Tu relación y tus finanzas se podrían ver afectadas!

relación y finanzasPara bien o para mal el dinero ocupa un espacio muy importante en la vida de cualquier persona.

Tener unas finanzas particulares y profesionales saneadas es una tarea que puede ser muy dura.

A veces es inevitable que la economía entre en el terreno personal.

Sobre todo si tu pareja tiene deudas.

Una situación que puede provocar malestar o desencuentros que repercutan en la relación.

Si tu pareja atraviesa un momento económico complicado o tienes familiares o conocidos que se ven en esta situación.

Lee este artículo donde encontrarás toda la información sobre las precauciones que debes tomar para evitar que el terreno financiero se entrometa en tu vida personal.

Sobre todo qué medidas debes tomar para ayudar a tu pareja a superar este bache y mejorar vuestra relación.

Si ves que las deudas de tu pareja están afectando a vuestro día a día y generan frustración entre las dos partes.

Lo mejor que podéis hacer es hablar de la situación, y tras esta primera conversación tener una segunda con papel y lápiz para aclarar las cuentas.

Si tu posición económica es buena puedes ayudar positivamente con tu experiencia y opiniones, además de proporcionar el apoyo emocional que se necesita para salir de un momento duro.deudas de pareja

¿Cómo evito que las deudas de mi pareja afecten a mi relación?

Actualmente todo está analizado y contabilizado y existen estudios que indican cuál es la mejor forma de tratar los temas financieros con tu pareja.

Para ayudar a solucionar las deudas que pueda tener y sobre todo evitar que esta cuestión afecte al terreno personal, y existen diferentes técnicas.

  1. Escoger el mejor momento para hablar de dinero
  2. Crear un plan para evitar que las obligaciones se acumulen
  3. Tomar decisiones conjuntas
  4. Mostrar apoyo e implicación
  5. Dar al dinero solo el tiempo que necesita

Ser conscientes de que es un tema que genera tensión

Es imposible ayudar a tu pareja a salir de un bache económico sin comunicar ni manifestar el problema.

Las finanzas generan tensión, por eso es conveniente hablar del tema en un momento en el que ambos estéis relajados para que se utilicen las palabras adecuadas y en el tono correcto.

Así evitar que una conversación destinada a encontrar una solución se convierta en una discusión entre dos partes.

Parar las pérdidas

El gran peligro de las deudas está en que se acumulan con mucha facilidad y si no se cumple con una obligación, estas se vuelven más grandes creando una suma que no deja de aumentar y que resulta difícil de gestionar.

Partir de cero es el primer paso para recuperarse y crecer, y toda estrategia debe comenzar por reducir las pérdidas.

Llegar a un acuerdo en los pasos que se van a dar

Esta medida es fundamental si se decide crear una estrategia conjunta para mejorar la situación económica de tu pareja.

El dinero es un bien personal y si decides implicarte no debes olvidar que el capital pertenece a otra persona y aunque actúes con buena intención la otra parte tiene que estar de acuerdo.

Todo esto hace que las decisiones de gastos e inversión destinadas a mejorar su situación económica se deban tomar de forma conjunta.

Intenta que tu pareja te vea como un aliado

La relación entre la economía y la faceta emocional y personal es tan estrecha que es imposible no sentirse más tocado en momentos en los que las deudas aprietan.

El hecho de que tu pareja se sienta apoyada y note que compartes su situación le ayudará a afrontar este reto de mejor manera, una circunstancia que puede mejorar vuestra relación.

Todo tiene su lugar

Este factor es al que más atención tienes que prestar si no quieres que la economía afecte a tu relación de pareja.

Es necesario tener la conversación sobre el dinero, pero esta charla debe tener su propio tiempo y una vez que se tomen las decisiones para superar la situación.

El tema económico debe quedar apartado para centrarte en otros aspectos que mejoren y fortalezcan tu relación.

¿Cómo puedo ayudar a mi pareja a saldar sus deudas?

Cuando se plantea esta cuestión siempre se apunta a que el préstamo es la solución más efectiva e inmediata.

Aunque es cierto que sirve para salir de un momento de emergencia extrema, a la larga puede perjudicar a ambas partes.

En este sentido, es recomendable ayudar a que la otra parte reduzca sus deudas y gestione su economía de forma efectiva sin necesidad de contraer una obligación de pago que se introduce en el terreno personal.

Además de reunirte con tu pareja y utilizar lápiz y papel para aclarar todo y comenzar una estrategia.

Puedes emplear algunos trucos para que se restablezcan las finanzas y sea más llevadero alcanzar el éxito.

También puedes esta medida muy efectiva

Aclarar dónde está el dinero que se tiene en efectivo y en una cuenta bancaria, sabiendo esto se sabrá con qué cantidad se cuenta y este es el mejor punto de partida.

También puedes mostrarle herramientas para organizar mejor su economía como el uso de plantillas Excel y evitar que utilice instrumentos como las tarjetas de crédito que pueden provocar un agujero financiero.

Otra opción es ayudar a decidir y priorizar, existen gastos que no queda más remedio que abonar, algunos incluso pueden proporcionar beneficios a medio o largo plazo, pero otros son prescindibles y se pueden eliminar.

Tomar decisiones correctas es fundamental para tener unas buenas finanzas.

Es innegable que el dinero forma parte de la vida de las personas y que los temas financieros pueden dañar las relaciones personales.

Aunque no tiene por qué acabar con ellas, tan solo es necesario dar el lugar adecuado al terreno económico y aportar tus conocimientos y experiencias a tus seres más queridos.

Para evitar que se vean ahogados por sus deudas. La solución puede ser más sencilla de lo que parece.