Nuestro día a día a cambiado y debemos tener una cuarentena productiva. Estamos acostumbrados a levantarnos, prepararnos y coger un transporte o andar hasta llegar al trabajo. Otras personas hacen lo mismo, solo que después de comer o cenar para hacer su turno de tarde o noche.

El parón decretado por el coronavirus ha cambiado una rutina que parecía que solo se podía alterar en vacaciones.

En estos momentos es probable que trabajes desde casa o que conozcas a alguien que ha tenido que adaptarse al teletrabajo.

Esta situación es nueva para muchas personas y no es igual ejercer tu actividad profesional en tu domicilio que en tu oficina. Aquí te dejamos unos consejos para pasar una cuarentena productiva, ser eficiente en tu trabajo y no dejar que se coma tu tiempo.

Trabajar desde casa te obliga a seguir unas pautas. El objetivo es evitar que tu mente se relaje más de la cuenta, no cumplas tus funciones y tengas que estar más horas delante del ordenador. Para pasar una cuarentena productiva hay que concienciarse.

¿Qué tengo que hacer para pasar una cuarentena productiva?

Esta es la pregunta que surge al tercer o cuarto día de trabajo desde casa. Es normal que la falta de costumbre haga que no rindas de la forma que te gustaría, o del modo en que lo haces cuando estás en tu oficina, pero pasar una cuarentena productiva es posible. Estos son nuestros consejos.

  1. Cumple con tu horario habitual
  2. Vístete de forma adecuada
  3. Trabaja siempre en el mismo sitio
  4. Organiza tu día
  5. Haz el descanso justo y necesario
  6. Céntrate como si tu jefe estuviera al lado
  7. Haz entender al resto de personas que trabajas

1.      Cumple con tu horario habitual

La desorganización provoca que no lleves una cuarentena productiva. Para conseguirlo cíñete al horario que tienes habitualmente. Hazte a la idea de que esas horas de trabajo son las mismas que antes del parón.

La única licencia que te puedes conceder es dormir algo más porque no tienes que perder tiempo en desplazarte hasta tu puesto. Piensa que si te lo tomas con una calma excesiva estarás trabajando más horas de lo normal.

2.      Vístete de forma adecuada

No es necesario que te vistas como si fueras al mejor de los eventos para llevar una cuarentena productiva, pero tampoco debes trabajar en pijama. Ponte ropa con la que te sientas cómodo, pero que no incite a un gran descanso. Este punto es importante para que tu mente se centre en el trabajo.

3.      Trabaja siempre en el mismo sitio

Crea tu oficina dentro de casa. Escoge un lugar en el que estés bien y tengas una mesa, una silla y las menores distracciones posibles.

Es importante que trabajes siempre en este sitio, que lo asocies a tu actividad profesional. Conectarte cada día desde un lugar distinto hará que pierdas tiempo y te disperses.

4.      Organiza tu día

Hazte una lista de todos los encargos que tienes que ejecutar ese día. Si tienes una agenda en la que anotas todo lo que tienes que hacer, continúa utilizándola ahora.

Seguir un plan concreto hará que tengas una cuarentena productiva y evitará que pienses en otras cosas.

5.      Haz el descanso justo y necesario

Es necesario que te des descansos cada cierto tiempo para despejar tu mente. El problema aparece cuando no estás acostumbrado a hacer tu trabajo en casa e inconscientemente los descansos se alargan o se producen con mucha frecuencia.

Trata de controlar este aspecto para tener una cuarentena productiva y evitar que el tiempo se vaya sin que avances en tu labor.

6.      Céntrate como si tu jefe estuviera al lado

Seguro que alguna vez te has sentido presionado al trabajar con tu jefe al lado y observándote, sobre todo si esta situación se produce en tus primeros días. Si trabajas en casa no tienes porqué sentir la misma presión, pero debes centrarte y evitar perderte en pensamientos y objetos que te dispersen.

La mente actúa de una forma muy caprichosa y seguramente no repares en estas cosas durante tu día a día, pero cuando llegue el momento de que tengas alguna obligación pendiente, serás consciente del tiempo perdido.

7.      Haz entender al resto de personas que trabajas

Aunque el teletrabajo está cada vez más asentado, todavía hay personas que creen que trabajar en casa no es trabajar. También puede ocurrir que tus hijos o los familiares que viven en tu casa quieran disfrutar de este tiempo contigo y se conviertan en una distracción. Explícales que es imprescindible que permanezcas ese tiempo delante del ordenador y que es tu obligación.

Habla con tu entorno y diles que dispones de más momentos para disfrutar de ellos. Con este parón no pierdes tiempo en desplazarte al trabajo ni al ir ni al volver.

Explica esto también a las personas que no viven contigo, pero que quieren aprovechar este tiempo para hacer una videollamada o enviarte un WhatsApp. Para tener una cuarentena productiva es necesario que estés centrado mientras trabajas.

Palabras finales

Si tu rutina diaria se basaba en trabajar desde una oficina, ahora tienes que cambiar tu mentalidad. El primer paso para tener una cuarentena productiva es mentalizarte.

Luego puedes aplicar estos siete consejos y aprovechar al máximo las horas que dedicas a tu actividad profesional. Míralo por el lado positivo, el trabajo hará que desconectes de las informaciones sobre el coronavirus.