir que se utilice.

El uso de la imagen puede aportar unos beneficios, especialmente si se emplea con fines comerciales. Esta situación provoca la intervención de la Agencia Tributaria, que exige que se abone un porcentaje de IRPF correspondiente a las ganancias obtenidas por el uso de la imagen y que para este 2019 es del 24%.

¿Que son impuestos de acciones y participaciones?

Las acciones y participaciones son dos operaciones de inversión en las que se busca obtener un beneficio que también estará regulado por la propia Agencia Tributaria. Las primeras se corresponden a la división del capital de una empresa entre un número determinado de accionistas.

Los accionistas tienen un voto que les otorga capacidad de decisión en aspectos inherentes a la empresa como el modelo o las estrategias de negocios que van a seguir.

La repartición de las acciones no tiene por qué ser equitativa y pueden venderse, de tal forma que una persona puede adquirir las acciones que considere. Cuantas más tenga, mayor influencia tendrá sobre las decisiones empresariales.

El beneficio de las acciones está directamente relacionado con las ganancias de la empresa influyendo en el valor de las mismas, aunque el propietario puede venderlas al precio que considere oportuno, sea mayor o menor al que tuvo que pagar por adquirirlas.

Las participaciones funcionan de la misma forma que las acciones, pero existe una diferencia clara entre ambas y es que estas no sirven para tener influencia sobre la actividad de la empresa, aunque el titular de las mismas se beneficia de una suma anual que recibirá independientemente de los resultados de la empresa y que además evita que su operación termine con pérdidas.

La compraventa de acciones y participaciones mueve todo un mercado en el que se producen importantes transacciones de dinero. Para este año la Agencia Tributaria ha determinado que los accionistas y participantes tienen que contribuir al Estado con un 19% de los beneficios que les generen estas operaciones.

¿Qué es el derecho de suscripción preferente?

Dentro del mercado de las acciones ha surgido un derecho que es el de suscripción preferente, esta norma permite a los antiguos accionistas de una sociedad adquirir acciones nuevas si la compañía decide realizar una ampliación de capital que tiene que estar sujeta al valor de sus propias acciones.

Hacienda ha determinado para este año que los beneficiarios de estas operaciones tienen que declarar el 19% de sus ganancias.

¿Cuáles son las retenciones para actividades agrícolas y ganaderas?

La agricultura y la ganadería son actividades muy importantes para la economía española debido a los recursos naturales de los que dispone el país, ambas actividades junto con las forestales tributan al 2%, mientras que las correspondientes al engorde del porcino y a la avicultura tributarán al 1%.

¿Cuál es el plazo para cumplir con las retenciones atrasadas?

En ocasiones cumplir con todos los plazos que establece la administración resulta complicado, sobre todo para las personas que no son profesionales de la gestión o la contabilidad.

Faltar a las obligaciones tributarias puede tener consecuencias importantes en forma de sanción, pero existen mecanismos que permiten cumplir dentro de un tiempo prudencial y así evitar la multa.

Generalmente entre los días 1 y 20 del mes siguiente al retraso de la declaración trimestral se pueden abonar las retenciones atrasadas, este plazo es aplicable a cualquiera de los trimestres que tiene establecidos la Agencia Tributaria.

Esta norma tiene una excepción que se aplica en las grandes empresas, concretamente en las compañías que en el ejercicio anterior tuvieron unos ingresos superiores a los 6 millones de euros.

Estas entidades tienen la obligación de tributar de forma mensual en lugar de trimestral y en caso de retraso también pueden cumplir con sus obligaciones entre los días 1 y 20 del mes siguiente.

cero interés