El verano de un autónomo | mezclar vacaciones y trabajo | CCLoan

En España casi 4 millones de personas realizan su actividad profesional por cuenta propia, si no eres autónomo seguramente conozcas a alguno. La gran mayoría de los trabajadores que están dados de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) coinciden en que es una modalidad que tiene sus ventajas, pero que también está cargada de grandes inconvenientes.

Si el proyecto o la empresa que se ha fundado no dan los resultados esperados, pueden convertirse en un problema importante, por eso si estás pensado en darte de alta en esta forma de trabajo o quieres saber más sobre los autónomos, lee este artículo donde descubrirás las obligaciones que tienen este tipo de trabajadores, los aspectos más positivos y las dificultades a las que se tienen que enfrentar.

Contenido

¿Qué hay que hacer para ser autónomo?

¿Cuáles son las ventajas y los inconvenientes de ser autónomo?

¿Cómo es el verano de un autónomo?

cero interés

Los trabajadores por cuenta propia realizan su actividad profesional de forma independiente abonando cada mes la cuota de autónomo a la Seguridad Social. Estos emprendedores tienen que buscar sus propios clientes y entregarles una factura que refleje el dinero que han recibido por su trabajo acompañado de dos impuestos, el IVA y el IRPF. Los autónomos también pueden crear sus propias empresas y generar empleo.

¿Qué hay que hacer para ser autónomo?

Si quieres ser autónomo te tienes que dar de alta en tres organismos. El primero de ellos es Hacienda, el segundo la Seguridad Social y finalmente está el Impuesto de Actividades Económicas (IAE), que se trata del epígrafe correspondiente a la actividad profesional a la que te dediques y que es designado por la Agencia Tributaria.

verano de un autónomoLas tarifas mensuales que hay que abonar varían según la antigüedad del autónomo y cambian cada cierto tiempo en función de las decisiones del gobierno. Si te das de alta por primera vez, solo tendrás que abonar 60 euros durante 12 meses a los que hay que añadir un extra de 7 euros que sirven para tener una prestación por desempleo.

La cuantía de la tarifa plana aumenta con el paso de los meses abriendo un segundo periodo que va desde los 12 a los 18, donde habría que abonar una cuota mensual de 141,65 euros. El siguiente y último periodo se abre entre los 18 y los 24 meses y la cuota final es de 198,31 euros mensuales.

Estas tarifas se aplican a las personas físicas que se han dado de alta, y aunque los primeros meses de actividad son más bajas, abrir un negocio o comenzar una nueva actividad profesional puede ser complicado, por eso la administración establece una serie de ayudas que determinan los ejecutivos de las diferentes comunidades autónomas.

Estas medidas tienen el objetivo de fomentar la creación de empleo. En algunas regiones como Extremadura el impulso consiste en entregar una subvención de 7.000 euros, en otras comunidades como Madrid se establece una tarifa plana de 50 euros al mes durante 24 meses y está destinada a los menores de 30 años. Si te vas a dar de alta y necesitas un extra para empezar, lo mejor es que te informes en el Servicio de Empleo de tu comunidad.

¿Cuáles son las ventajas y los inconvenientes de ser autónomo?

Ser autónomo les permite a muchos trabajadores ejercer la actividad que siempre han querido y cobrar una remuneración que sería muy difícil de obtener trabajando por cuenta propia. Pero además de esto, también existen otros aspectos positivos.

  • Puedes organizarte tu tiempo
  • Tienes la oportunidad de ganar más dinero
  • Tomas las decisiones de tu vida profesional
  • Te conviertes en tu propio jefe

Aunque tiene sus ventajas, ser autónomo no es un camino de rosas y estos trabajadores se enfrentan a una serie de retos que generan tensión e incertidumbre sobre sus ingresos y su estabilidad laboral. Los aspectos negativos de trabajar por cuenta propia son:

  • El peligro de mezclar la vida personal y la profesional
  • La dificultad de encontrar buenos pagadores
  • El objetivo de obtener ingresos que permitan pagar las cuotas
  • La meta de llegar a acuerdos con los clientes

¿Cómo es el verano de un autónomo?

El verano es una etapa controvertida para los trabajadores por cuenta propia. Sus vacaciones dependen de la estabilidad laboral que hayan conseguido y si los ingresos no son los esperados es probable que tengan que renunciar a ellas. Una de las situaciones más habituales para el autónomo es pasar el verano pegado a su teléfono móvil confirmando que no hay ninguna emergencia o asunto pendiente que resolver con alguno de sus clientes.

Otra situación muy habitual para estos trabajadores es que durante los días y semanas anteriores y posteriores a sus vacaciones tienen que aumentar su actividad para satisfacer las necesidades que tendrán sus clientes cuando esté disfrutando de su periodo vacacional.

La planificación es uno de los aspectos más importantes del autónomo y como todo trabajador necesita su tiempo de descanso, por este motivo uno de los mayores retos es encontrar pagadores estables que permitan organizar el tiempo para disfrutar de las vacaciones y atravesar esta etapa sin que haya problemas para cumplir con las obligaciones fiscales y profesionales.

Meta descripción: Muchos autónomos se ven obligados a combinar trabajo y vacaciones durante el verano para satisfacer tanto sus necesidades como las de sus clientes.

cero interés