Trabajos desde casa: Ahorra a pesar del gasto

El teletrabajo es una opción a la que recurren muchos autónomos en España. Es probable que tu empresa te haya ofrecido esta forma de trabajo o que alguna vez te hayas planteado llevar a cabo tu actividad profesional de esta manera aparentemente ventajosa, que también tiene sus inconvenientes.

Cualquier oficina genera una serie de gastos que se trasladan a tu vivienda si se convierte en tu lugar de trabajo. Si estás pasando por esta situación, tienes algún conocido que haga sus trabajos desde casa o te estás planteando recurrir al teletrabajo y quieres conocer las distintas formas de ahorrar, lee este artículo donde también descubrirás cómo obtener un dinero rápido que te sirva para solventar una emergencia y te aporte el apoyo que necesitas para comenzar tu estrategia de ahorro.

La rentabilidad es el objetivo final de cualquier trabajo, por eso es importante cuidar los gastos que se trabajos desde casatienen trabajando desde casa. La primera medida que debes tomar para establecer este control es analizar los pagos mensuales a los que tienes que hacer frente y los ingresos con los que cuentas, de esta forma sabrás en qué se gasta dinero. Además, si eres autónomo este sistema favorecerá la creación de un plan para hacer inversiones que te aporten beneficios profesionales y económicos.

¿Cómo controlo los gastos que generan los trabajos desde casa?

Los gastos que generan los trabajos desde casa varían en función de la actividad profesional que realices. Suponiendo que tan solo necesites un ordenador y una mesa de trabajo con los materiales básicos, tendrás que asumir dos gastos principales, en primer lugar notarás que tu factura de luz aumenta, tienes que tener en cuenta que la energía eléctrica que consumirías en una oficina ahora la gastas en tu domicilio.

El otro gasto al que tienes que hacer frente es al de la tarifa de internet. Realizar trabajos desde casa sin utilizar la red es completamente inviable. Es probable que esta obligación no la notes porque las compañías lanzan importantes ofertas de tarifa plana y la gran mayoría de las personas tienen internet en sus casas, pero puede suceder que necesites más megas y que tu velocidad de conexión sea más rápida, y todo esto tendrás que pagarlo al contratar un mejor servicio.

Para controlar esta situación es imprescindible que tomes dos medidas, la primera de ellas es crear un horario fijo similar a la jornada laboral que tenías cuando trabajabas en tu oficina, de esta forma sabrás en qué momentos del día consumes más energía eléctrica y además podrás conciliar tu vida personal y profesional.

Otra medida de ahorro es cambiar tu casa por otros entornos laborales como bibliotecas o espacios coworking donde podrás tener contacto con profesionales de tu sector y te vendrán bien para que tu mente pueda despejarse y no se vea atrapada en el mismo entorno. La mayoría de estos espacios exigen el pago de unas tarifas por su uso, pero su popularidad ha provocado que el precio de estas haya descendido y puedes escoger un plan en el que solo pagues por las horas en que lo utilices.

¿Es necesario invertir para hacer trabajos desde casa?

trabajos desde casa

Trabajando desde casa puedes ganar un sueldo muy competitivo, pero para ello tienes que organizarte muy bien el tiempo y diversificar tu actividad profesional ofreciendo tus servicios a varios clientes. Una opción muy interesante son las plataformas digitales de empleo, estos portales conectan a empleadores y empleados, pero para formar parte de ellos es probable que tengas que abonar una cuota que normalmente es muy baja y superar una prueba.

¿Cómo ahorro para el futuro si trabajo desde casa?

Si tu actividad profesional se basa en hacer trabajos desde casa lo más recomendable es que pienses en el futuro y comiences a ahorrar para la jubilación, aunque sean pequeñas cantidades. Ten en cuenta que es probable que tengas meses muy buenos cargados de ganancias y otros en los que llegarás con el dinero justo, por eso es importante que seas responsable con tu dinero.

¿Qué hago si trabajar desde casa no resulta rentable?

Los imprevistos siempre llegan en los peores momentos y si trabajas en casa, cualquier gasto extra de tu vivienda será más notable. Esta situación puede ser más complicada si en lugar de trabajar para una empresa fija eres autónomo y no cuentas con suficientes clientes, pero el mercado financiero te ofrece una solución.

Si necesitas un dinero urgente que reflote tu actividad profesional puedes recurrir a los préstamos personales si necesitas cantidades que oscilen entre los 300 y los 1.000 euros, a los créditos a corto plazo o a los micro créditos si necesitas una cuantía más baja. En cualquier caso, lo mejor es que recurras a una plataforma digital, estos portales realizan la orden de ingreso en poco tiempo y con unas condiciones muy interesantes. Esta opción es muy útil para situaciones urgentes. Una vez que reconstruyas tus finanzas lo más recomendable es que te hagas un plan específico para empezar a ahorrar, buscando la rentabilidad con tus trabajos desde casa y encontrando el equilibrio entre la vida personal y la profesional.

cero interés