actualidad

¿Cómo funcionan los créditos online?

Los créditos online constituyen una forma de obtener préstamos rápidos de un banco o cualquier otra entidad financiera; suelen ser ideales para adquirir dinero bajo ciertas condiciones sin moverse de la oficina o casa. 

No obstante, se trata de un avance de dinero que representa una obligación registrada mediante contrato y cuyo funcionamiento conocerás a lo largo de la lectura de este post.

¿Qué son los créditos online?

Tal como su nombre indica, se trata de un préstamo rápido cuya gestión se realiza completamente en línea; aprovechando la plataforma digital de la entidad financiera y donde el dinero es depositado directamente en la cuenta del prestatario por parte del prestamista.

Este tipo de créditos son otorgados sin necesidad de presentar muchos  documentos y en plazos breves, con la posibilidad de domiciliarlos a una entidad diferente o aperturar una cuenta online sin comisiones, siendo ejemplo de ello las ofrecidas en el BBVA.

Solo debes ingresar a la plataforma del banco que sea de tu interés y llenar los datos solicitados, como es el caso de tu identificación personal, la cantidad de dinero que necesitas, finalidad, forma de pago, condiciones y otros elementos; todo validado esto es mediante un SMS y solo es preciso que esperes su confirmación en un lapso breve de tiempo.

Adicionalmente, muchas entidades disponen de un simulador de préstamo para que tengas una idea de los intereses que se generan bajo determinada cantidad de dinero y el importe mensual que deberás cancelar vía online.

Funcionamiento de los créditos online

Es muy sencillo solicitar un crédito online, no hay necesidad de abrir una cuenta en el banco donde lo requieras, solo te pedirán la documentación imprescindible según el caso.

Posteriormente, se analizará tu solicitud en función de los recaudos presentados y emitirá su respuesta. En caso de que sea conveniente para ti, tendrás la posibilidad de contratarlo o no.

No obstante, debes saber que otra de las interesantes alternativas para adquirir este tipo de créditos online es mediante una tarjeta de crédito que poseas con dicha entidad financiera; lo cual facilita que puedas adquirir todo lo que necesitas al momento y programar su pago mediante cómodas cuotas a las que se suman intereses.

En pocas palabras, si te interesa disfrutar de un crédito online solo debes buscar la web de la entidad financiera donde quieras solicitarlo, seguir las instrucciones de su página para este tipo de transacción y luego de que te sea aprobado; siempre y cuando lo aceptes, recibirás el dinero forma automática en la cuenta.

Las condiciones asociadas a tu crédito online dependen de la cantidad que solicites y el tiempo que determines para su pago; en cuyo caso el prestamista luego de analizar todo lo implicado en este servicio a distancia y tomando en consideración los requisitos que presentes, establecerá los interés aplicados, los importes en caso de mora y otros factores asociados.

Algunos de estos préstamos son mini créditos que se pueden devolver incluso mediante una tarjeta, por transferencia o cancelación en un breve plazo, antes de que se generen intereses.

Para solicitar un crédito online toma en consideración que en los últimos años han proliferado las compañías que ofrecen este tipo de servicios, al igual que los rastreadores, por lo que es recomendable que tengas mucho cuidado al elegir la entidad con la que negociarás.

Al iniciar tu solicitud deberás suministrar datos personales, especificando la cantidad de dinero que necesitas, tu situación laboral y los ingresos netos disponibles de forma mensual, además de detalles asociados con tus gastos, domicilio y más a través de tu correo electrónico.

Por lo tanto, es indispensable que la entidad financiera con la que negocies cuente con una buena reputación dentro del mercado, además de estar respaldada por organismos gubernamentales.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.