10 consejos para levantar a tu familia con un solo ingreso

un solo ingresoMantener a una familia no es una tarea sencilla.

Para llegar a fin de mes sin dificultades y que todos los integrantes vean sus necesidades cubiertas, hay que tener una organización económica perfecta. Sobre todo cuando los ingresos solo llegan a través de una persona.

Es probable que si eres el único miembro que aporta dinero al hogar, o conoces a alguien en una situación similar, sientas agobio ante la responsabilidad de llegar a fin de mes sin que a nadie le falte nada.

Esto puede parecer imposible, pero se puede lograr siguiendo 10 consejos para levantar a tu familia con un solo ingreso para tener cierto desahogo económico.

Una familia es un grupo de personas que están unidas por un parentesco. Existen diferentes tipos y cada una de ellas tiene sus propios objetivos y necesidades, con lo cual no se puede establecer un ingreso determinado que sirva para todas.

10 consejos para levantar a tu familia con un solo ingreso

Cuando tienes la responsabilidad de cubrir las necesidades de tu familia con tu sueldo debes tomar ciertas precauciones, actuar con la cabeza fría, tener un control total de tu economía y planificar a medio o largo plazo.

Esta base también te servirá para tener tranquilidad, pero existen medidas que logran que el dinero cubra todos los gastos.

  1. Elabora un presupuesto
  2. No gastes en lo que no necesitas
  3. Intenta conseguir un ingreso extra
  4. Utiliza cupones de descuento
  5. Trata de ser más autosuficiente
  6. Haz compras conscientes
  7. Visualiza cómo estarás dentro de unos meses
  8. Educa a tus hijos para que usen la inteligencia financiera
  9. Piensa dos veces antes de invertir
  10. Ten fija la meta del ahorro

01. Elabora un presupuesto

El primer paso es pararte a pensar en cuánto dinero necesitas para cubrir todas las necesidades mensuales.

Para ello debes identificar cuáles son los gastos principales y elaborar un plan en el que distribuyas tus ingresos para llegar a todo. Este paso es fundamental, sobre todo si tienes una familia extensa en la que cada miembro genera unos gastos.

02. No gastes en lo que no necesitas

En este tipo de situaciones es fundamental evitar las fugas de dinero.

Este paso es un complemento del anterior, cuando hagas el presupuesto debes identificar qué gastos son prescindibles y eliminarlos, de esta forma podrás sacarle todo el rendimiento a cada euro que tengas en tus cuentas.

03. Intenta conseguir un dinero extra, de lo contrario un solo ingreso agregará más dificultad

El dinero es un bien que nunca sobra. Si tienes unos ingresos estables puedes organizarte para llegar a todos los gastos.

Pero siempre es positivo tener algo más para afrontar pagos inesperados, sobre todo si tienes una familia monoparental o eres el único miembro de la pareja que trabaja. Dos sueldos siempre son mejor que uno.

04. Utiliza cupones de descuento

Retener el dinero también es una ganancia. Aprovecha la oportunidad de adquirir un bien o un servicio por una cifra inferior a la de su coste habitual.

Utilizar los cupones de descuentos que sacan algunos establecimientos o superficies provoca que tengas más dinero en tu cuenta, y todo suma.

Tan solo tienes que hacer un seguimiento, una buena idea es estar pendiente de las redes sociales de los lugares en los que compras habitualmente.

05. Trata de ser más autosuficiente

Si tu familia depende de tus ingresos, debes tener el control sobre ellos y tratar de generar más ganancias.

Hay que tener en cuenta que los momentos de crisis pueden llegar, pero tienes que intentar ser autosuficiente y evitar recurrir a préstamos que te pueda hacer tu padre, madre o alguna entidad financiera.

Esto te lleva a la deuda, una situación que siempre debes evitar.

06. Haz compras conscientes

Cuando una familia depende de un solo ingreso hay que evitar los caprichos o los gastos descontrolados.

Las compras que realices tienen que cubrir las necesidades básicas y si tu planificación te lo permite puedes invertir en ocio. Además, es bueno que cada cierto tiempo recibas una recompensa por tu esfuerzo.

07. Visualiza cómo estarás dentro de unos meses

Una buena planificación obliga a mirar al futuro. Cada cierto tiempo debes preguntarte si tu estrategia seguirá dando resultados durante los próximos meses.

No debes olvidar que la mayoría de gastos seguirán activos. Analiza cómo estás gestionando tu economía, y si ves que en un tiempo puedes tener problemas, haz algunos ajustes.

08. Educa a tus hijos para que usen la inteligencia financiera

La colaboración de todos los miembros de tu familia es fundamental para llegar a fin de mes y que no tengas que cargar con una responsabilidad que desgasta a la larga.

Si tu pareja o tus hijos son conscientes de la situación y gestionan el dinero de forma efectiva, tendrás una preocupación menos y los gastos descenderán. Además, esta enseñanza es muy útil de cara al futuro.

09. Piensa dos veces antes de invertir

Las inversiones son una forma de conseguir un dinero extra, pero no debes olvidar que tienen sus riesgos. El mercado actual ofrece una gran variedad de opciones y debes escoger la más adecuada para tu situación en el momento preciso.

Si tienes dudas es mejor que conserves el dinero, o si puedes permitirtelo, acude a un asesor que te oriente. Si las ganancias son superiores al pago por sus servicios y a la inversión, estarás ganando.

10. Cuando existe un solo ingreso debes tener fija una meta del ahorro

El ahorro es la señal de que una economía está saneada.

Si tu familia depende de tus ingresos debes guardar una cantidad que te sirva para salvar cualquier imprevisto y que puedas utilizar de forma consciente para darte ese capricho que siempre has querido. Si tu familia es un grupo cohesionado funcionará mejor.

Cuando se cuenta con un solo ingreso en el hogar es conveniente que los miembros conozcan la situación, y si todo va bien, el ahorro recompensará a la larga a cada uno de los tuyos.

Aplicando estos consejos y siendo constante.

Es cierto que no es sencillo y habrá momentos duros, pero si distribuyes bien tu dinero puedes llegar a todo.

Actualmente tienes la oportunidad de aprovecharte del avance de internet y recurrir a aplicaciones o herramientas digitales que te ayuden a organizar tu economía.

Gestionar adecuadamente todos los gastos familiares parece una utopía, pero si tienes el control de tus finanzas ya has recorrido gran parte del camino.

Con la mentalidad adecuada y el apoyo de tu familia, es posible llevar el nivel de vida al que aspiras, y si quieres obtener más ingresos, siempre puedes formarte y valorar las posibilidades que te ofrece el mercado.