Secretos de la tarjeta de crédito | 3 excelentes tips para liquidar tu deuda

Todos tenemos o hemos tenido tarjeta de crédito en algún momento.

Este instrumento emitido por los bancos está vinculado a nuestra cuenta y se utiliza para pagar las compras que realicemos. La comodidad y la tranquilidad de poder pagar grandes cantidades son sus puntos fuertes.

Con la tarjeta no es necesario que lleves dinero en efectivo.

tarjeta de créditoPero su uso también tiene sus peligros.

La tarjeta de crédito te permite adquirir productos y servicios que tengan un valor superior al dinero que tenemos en nuestra cuenta. Esta cifra forma parte de los créditos bancarios que conceden las entidades al emitir las tarjetas.

Cuando utilizas una parte de ese crédito tienes que devolverla, de lo contrario generarás una deuda con el banco. Leyendo este artículo descubrirás 3 excelentes tips para liquidar tu deuda y evitar que tus finanzas queden seriamente dañadas.

Evitar la deuda es la primera medida que debes tomar y con la tarjeta de crédito tienes que estar muy pendiente.

El importe de tus pagos no se carga en tu cuenta hasta el mes siguiente, y a veces ocurre que utilizamos la tarjeta sin prestar atención y después llegan sorpresas desagradables.

Por eso, lo mejor es llevar un control y recordar las condiciones que pactaste con el banco cuando te concedieron la tarjeta.

¿Por qué genero esta deuda?

Las deudas de las tarjetas de crédito aparecen por dos motivos. El primero es por hacer un mal uso del crédito y no devolver la cantidad que has utilizado en el plazo de pago estipulado.

No es aconsejable pasar por esta situación porque entras en números rojos y el banco te reclamará la cifra que debes con sus intereses correspondientes.

Aunque no es muy común, también puede ocurrir que seas víctima de algún tipo de fraude, por eso debes prestar atención al momento de pago y comprar objetos de valor en establecimientos fiables. El objetivo es evitar que la banda magnética de la tarjeta sea copiada.

También es recomendable que al teclear el número secreto en el datáfono mires alrededor y te asegures de que nadie lo ve. Parece un consejo evidente, pero este tipo de fraude es muy común.

3 excelentes tips para acabar con tu deuda

Si tu tarjeta ha generado una deuda y crees que has sido víctima de algún tipo de fraude, debes ponerte en contacto con tu entidad bancaria y estudiar la solución que te puedan dar.

Pero si esta obligación de pago llega porque has hecho un mal uso del crédito, puedes utilizar estas técnicas para saldar tu deuda cuanto antes.

  1. Reducir el número de tarjetas
  2. Utilizar otra forma de pago
  3. Estudiar tus hábitos de consumo
  4. Eliminar tu obligación, recordando este trance
  1. Reducir el número de tarjetas

Tener una deuda es una preocupación y tener varias quita el sueño a cualquier persona. Existen casos de usuarios que tienen varias tarjetas. Si lo analizas fríamente, con una es suficiente, y tener más aumenta el riesgo de generar nuevas obligaciones de pago.

Cuando contraes una deuda debes concentrar toda tu energía en saldarla y evitar distracciones relacionadas con otros elementos que ponen en riesgo tu dinero.

  1. Utiliza otra forma de pago

La deuda de la tarjeta llega por utilizarla para pagar hasta exceder el crédito que tienes disponible. El objetivo es evitar caer de nuevo en este error, y si tienes que hacer un desembolso lo mejor es que acudas a un cajero, consultes el extracto de tu cuenta y pagues en efectivo.

También puedes recurrir a las tarjetas de débito que van asociadas a tu cuenta, pero cuando la compra supera la cantidad que tienes en tu depósito, la tarjeta indica que no hay fondos.

  1. Estudia tus hábitos de consumo

Para saldar una deuda tienes que tener dinero, y la clave no siempre está en aumentar tus ingresos. Reducir los gastos y destinar esas cantidades al pago de la deuda puede hacer que acabes con ella antes de lo esperado.

Para eliminar gastos tienes que consultar un extracto de tu tarjeta y ver cuáles son prescindibles, puede que pagues por una suscripción o algún servicio que no necesitas. Elimínalos, acaba con tu obligación y utiliza tu dinero para bienes que realmente te aportan una satisfacción personal o económica.

  1. Elimina tu obligación y recuerda este trance

Si sigues los pasos anteriores, tarde o temprano saldarás tu deuda y tendrás mayor libertad financiera.

Cuando estás en apuros puedes hablar con tu banco para pedir una prórroga o en última instancia pedir un préstamo, aunque solo debes recurrir a él si se trata de una emergencia, no hay que olvidar que el préstamo tienes que devolverlo.

Una vez que haya pasado toda la tormenta debes recordar lo que te costó acabar con tu deuda y pensar dos veces antes de utilizar la tarjeta de crédito. No tienes por qué dejar de utilizarla, con llevar un control es suficiente.

Crea tu propio perfil financiero

Cada persona tiene unas obligaciones distintas y gestiona sus finanzas de forma diferente. Puede que la tarjeta de crédito no sea el instrumento más adecuado para ti.

Esto no quiere decir que renuncies a ella si te sientes cómodo al utilizarla, pero existen otras opciones que alejan el riesgo de tus pagos.

Hoy en día cualquier persona tiene que tener una cuenta bancaria.

Generalmente estos depósitos llevan asociados una tarjeta.

Puedes escoger una de débito, que además de utilizar únicamente el saldo que tienes en tu cuenta, refleja los cargos en el momento en el que se realizan, si usas la aplicación de tu banco aparecerán en la pantalla de tu teléfono de forma instantánea.

La utilidad de este tipo de tarjetas es que te permiten llevar un control de tus gastos.

Una tarjeta de crédito debe ser oficial

Para que una tarjeta sea válida tiene que ser emitida por una entidad bancaria. Existe un instrumento llamado generador de tarjetas de crédito que utilizan los bancos para hacer pruebas.

El riesgo es que cualquier usuario puede acceder a uno y crear un número que sería válido en una entidad, pero si la tarjeta no está reforzada por un préstamo por interés a largo plazo ni está respaldada por un banco, no será válida.

Meta descripción: Las deudas de la tarjeta de crédito aparecen cuando menos lo esperas, puedes eliminarlas cambiando algunos hábitos y pagando de otra forma.